• El anuncio de la apertura de las salas de cine fue sorpresivo, pero no para los exhibidores, que han estado planificando por meses el regreso del público a las grandes pantallas

Luego de diez meses y medio, las salas de cine venezolanas volverán a encender sus proyectores. Lo harán tras el anuncio de Nicolás Maduro sobre la apertura de los espacios de recreación cultural realizado el miércoles 20 de enero de 2021, al tiempo que se revelaba la mayor cantidad de casos de covid-19 de los últimos 100 días. Sin embargo, no será un estreno simultáneo, sino por etapas.

“Se están haciendo todos los esfuerzos. Será un proceso paulatino, pero entusiasta”, aclara Abdel Güerere, presidente de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP) para El Diario. Aunque buena parte de los protocolos de seguridad ya están instalados, aún falta saber cuál ha sido la decisión del Ministerio de Cultura, que ha aprobado el manual de bioseguridad para las salas, pero aún no lo ha divulgado.

Por su parte, la cadena más grande de cines de Venezuela, Cines Unidos, estima que podrá abrir casi la mitad de sus complejos rápidamente. La clave para este retorno expedito está en la apertura que hicieron de sus concesiones el pasado mes de diciembre.

Tenemos actualmente seis cines con las caramelerías abiertas y con gerentes operando esos espacios. Esperábamos expandir la operación a tres complejos más el próximo lunes 25. Con esa experiencia, te puedo decir que tenemos unos 10 o 12 cines que rápidamente podemos poner en operación, pero sólo algunas salas, de manera que nos permita calentar motores”, explica Alberto Carrasquero, vicepresidente de operaciones y mercadeo de Cines Unidos.
Foto cortesía

¿Por qué los cines están listos?

“Hemos estado en un proceso de hibernación activa, de planificación continua para el regreso”, apunta Güerere. El sector no ha estado abierto al público, pero ya habían marcado posibles fechas desde hace meses. La primera fue julio de 2020, luego octubre. Se sorprendieron al no ser incluidos en la flexibilización amplia del mes de diciembre. Ahora, a una semana del cierre de enero, les toca su turno. Y están listos.

“Visitamos las salas cada 15 días y le hacemos mantenimiento a los equipos, además de una limpieza general de los espacios”, puntualiza Carrasquero, vicepresidente de operaciones y mercadeo de Cines Unidos. La cadena más grande del país utilizó el tiempo de la pandemia para, además, renovar sus permisos de operabilidad.

Y, desde octubre, el sector está en campaña. Con “#Quieroiralcine” han insistido en la necesidad de la apertura de las pantallas de los 64 complejos del país, 63 de ellos ubicados en centros comerciales que reciben público desde el 15 de junio. La experiencia unificó al sector, en palabras de Güerere: “Fue un esfuerzo bonito, de integración, en busca de un fin razonable, plausible”.

¿Estaremos seguros en el cine?

Los protocolos de bioseguridad son el foco del trabajo de Cines Unidos, señala Alberto Carrasquero. “Diseñamos una plantilla especial para asegurar que no tengas gente ni adelante ni atrás, y que lateralmente se cumpla el distanciamiento. Asimismo, en las caramelerías tendremos colas lineales, con cajas de por medio para garantizar la distancia”.

La limpieza de los espacios y los horarios restringidos de los centros comerciales permitirán solo dos funciones diarias entre semana y tres los fines de semanas. Cines Unidos ha añadido un procedimiento de limpieza butaca por butaca que ampliará el descanso entre funciones de 25 a unos 45 minutos.

Güerere hace hincapié en, quizás, el tema más sensible: la ventilación. “Se hará una limpieza profunda a los equipos de aire acondicionado y a los periféricos. Además, las puertas de las salas se mantendrán semiabiertas para que exista flujo de aire cruzado. Una de las ventajas que tenemos en las salas es la altura de los techos, que ayudan a la circulación del flujo de aire”.

Foto cortesía

Además, explica el presidente de la AVEP que “no solo es el tema de los espacios cerrados. En el cine todos están sentados, con la mascarilla puesta, viendo a una pantalla. No hay actividad física”. No obstante, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) ha colocado a los cines como una actividad de alto riesgo, similar a comer en un restaurante a puerta cerrada.

¿Qué vamos a ver? ¿Cuánto va a costar?

La oferta de la cartelera de regreso de los cines va a ser limitada en un principio, señala Carrasquero. Cintas que se quedaron por estrenar en marzo, como Los Nuevos Mutantes o Bloodshot estarán disponibles mientras se conversa con los distribuidores la llegada de títulos como Tenet, de Christopher Nolan, o Wonder Woman 1984, de Patty Jenkins.

Sin embargo, a partir de febrero, vamos a estar a la par con estrenos programados en todos los territorios. No vamos a tener la frecuencia de estrenos prepandemia, pero la cartelera va a estar rotando continuamente”, dijo el vicepresidente de operaciones y mercadeo de Cines Unidos.

Sobre los precios, Carrasquero enfatizó que Cines Unidos continuará con una estrategia de segmentación en sus distintos complejos y con promociones como “los lunes populares” y “los jueves de 2×1”. “Va a seguir siendo la experiencia de entretenimiento más barata para el pueblo venezolano”, aunque argumentaron que el costo final de los boletos aún se encuentra en estudio.

Abdel Güerere explicó que el precio será establecido “tomando en cuenta y comprendiendo la situación del país, que sea atractivo para el público y que, al mismo tiempo, permita la sustentabilidad de las salas de cine”.

Además, el presidente de AVEP aclaró que los precios en la capital no son comparables con los de las cadenas que operan en el interior. “La visión caraqueña del país es un error. Los cines del interior brindan experiencias muy buenas a su público y no tienen los mismos precios de Caracas, por tanto, hablar de un promedio de costos tomando en cuenta solo los operadores de Caracas (Cinex y Cines Unidos) es un error”.

Aunque no hay fecha en piedra, tanto Carrasquero como Güerere se mostraron emocionados por el regreso del público a las salas. “La experiencia del cine es una experiencia social. Vamos a garantizar el cumplimiento de todas las medidas de bioseguridad para brindarle al público el mejor entretenimiento posible”, concluyó Güerere.

Noticias relacionadas