• El régimen de Nicolás Maduro había anunciado el martes 9 de febrero el arribo de 100.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus

Luz verde para la vacunación contra el covid-19 en Venezuela. Este sábado 13 de febrero arribó a la rampa cuatro del Aeropuerto Internacional de Maiquetía un avión de Conviasa con el primer cargamento de la vacuna rusa Sputnik-V.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen, confirmó que son 100.000 dosis, tal como había asegurado Nicolás Maduro el pasado martes 9 de febrero. Agradeció en nombre de Maduro al presidente ruso Vladimir Putin por el envío de las dosis. Según la representante socialista, se trata de la solidaridad entre los pueblos.

Foto cortesía

En su alocución, Rodríguez poco hizo referencia a cómo será el proceso de vacunación. Se enfocó en las supuestas agresiones que recibe Venezuela por parte de Estados Unidos y citó el informe de la Relatora de la ONU, Alona Douhan, en el que responsabilizó a las sanciones de la crisis venezolana y restó peso a las políticas del régimen chavista.

Foto cortesía

La vicepresidenta del régimen recordó que Venezuela fue el primer país en recibir la vacuna rusa en su fase de ensayo.

La vacunación con la Sputnik-V

A pesar del escueto discurso de Rodríguez, de acuerdo con Maduro, el primer lote estará destinado a inmunizar a los médicos y personal del sector Salud. Igualmente, tendrán prioridad los docentes para un eventual regreso a las clases presenciales y los militantes del partido oficialista Movimiento Somos Venezuela, quienes harán jornadas casa por casa para “buscar a las víctimas del bloqueo y las sanciones”.

Foto cortesía

De momento, el único funcionario vacunado es el hijo de Nicolás Maduro, Nicolás Maduro Guerra. Lo hizo el pasado 12 de diciembre de 2020, entre los voluntarios de la fase de ensayo.

La eficacia de la Sputnik-V

Aunque en un principio eran muchas las dudas en torno a la vacuna rusa debido al hermetismo del gobierno rudo, un análisis provisional de los datos del ensayo en fase III de la Sputnik-V sugiere que un régimen de dos dosis ofrece una eficacia del 91,6% contra la enfermedad sintomática; una protección que en mayores de 60 años de edad es muy parecida y se eleva al 91,8%.

Los resultados preliminares, publicados en The Lancet, se basan en el análisis de los datos de casi 20.000 participantes, de los cuales tres cuartas partes recibieron la vacuna y una cuarta parte un placebo.

El ensayo incluyó a 2.144 participantes mayores de 60 años de edad y la eficacia de la vacuna fue del 91,8% en este grupo: la vacuna fue bien tolerada y los datos de seguridad de 1.369 de estos adultos mayores revelaron que los efectos adversos más comunes fueron los síntomas gripales y la reacción local, reseñó EFE.

La vacuna rusa en la región

Entre los demás países que firmaron con Moscú la compra de dosis de la vacuna en América Latina están Argentina, Brasil y Venezuela. 

En Argentina, el pasado martes inició el operativo de vacunación de la Sputnik V de manera simultánea en todo el país. El gobierno argentino estima aplicar las primeras 300.000 dosis en una primera etapa que estará destinada exclusivamente al personal de salud. Distintos funcionarios, entre ellos el presidente Alberto Fernández, recibieron las dosis.

¿Llegarán más vacunas a Venezuela?

Venezuela tiene reservado al menos 1,4 millones de vacunas a través del sistema internacional Covax, que deben llegar a finales de febrero. Así lo informó Paolo Balladelli, jefe de la misión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el país.

Sin embargo, se desconoce si el país podrá adquirirlas. De acuerdo con Balladelli, el pago del lote debía hacerse antes del 9 de febrero.

Luego del anuncio del jefe de la misión de la OPS, el comisionado para la Organización de las Naciones Unidas designado por Juan Guaidó, Miguel Pizarro, señaló que la Asamblea Nacional (AN) y el gobierno interino reiteran su disposición para que Venezuela forme parte del mecanismo Covax.

No obstante, el régimen de Maduro se habría negado a llegar a un acuerdo para adquirirlas debido a que la condición era que el proceso de vacunación quede a cargo de la OPS. Este sábado, cuando llegó el primer lote de la Sputnik-V, Delcy Rodríguez aseguró que “Venezuela ha sido chantajeada para usar los recursos”.

Noticias relacionadas