• Centros de salud en Caracas y otros estados del país se encuentran al límite de su capacidad debido a la cantidad de pacientes con covid-19 internados. El equipo de El Diario conversó con Mauro Zambrano, dirigente Sindical de Hospitales y Clínicas de Caracas y coordinador general de Monitor Salud, sobre esta problemática

El covid-19 llegó hace un año a los abandonados hospitales venezolanos. Dejando un historial de muertes y acentuando la crisis sanitaria del país hasta casi el colapso. Luego de cumplirse el primer aniversario de la implementación de la cuarentena, las camas en los centros de salud son insuficientes, las unidades de cuidados intensivos están al máximo de su capacidad y el déficit de personal sanitario cada vez es mayor. 

En Caracas existen siete hospitales “centinelas” designados por el régimen de Nicolás Maduro para atender a pacientes que ingresen con covid-19. El hospital Pérez Carreño, el hospital  Clínico Universitario, el hospital Vargas, el Algodonal, el JM de los Ríos, el hospital de Coche y el hospital de Lídice. De estos centros de salud, Lídice y el Pérez Carreño están al máximo de su capacidad, así lo informó la ONG Monitor de Salud. 

Para el 15 de marzo, en el hospital de Lídice hay 14 camas y 19 personas con el virus. Mientras que en hospital Perez Carreño hay 56 pacientes con coronavirus cuando su capacidad instalada es de 36 personas. 

Mauro Zambrano, dirigente Sindical de Hospitales y Clínicas de Caracas y coordinador general de Monitor Salud, señaló para  El Diario que actualmente existen al menos 270 pacientes hospitalizados por covid-19 en Caracas. Las unidades de terapia intensiva en la capital están al 95% de su capacidad. Zambrano señala que este colapso se debe a una serie de factores que han disminuido la posibilidad de los hospitales para brindar una atención adecuada y oportuna a los pacientes. 

Hay un incremento muy fuerte. Nosotros ya teníamos una crisis hospitalaria y este incremento de casos de covid no lo esperábamos. Se han tomado muchas medidas pero es necesario destacar que también han sido un poco erradas. No se acataron las recomendaciones de las personas que realmente saben del tema y eso lo estamos pagando los ciudadanos y los trabajadores” Mauro Zambrano, dirigente sindical

Hospitalización masiva

El domingo 14 de marzo Nicolás Maduro pidió hospitalizar el 100% de los casos de covid-19 que se detecten en el país. «Se los digo a los Centro Diagnóstico Integral (CDI), hospitales centinela, hoteles hospitalarios, Poliedro de Caracas (…)», reiteró este martes 16 de marzo en un pronunciamiento televisado

Cadena de carencias 

Uno de los factores que influyen en el colapso operativo en los hospitales es el déficit del personal de salud. Esto se debe a que las condiciones laborales, salariales y de bioseguridad son críticas en los centros de salud venezolanos. 

Desde hace varios años el personal sanitario ha denunciado la crisis de los hospitales en el país. Uno de sus exigencias es un aumento de salario para todos los trabajadores de la salud. Zambrano precisó que el salario mínimo del personal hospitalario es de 3.500.000 bolívares lo equivalente a 1,9 dólares. Esto según la tasa de referencia del Banco Central de Venezuela (BCV). 

Debido a este salario, los trabajadores de la salud han renunciado a los hospitales lo que ha acentuado el déficit de personal para atender a los pacientes con covid-19 y otras enfermedades. 

“Hay un déficit muy grande de personal en los hospitales. La primera razón es porque se ha ido mucha gente. No es porque el trabajador no quiera, es porque no puede seguir laborando. Se hace muy cuesta arriba mantenerse en los puestos de trabajo”, comenta Zambrano. A juicio del dirigente sindical, la falta de aumento de salario para los trabajadores de la salud es una “política de Estado”, que deriva en despidos indirectos. 

 Además del bajo salario, los trabajadores de la salud, que están en primera línea ante la pandemia del covid-19, no cuentan con equipos de bioseguridad adecuados para protegerse del virus. Lo que supone un riesgo para el personal que tratan directamente con pacientes contagiados. 

Colapso de hospitales
Crédito: CRISTIAN HERNANDEZ/AFP/Getty Images

El Monitor de Salud señala que al menos 50% de los trabajadores del sector salud no cuentan con tapabocas. Además, solo les proveen de un par de guantes para sus guardias. “Si no se toman medidas en cuanto a la bioseguridad va a haber más mortalidad de los trabajadores. Hay muchos pacientes con covid-19 dentro de los centros de salud y no se cuenta con la protección adecuada. Ahí está siempre el trabajador cumpliendo con su labor, pero obviamente corriendo peligro y su familia también”, comenta el dirigente sindical. 

Los trabajadores y sindicatos han denunciado que las condiciones en los hospitales no son adecuadas para hacer frente a la pandemia. Muchos de estos centros de salud no cuentan con servicio de agua o un protocolo adecuado de limpieza. 50% de los hospitales consultados por el Monitor de Salud no cuentan con artículos de limpieza.

La falta de equipos e insumos médicos es otro factor que contribuye al colapso de la capacidad operativa de los hospitales. Desde jeringas, gasas y tomógrafos son algunos de los elementos que escasean en los centros de salud. 

Zambrano precisó que en Caracas solo están operativos dos tomógrafos en hospitales públicos. Estos equipos están ubicados en el Hospital Universitario y el Hospital de Coche. Señala que los costos para realizar una tomografía en una clínica privada son muy elevados. Este estudio supera los 100 dólares.

“Un paciente llega a un hospital y no puede ser atendido rápidamente porque todas las camas están ocupadas o la mayoría de ellas. Tendrían que habilitar servicios para atender a los pacientes con covid-19 que lleguen. Para abrir más servicios en los hospitales es necesario tener más personal, una alimentación adecuada, entre otros elementos. El familiar de un paciente internado por coronavirus tiene que costear todo porque el hospital no le da la alimentación adecuada y también tendría que comprar algunos remedios del tratamiento”, afirma. 

Vacunación 

El 9 de febrero, el régimen de Nicolás Maduro anunció la llegada de 100.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik- V y el 2 de marzo arribó al país 500.000 dosis de la vacuna china Sinopharm. 

El líder socialista aseguró que el sector salud sería uno de los primeros en vacunarse. Sin embargo, Zambrano cuestiona que no existe un plan de vacunación claro que brinde seguridad a la población y también al personal de salud. Señala que la vacuna se ha aplicado en hospitales centinelas pero no a todo el personal. Lo que a su juicio, refleja una improvisación importante por parte del Estado y una falta de planificación. 

“Nadie sabe cuando va a ser vacunado y es algo necesario para generar tranquilidad. Aquí crean expectativas muy grandes y al final no las cumplen. No hay políticas de salud que conlleven a una solución para lograr que estas políticas avancen. Hay que buscar acuerdos necesarios para el tema del salario y la vacuna porque quienes están sufriendo son los trabajadores”, comenta. 

Inmunización del personal de las clínicas

Las clínicas privadas también están contempladas dentro de las jornadas de vacunación para su personal de salud. Sin embargo, deben pasar por un proceso de selección de trabajadores priorizados que se encuentran en primera línea.

El Centro Médico Docente La Trinidad realizó la primera jornada de vacunación con la vacuna Sputnik-V de 290 trabajadores dentro de las instalaciones del hospital Domingo Luciani, así lo informó Herman Scholtz, presidente de la Junta Directiva, para El Diario.

Otros centros de salud como la Clínica El Ávila esperan la aprobación por parte del Ministerio de Salud de la lista de trabajadores para la inmunización.

Para el 8 de marzo, la vacuna Sputnik- V había llegado a 20 de 65 centros de salud consultados por la ONG. Debido al repunte de casos de covid-19 y la detección de los primeros casos de la variante del virus proveniente de Brasil, Monitor Salud, sindicatos y trabajadores exigen un plan de inmunización para todo el personal sanitario. 

La crisis hospitalaria que actualmente enfrenta el país se auguraba hace un año con los primeros anuncios de casos de covid-19. El personal hospitalario manifestó no tener las condiciones adecuadas para enfrentar la pandemia. Sin embargo, dentro de las paredes de los hospitales los esfuerzos se triplican para atender, en la medida de lo posible, a las víctimas de la pandemia. 

Noticias relacionadas