• El esgrimista venezolano compartió en sus redes sociales una foto en la que se ve montando bicicleta con una mochila de la compañía Uber Eats, en Polonia | Foto: @rubenoszki

Si un ciudadano pide comida a domicilio en la ciudad de Lodz, Polonia, existe la posibilidad de que su encargo lo reciba en manos del último campeón olímpico que tuvo Venezuela: el esgrimista Rubén Limardo

Debido a la pandemia por covid-19, sumada a la crisis que golpea a Venezuela, el ganador de la medalla de oro en Londres 2012 no solo entrena diariamente para los Juegos de Tokio 2021, sino también se gana la vida repartiendo comida en Polonia.

Limardo compartió este 9 de noviembre, en sus redes sociales, una foto en la que se ve montando bicicleta con una mochila de la compañía Uber Eats. Esta publicación generó asombro para propios y extraños.

“En un año normal, hoy estaríamos hablando de lo que sucedió en Tokio 2020, pero ya ven que no es así. La crisis de mi país, la pandemia y perseguir un sueño, a veces, no es tan buena combinación”, se lee en el pie de imagen.

El esgrimista comenta que se mudó a Polonia en 2001, y desde hace cinco años es padre de familia. En este sentido, revela que, al igual que sus hermanos y muchos de sus compañeros, se vio en la necesidad de buscar otro empleo para generar ingresos y así mantener su hogar.

No he dejado ni un día de entrenar; sin embargo, no podía sentarme a esperar los recursos que debo ganar por mi labor de atleta. Por primera vez, a mis 35 años (de edad), estoy dedicado también a algo que no es solamente el deporte, y que me llena de satisfacción”, detalla.

Limardo hace énfasis en que no goza de privilegios pese a sus logros deportivos y que un campeón como él no se rinde, pues “ajustarse a los cambios es un trabajo para valientes”. 

“Para quienes creen que algunos tenemos ‘privilegios’ por los resultados, déjenme decirles que no es así. Yo, la última medalla de oro olímpica de Venezuela, también salgo a la calle a trabajar todos los días para ir de la mano por los sueños que aún me quedan por cumplir”, sentencia.⁣

Limardo diputado

Foto: AFP

El 6 de diciembre de 2015 probablemente es una de las fechas que, difícilmente, olviden los venezolanos. En las elecciones parlamentarias de ese año, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) solo obtuvo 55 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional, la mayor derrota electoral del chavismo.

Entre esos escaños estaba el de Rubén Limardo, quien fue electo como primer diputado suplente de Héctor Rodríguez —hoy gobernador en su natal estado Miranda—por el estado Bolívar.

En una entrevista concedida a El Diario en septiembre de 2019, Limardo manifestó su rechazo con la política y su relación con el PSUV. De su pensamiento político dijo poco, aunque reconoció que sus padres eran de izquierda. Solo argumentó que su intención es ayudar a quien más lo necesita.

No quiero saber más nada de política. No me gusta. Me siento muy bien como lo he ido manejando últimamente en el deporte. El deporte une a un país. Eso es lo que quiero ahora. Me he ido totalmente de la política y creo que me apresuré muchísimo en ese momento, era un muchacho joven que quizá no sabía lo que estaba haciendo”, afirmó.

En ese entonces, lo más cercano que estuvo con la política desde que fue electo diputado fue cuando criticó la gestión del Ministerio de Juventud y Deportes por el incumplimiento de los recursos con la delegación venezolana que participó en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Siempre he querido trabajar por el deporte del estado Bolívar. Entonces, de alguna u otra manera, fue una oportunidad. Yo dije ‘bueno, arriesgo mi pellejo para que el deporte de Ciudad Bolívar crezca’. Pero creo que eso quedó en palabras, no se hizo nada. Pensé que eso me podía ayudar para dar un salto más adelante y ser un gran dirigente, pero no era el momento para mí”, destacó.

Clasificación a Tokio 2021

Foto: rubenoszki

Rubén Limardo es uno de los atletas venezolanos más importantes de los últimos años. En su currículum, presenta el segundo oro olímpico venezolano en la historia.

En septiembre de 2020 fue exaltado al Salón de la Fama de la esgrima mundial. Además, posee tres oros panamericanos, dos platas en el Mundial de Esgrima, una presea dorada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y otra en los Juegos Bolivarianos.

Venezuela cuenta con 20 boletos asegurados para los próximos Juegos Olímpicos, que fueron reprogramados para 2021 debido a la pandemia por covid-19. Entre esos cupos se encuentra el de Limardo.

A pesar de haberse desempeñado como diputado por el oficialismo, mientras se prepara para su cuarta cita olímpica consecutiva, el esgrimista de 35 años de edad reparte comida en Polonia para mantener a su familia.

Noticias relacionadas