• El caraqueño posee un récord de 5-1 a nivel profesional en la MMA. En una entrevista con El Diario, el gladiador de la empresa Lux Fight League habló sobre sus inicios, su estilo de combate y sus próximos objetivos | Foto: Facebook

Como una persona correcta, centrada, honesta y respetuosa. De esta forma se describe Erik “The King” Silva, el primer venezolano firmado por la empresa Lux Fight League, calificada como la liga de artes marciales mixtas (MMA) más exclusiva de Latinoamérica. Desde hace diez años, el caraqueño reside en Costa Rica.

The King, como es conocido en los octógonos, posee un registro de 5-1 a nivel profesional en la MMA, en el cual, dos victorias son por nocaut técnico, dos por decisión unánime y una por sumisión. Su estilo de combate, considera, es directo y técnico. Le gusta finalizar las peleas y que estas sean vistosas.

Me siento cómodo en cualquier escenario, sea pelea de pies, lucha o en el piso. He trabajado fuerte para sentirme cómodo en cualquiera de esas circunstancias, obviamente, siempre tratando de evolucionar y con respeto hacia mi oponente”, expresa el venezolano en exclusiva para El Diario.

El gladiador de 33 años de edad formó parte de la selección venezolana de kenpo karate, en la modalidad de point fight y cata tradicional, con la que triunfó a nivel nacional e internacional. Asimismo, conquistó el Campeonato Centroamericano de Kick Boxing que se celebró en Honduras en 2016.

Los inicios de The King

Erik Silva nació en Caracas, pero se crió en Guatire, en el estado Miranda. Desde que era un niño de tres años practicó artes marciales, en la rama de kung fu. Su infancia estuvo rodeada de deportistas, recuerda, dado que su padre tenía una academia y le daba clases. “Él vivía y comía allí”, comenta.

Foto: Facebook

Al pasar el tiempo, Erik se interesó en los deportes de contacto, como el boxeo, la lucha grecorromana y el kickboxing. Cuando cumplió 15 años se dedicó al kempo y al karate. En vista de la situación del país se marchó a Costa Rica, donde su padre ya estaba establecido, así que tomó la decisión de dar el salto a la MMA a nivel profesional.

“Migré de Venezuela en el año 2010 o 2011, no recuerdo bien la fecha. La parte económica en el país estaba un poquito difícil; me costaba conseguir trabajo”, relata. “Lo que más extraño de Venezuela son sus playas, su comida; sinceramente no soy muy apegado a los sitios ni a los lugares, siempre estoy abierto a viajar y conocer”, complementa.

El apodo de The King surgió por su esposa. “Creo que fue en mi penúltima pelea que ella me lo puso. Estábamos como en la casa conversando, viendo el combate, y de ahí surgió. De aquí a allá como que ha sido parte de mí; ya me comienzan a llamar por ahí, ya me catalogan como The King”, explica.

Figura de la Lux Fight League

Erick Silva y su padre imparten clases de kenpo karate y de MMA, tanto a nivel profesional como amateur. Asimismo, dirigen el gimnasio Sport Martial Gym. “La administración la lleva mi esposa, porque yo trabajo en horario de empresa. Se me hace muy complicado llevar el gimnasio, dar clases y luego entrenar; pero ahí vamos”, dice.

Foto: Facebook

Es un verdadero honor ser el primer venezolano en firmar con la Lux Fight League, sostiene el caraqueño, puesto que se trata de una de las mejores compañías de la MMA en el mundo.

“Estoy seguro de que detrás de mí habrá otros venezolanos que estarán firmados por esta empresa. Sé que haremos un excelente papel, y que vamos a dejar siempre en alto la bandera de Venezuela en esta liga”, pronostica con entusiasmo.

The King asegura que no se ve desempeñando otro oficio no sea un arte marcial. “Desde que nací estoy en este medio. Muy difícilmente me veo haciendo otra cosa. Yo creo que si volviera a nacer, de aquí a cien vidas, sería un artista marcial. Siempre trato de estar enfocado en mis sueños”, enfatiza.

Por ahora, el único objetivo de Erik Silva es enfocarse en la Liga Lux, con la que tiene un contrato de cuatro peleas para 2021. Sin embargo, no descarta que más adelante dé el salto al circuito más importante de la MMA: el Ultimate Fighting Championship (UFC), donde compite el venezolano Omar Morales.

“Quiero hacer historia y ser campeón en la Lux Fight League, o tratar de hacer un buen papel, de que me consideren uno de los mejores competidores en la liga. Obviamente, un peleador de MMA que no aspira a llegar al UFC creo que está sin rumbo en la vida, así que mi objetivo también es llegar al UFC”, concluye.

Noticias relacionadas