• Los fraudes digitales bajo los seudónimos de María, Ana, Juan o Pedro continúan ocurriendo en el país 

“Hola es María y quería decirte que tengo cupos para vacunarse. Tengo pocos disponibles”, este es el nuevo modelo de mensaje que le ha llegado a venezolanos que han denunciado intentos de estafa recientemente. 

Hasta la fecha solo han llegado 750.000 dosis de vacunas contra el covid-19 a Venezuela. De estas, 250.000 son Sputnik V (Rusia) y 500.000 de Sinopharm (China). Esto solo alcanza para inmunizar a 375.000 personas.

Estos textos llegan usualmente por WhatsApp y el presunto vendedor alega haber cambiado de número de teléfono. Luego envía otro mensaje en el que señala que indicará las instrucciones de pago y la dirección a quien esté interesado en ponerse la vacuna contra el covid-19. 

Este intento de fraude es similar a los que se registran desde el año pasado. En las redes sociales los usuarios han denunciado a personas que se identifican como María, Ana, Juan o Pedro. 

Los interlocutores ofrecen la venta de dólares por Zelle o efectivo (mandan fotos de los billetes) y solicitan transferencias por adelantado a cuentas bancarias venezolanas que no coinciden con sus nombres ficticios. 

Para hacer la venta de divisas más atractiva, el vendedor ofrece los dólares a una tasa más baja que el promedio del día. 

Vacunas en Venezuela

Hasta la fecha, el régimen de Niclás Maduro se encarga de la distribución y asignación de vacunas contra el covid-19 en el país.

Pese a que Fedecámaras ha hecho propuestas para adquirir vacunas e inmunizar a sus afiliados, estos planteamientos aún no son aprobados.

No existe ningún particular o entidad privada autorizados para la venta y vacunación con estas fórmulas.

Usurpación de identidad para intentos de estafas

Otra modalidad de fraude común en estas redes es la suplantación de identidad. Los delincuentes sustraen datos de otras personas de sus redes sociales y utilizan estos elementos para engañar a familiares o amigos de la víctima. 

Lucía Ortega* recibió el pasado 19 de noviembre de 2020 un mensaje en su WhatsApp que decía “Hola, amiga, soy Ernesto este es mi nuevo número”. En la descripción del contacto aparecía el nombre de quien fue su vecino por varios años, además de una foto con el hijo mayor del hmbre. 

El supuesto amigo le escribió que necesitaba de su ayuda para vender dólares. Ernesto fue víctima de robo en 2019 y casi inmediatamente sus contactos fueron sustraídos de su celular. En ese momento, los delincuentes también intentaron hacer estafas con los datos de esa persona. 

El procedimiento del intento de estafa es el mismo al anterior: la persona responde preguntas con frases sencillas, sin dar detalles mayores. Ofrece divisas a un cambio menor al establecido ese día. Además el vendedor no atiende llamadas telefónicas, solo envía mensajes y alega que está en la calle y no puede atender. Una vez que el estafador es confrontado, bloquea a la víctima. 

¿Cómo proceder ante intentos de estafa?

Javier Mayorca, periodista especializado en criminología, resaltó en una entrevista previa para El Diario la importancia de denunciar estos hechos ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), ya que esto deja constancia de que el hecho ocurrió.

“La denuncia es la única constancia que te permite posteriormente reclamar si no se ha hecho nada. La denuncia activa los procesos por parte de los cuerpos de investigación, en este caso el Cicpc. De hecho, para los policías si no hay denuncia es como si el delito no existiera”, explicó Mayorca.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) tiene a disposición distintos canales para realizar estas denuncias desde casa. 

Las cuentas @DouglasRicoVzla y @InforáticosCicpc en Instagram reciben las denuncias de estafas digitales por mensaje directo. También está activo el número 0424-279.06.19 para recibir reportes a través de WhatsApp.

Mayorca destacó que WhatsApp es el sistema de mensajería más utilizado por los estafadores debido a que es el que más usuarios tiene. “Los estafadores saben que tienen un mercado potencial de víctimas con WhatsApp mucho mayor”, añade. 

El periodista explicó que existe un método para evitar que las cuentas de redes sociales sean clonadas por estafadores, se trata de la verificación en dos pasos. Señala que es un método que inició para ofrecer seguridad a cuentas de Google y que se extendió rápidamente a cuentas de compras por Internet, redes sociales y mensajerías.

Verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos es una medida de seguridad con la que se dificulta que alguien sin autorización acceda a la cuenta personal de un servicio o plataforma que cuente con esta función.

Con esta verificación además de utilizar la contraseña será necesario facilitar otro código único para concluir el acceso el cual puede ser enviado al teléfono móvil del usuario por medio de un SMS o a través de aplicaciones para smartphones, llamadas telefónicas o una llave de seguridad.

Es fundamental estar alerta a este tipo de mensajes en las redes sociales e insistir en la denuncia pública y ante los organismos competentes para frenar estas actividades delictivas. 

Noticias relacionadas