• El director de la ONG Fundaredes, Javier Tarazona, publicó una foto en la que se ve a los soldados capturados hace más de un mes por el Frente Décimo en buen estado de salud, en un avión con rumbo a Caracas

Los ocho militares venezolanos secuestrados por el Frente Décimo Martín Villa fueron liberados tras más de un mes en cautiverio. El anuncio fue realizado la noche de este lunes 31 de mayo de 2021 por la ONG Fundaredes.

A través de sus redes sociales, el director de la organización, Javier Tarazona, indicó que los funcionarios recibieron un examen médico y están en un vuelo hacia Caracas. No precisó los detalles de la liberación ni del organismo encargado de su rescate y posterior traslado a la capital.

La información que hemos tenido es que algunos de ellos se han comunicado con sus familiares directos y están en este momento en examenes médicos en la ciudad de Caracas», informó.

Tarazona publicó luego una fotografía en la que se ve al grupo de militares dentro de un avión, sonrientes y en un aparente buen estado de salud. También confirmó la lista con los nombres de los liberados:

1. Teniente coronel Jhan Carlo Bemon
2. Primer teniente Jonny Jaguay
3. Teniente de fragata Álvaro Junior Flórez Berroterán
4. Sargento mayor de tercera José Antonio Ramos Dávila
5. Sargento mayor de tercera Paul Hernández
6. Sargento primero Luis José Cova Barrios
7. Sargento primero José Emilio Torres Pérez
8. Sargento segundo Estiben José Aular

Hasta el momento no hay un pronunciamiento por parte de ningún vocero del régimen de Nicolás Maduro o la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Captura y negociación

Los ocho efectivos venezolanos fueron capturados el 23 de abril de 2021 por el grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El hecho ocurrió en el sector La Capilla del estado Apure, cerca de la frontera colombo-venezolana, donde desde hace dos meses se libran fuertes enfrentamientos entre el Frente Décimo y los cuerpos de seguridad nacionales.

El secuestro ocurrió luego de un despliegue fallido en un área rural, a la que cerca de 36 miembros de las fuerzas especiales del Ejército y la Armada llegaron en helicóptero. Al aterrizar fueron emboscados por los guerrilleros. El combate dejó 12 soldados muertos, ocho heridos y 11 desaparecidos, de acuerdo a información de Fundaredes. Entre ese grupo de desaparecidos, posteriormente las FARC reconoció la captura de los ocho oficiales, a quienes consideraron «prisioneros de guerra».

Aunque las FARC confirmaron el secuestro con un comunicado el 8 de mayo, el alto mando de la FANB tardó 20 días en emitir un pronunciamiento sobre el estado de sus soldados.

En su comunicado, el Frente Décimo solicitó a la Cruz Roja su mediación para la entrega de los prisioneros ante las autoridades del régimen de Maduro. El grupo armado publicó un video el 16 de mayo en el que los venezolanos piden al diputado Diosdado Cabello agilizar las gestiones.

Cese al fuego

La liberación de los ocho militares coincidió con los rumores de una presunta retirada de las FANB de la zona fronteriza de Apure. De acuerdo con la periodista Sebastiana Barráez, la mayoría de los vehículos y personal militar se replegó, mientras se levantaron las alcabalas en la vía entre La Victoria y La Soledad. En Guasdualito, apenas se mantienen dos de los siete puestos.

Indicó que desde hace días se ha visto a los guerrilleros del Frente Décimo celebrando en las calles de poblaciones como El Ripial, La Victoria, Santa Rosa y La Capilla.

Tarazona también informó que el 30 de mayo hubo un cese de hostilidades entre las FARC y los cuerpos de seguridad venezolanos. Agregó que en La Victoria las tropas se hallaban acuarteladas producto de un posible armisticio. «La retirada militar de algunas zonas parece indicar el inicio de la liberación de militares prisioneros de guerra», escribió.

Todavía desaparecidos

Aunque celebró la liberación de los ocho funcionarios, Tarazona aseguró que aún hay dos sargentos desaparecidos desde el operativo fallido en La Capilla. Denunció que luego de 40 días sigue sin saberse nada de su paradero, mientras desde la FANB reina el silencio.

Se trata del sargento primero Abraham de Jesús Belisario Bastidas y el sargento mayor de tercera Danny Vásquez. Fundaredes reportó que los allegados de los militares no han recibido ni una sola información sobre su estado por parte de los oficiales encargados del operativo. «Sus familias viven la angustia, la desesperanza, por no tener una razón ni una respuesta de parte del Estado venezolano», dijo Tarazona.

Petra Hernández y Ámbar Bastidas, madres de los desaparecidos, publicaron dos videos en los que, entre lágrimas, pidieron al alto mando de la FANB saber qué ocurrió con ellos.

Noticias relacionadas