• El semanario de Mediosur ha beneficiado alrededor de 4.000 personas en solo seis meses de su distribución por las zonas más desasistidas de la entidad

En Los Puertos de Altagracia, estado Zulia, el acceso a la información tiene años siendo limitado. MedioSur es consciente de ello. Por eso cuando iniciaron con el proyecto de un semanario dirigido a zonas recónditas, incluyeron entre los beneficiarios a los habitantes de esta comunidad.

En este poblado zuliano –como en otros de la entidad– el costo de la canasta básica, las cifras de feminicidios o las de la inflación del último mes, son noticias desconocidas por muchos de los ciudadanos, al menos así era hasta que los ejemplares de El Pregonerito comenzaron a cruzar el Lago de Maracaibo de la mano de un grupo de jóvenes periodistas, para quienes su único objetivo es brindar información a las personas que hoy no tienen garantizado este derecho. 

Foto: Cortesía

El Pregonerito es un semanario de Mediosur, un portal zuliano que inició sus actividades en 2017 de la mano de su fundador: Francisco Rincón. 

Foto: Cortesía

“Los primeros pasos fueron con un blog y en Twitter. Ahí publicamos algunos trabajos propios y reportajes de actividades que cubrimos en la ciudad (Maracaibo). Todo era muy incipiente e improvisado. Al principio nos llamamos Acontraluz y pasamos a Mediosur unos meses después porque llegaron otras ideas, enfoques y pensamos/soñamos con un proyecto latinoamericano. Es bien complejo, pero tratamos de hacer cosas para que pasen cosas”, comenta Rincón en entrevista para El Diario.

Cuatro páginas que combaten la censura

El caso de Los Puertos de Altagracia se repite en otras zonas como en San Francisco, La Cañada de Urdaneta, Santa Rita, Cabimas, Lagunillas o Machiques de Perijá. La mayoría de un estado sin acceso oportuno a la información, una situación causada por la censura, pero que se agudizó por la falta de conexión a Internet y los constantes cortes de luz. 

Foto: Cortesía

A finales de 2020, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) publicó un boletín donde registró la desaparición de la prensa escrita en la entidad, así como bloqueos de acceso a páginas web, fallas en los servicios de telecomunicaciones, detenciones de periodistas y robos a instalaciones de medios de comunicación.

Foto: Cortesía

Estos indicadores, así como un estudio previo de Mediosur sobre la situación en las principales comunidades zulianas, influyeron en la decisión de crear el semanario, el cual inicialmente contaba con dos páginas de información seleccionada de portales nacionales.

En la actualidad, El Pregonerito contiene cuatro páginas, lo que se traduce en mucha más información. Incluye reportajes de investigación de ArmandoInfo, y también noticias de otros medios nacionales como: El Diario, El Pitazo, Efecto Cocuyo, Crónica Uno.

“Tratamos de incluir temas diversos, pero los que más nos gustan son los relacionados con el medio ambiente, la contaminación, los derechos humanos, los derechos de las mujeres, la ciencia, la corrupción y los servicios públicos”, dice Francisco. 

Llegar a zonas donde hace tiempo no hay un periódico

Aún y cuando tiene menos de un año circulando, El Pregonerito ha llegado a buena parte de las comunidades más desasistidas del Zulia, como Lagunillas, Machiques de Perijá y Rosario de Perijá. 

Para definir en qué sitios hacen las entregas, el equipo de Mediosur evalúa una serie de factores antes de tomar la decisión. “El primer requisito para decidir en cuál comunidad o sector vamos a entregarlo es que ahí el acceso a la información sea limitado o nulo; preferimos entregarlo en comunidades o sectores vulnerables donde muchos vecinos no tienen teléfono o no pueden pagar una renta o los datos; dónde vivan o estén adultos mayores, mujeres y embarazas; y donde hayan vendedores informales y personas indígenas. Esos son “requisitos” indispensables, porque hay muchísimas necesidades y la idea es que la información sea útil y esté a su alcance; detalla Rincón. 

El Pregonerito en números

4.000

zulianos se han beneficiado con esta iniciativa

1.500

ejemplares repartidos de forma gratuita hasta el mes de marzo

7

meses de fundado tiene el semanario

Imprimen entre 100 y 200 ejemplares por edición. Francisco asegura que su sueño es lograr distribuir una mayor cantidad semanalmente, para que así más personas reciban la información. 

En su visita a las comunidades zulianas el equipo se ha topado con la grata sorpresa de que el semanario es bien recibido por la mayoría de los habitantes. De acuerdo con su fundador Francisco, las personas se asombran alegando que “hace mucho no había un periódico en la zona”. 

“Algunas personas preguntan ¿qué es esto? ¿para qué es esto? Otras agradecen, se sorprenden con lo que leen y comentan la información. Otros preguntan que si es de Maduro o Guaidó. Otras personas nos piden que nos cuidemos mucho y bendicen. Casi siempre comentan cosas como: ‘Qué de tiempo que no veía un periódico’. Normalmente hay asombro e incredulidad”, afirma.

Reflejo del incremento de la censura en Venezuela 

Iniciativas como la de El Pregonerito reflejan varias realidades: la resiliencia de la prensa venezolana que no se rinde ante los obstáculos y también muestra que la censura a los medios de comunicación se ha agudizado en el país.

Foto: Cortesía

En los últimos 20 años, al menos 600 medios de comunicación han tenido que cesar sus actividades. En el caso de la prensa, solo hasta 2013 un total de 68 diarios (entre nacionales y regionales) salieron de circulación.

La situación de los medios se agravó con la cuarentena impuesta por el covid-19. La ONG Espacio Público contabilizó 321 casos de violaciones a la libertad de prensa en los primeros 10 meses del confinamiento. 

El 41% de los casos registrados en 2020 fueron intimidaciones, el 22% casos de censura, el 12% amenazas, 11% hostigamientos judiciales, un 7% restricciones administrativas, el 4% hostigamientos verbales y un 3% agresiones.

Foto: Cortesía

Durante este 2021 los ataques a la prensa van en ascenso. En enero se reportaron 30, en febrero 38, mientras en marzo la cifra subió a 47. 

Este sombrío panorama lo conocen periodistas emprendedores como Francisco Rincón y su equipo en Mediosur, por ello entre sus planes a futuro está el de expandir el semanario a otras comunidades de Venezuela donde el acceso a la información también es difícil. No obstante, primero quiere llegar de forma permanente a todas las zonas del Zulia. 

Foto: Cortesía

Francisco cree que la libertad de expresión y el acceso a la información deben ser derechos tangibles, no solo para un reducido grupo de personas. Su trabajo con El Pregonerito, afirma, debe ser en pro de lograr estos objetivos. 

“Nuestra principal labor debe ser en la calle, en las comunidades, donde la ciudadanía está más necesitada que nunca. Con rigurosidad, responsabilidad, honestidad, diversidad, respeto e independencia”, concluye. 

Noticias relacionadas