Edición de video: Rodrigo Díaz.

¡Na’guará! es una expresión llena de cariño y asombro que suelen decir los larenses.

A mí me recuerda a las canciones de Pio Alvarado, quien nació en Curarigua, el único pueblo de Venezuela que tiene una biblioteca que funciona todos los días y donde se hacen unas de las cabalgatas más bellas desde Curarigua hasta Barbacoa, que tiene un río que posee un matiz de color vinotinto y por ello es llamada la cascada del vino. La cascada se encuentra ubicada en el Parque Nacional Dinira, dentro de la serranía de Barbacoa, donde se encuentra la iglesia San Felipe Apóstol, una de las iglesias mas bellas y antiguas de Venezuela.

Cabalgar es hacer un binomio entre el hombre y el caballo, algo difícil de cumplir en una cabalgata a la que van más de 200 personas tomando el rico cocuy barquisimetano. La meta entonces se transforma en no caerse del caballo en las 3 horas de cabalgata.

Foto: Jorge Díaz

En la ciudad de Barquisimeto nació esta bella y talentosa flor flautista Ruth Pereira, de 28 años de edad, bajo el manto de la Divina Pastora y lo profano del cocuy.

Sus inicios en la música fueron por su madre, Ruth Medina, cirujana general, que se relajaba cantando en el orfeón de la Universidad Lisandro Alvarado, motivando a su hija con cantos venezolanos desde corta edad. También por su padrino, el yaracuyano Bruno Gamarra, cantante oficial de los cumpleaños y saraos de la familia, a quien la pequeña Ruth acompañaba tocando la flauta. Su padre psicólogo, Juan Pedro Pereira, oriundo del estado Falcón, instó a su hija a seguir compitiendo en cuanto concurso de flauta que había.

Ruth perteneció al Sistema de Coros Orquesta del estado Lara. Conversar con ella desde Fránfort y disfrutar de su música es llenar mi alma de su inmensa dulzura y de sus historias por Francia y las bellas ciudades de Alemania.

Historias llenas de un esfuerzo continuo por alcanzar la excelencia; tanto, que ha trabajado de mesera, limpiando las oficinas de arquitectos, al frente de donde queda la Ópera de Fráncfort. Ópera donde ella, al cabo de un tiempo, audicionó y quedó seleccionada para tocar en su orquesta, cumpliendo así parte de sus sueños.

Sin olvidar a Venezuela y los problemas que padece, en sus ratos libres organiza grupos de músicos de varias nacionalidades para hacer conciertos y recaudar dinero para enviar ayuda.  

Actualmente, Ruth Pereira es la nueva Solo- Piccolo (temporal) de la Gürzenich Orchester Köln de Alemania, tras un exhaustivo proceso de selección que involucró a cientos de músicos de todo el mundo y decantó en esta talentosa barquisimetana formada musicalmente entre la ciudad crepuscular y Caracas.

Lara es la tierra de La Divina Pastora. De grandes músicos como Alirio Díaz, Don Pío Alvarado, Pablo Canela, Amado López, Don Juancho Lucena, Manuel Rojas, Carota Ñema y Tajá y Santoral. Ruth Pereira Medina, flautista de la Opera Fráncfort, tiene la protección de La Divina Pastora y del cocuy de Lara.

Vean y disfruten de su historia. Recordemos que con talento y esfuerzos podemos llegar a alcanzar nuestras metas, sin olvidar de donde venimos.

 

Artículos relacionados del autor