• El informe presentado por Codhez destacó que la precarización de las condiciones de vida de los zulianos se agudiza con los diversos obstáculos para el acceso y la disponibilidad de alimentos. Foto: Getty Images

La crisis política y socioeconómica que atraviesa Venezuela ha repercutido con fuerza en el estado Zulia, una de las entidades más golpeadas por la emergencia humanitaria compleja, de acuerdo con la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez).

El reciente informe de la comisión sobre la Seguridad Alimentaria en el Zulia en el mes de marzo de 2021 reveló que 6 de cada 10 hogares (61,6%) declaró haber comido una vez o dejado de comer en todo el día, entre una y cuatro veces a la semana.

El documento especifica que los municipios Mara (37,5%) y Lagunillas (32,5%) presentaron el mayor índice de frecuencia (cuatro veces a la semana) y número de familias que han comido una vez o han dejado de comer en todo el día. Por el contrario, los municipios Maracaibo (38,7%) y Cabimas (37,3%) registran índices más altos en el número de familias que nunca han incurrido en este comportamiento.

Foto: cortesía.

Agudización de la crisis humanitaria

“La precarización de las condiciones de vida de los zulianos se agudiza con los diversos obstáculos para el acceso y la disponibilidad de alimentos sanos y nutritivos”, destacó el estudio.

Entre los factores que contribuyen a la inseguridad alimentaria se encuentra la deficiente prestación de servicios públicos básicos y la desvalorización del empleo como fuente real de ingresos. Así como la ausencia de puestos de trabajo formales, el alto costo de la vida, la improvisación gubernamental con políticas coyunturales e insostenibles, entre otros. 

El informe evidencia los obstáculos para la comercialización y distribución de alimentos que se ha agravado a medida que se empeora el acceso al combustible. También muestra la adaptación de severas estrategias de sobrevivencia en los hogares zulianos.  

Situación comunitaria

Juan Berríos Ortigoza, doctor en Derecho y profesor asociado de la Universidad del Zulia, detalló que el estudio se realizó de forma presencial en 1.200 hogares zulianos. De los cuales 600 corresponden a Maracaibo, 250 a San Francisco, 150 a Cabimas, 120 a Mara y 80 a Lagunillas.

“Se trata de un estudio que comprende no solo aspectos específicos de la seguridad alimentaria. Sino que también revisa aspectos de tipo socioeconómicos relativos al ingreso familiar, a los gastos en alimentos y a la apreciación que se tiene sobre la situación comunitaria y familiar respecto al futuro”, especificó este 23 de junio, durante la presentación del informe de Codhez.

Precisó que la encuesta arrojó que 9 de cada 10 personas entrevistadas (89,4%) tienen una percepción negativa sobre la situación de su comunidad, calificándola de mala o muy mala. 

El informe subraya que la pésima situación que padece la región está configurada, Sobre todo, por la grave crisis de los servicios públicos como la energía eléctrica, del agua potable, el gas doméstico, el suministro de gasolina y el transporte público.

Foto: Informe de Codhez.

Asimismo, 9 de cada 10 personas entrevistadas piensa que su situación económica actual es igual de mala o peor que en los tres meses anteriores (91,2%).

Impacto de la cuarentena

Desde el inicio de la cuarentena en el país, en el Zulia se han aplicado diversas medidas de restricción que han empeorado las condiciones de vida de sus habitantes, de acuerdo con Codhez.

“El impacto negativo de la pandemia se vio traducido en aspectos relativos a la economía familiar, Muchas familias tuvieron dificultades para trabajar y mantener unos ingresos suficientes para cubrir las necesidades básicas”, indicó Berríos.

El estudio reveló que 9 de cada 10 personas entrevistadas (94,2%) consideró que le había afectado mucho. Solo 3% en Maracaibo y Cabimas indicó no haber tenido afectación.

Durante la cuarentena, 4 de cada 10 personas entrevistadas (42,3%) ha trabajado siempre; pero solo 3,8% siempre se ha alimentado de forma saludable y 5,8% siempre ha comprado alimentos.

Bajos ingresos familiares

“Los ingresos familiares en los hogares zulianos podrían calificarse de irrisorios y, por tanto, insuficientes. Los proyectos de vida pasan a un segundo lugar y prevalece la necesidad de subsistencia”, sostuvo Codhez en el informe.

En este sentido, el 50% de los hogares zulianos tiene un ingreso mensual entre menos de 5 y 20 dólares; 31,6% entre 21 y 50 dólares; 14,4% entre 51 y 150 dólares; y 2% entre 151 y 250 dólares al mes. En específico, 55,4% tiene un ingreso mensual entre 11 y 50 dólares.

Tomando en cuenta solo lo relativo a los gastos mensuales en alimentos en un hogar, el estudio señala que:

-4 de cada 10 hogares (36,5%) gasta entre 21 y 50 dólares en la compra de alimentos.

-3 de cada 10 hogares (31%) entre menos de 5 y 20 dólares.

-2 de cada 10 hogares (17,7%) entre 51 y 150 dólares mensuales en comida

-1 de cada 10 hogares (12,7%) entre 151 y 251 dólares o más.

Precario consumo de alimentos

En la encuesta realizada por la comisión se obtuvo que 4 de cada 10 hogares (35,2%) consumieron siete veces a la semana alimentos más económicos o que no son de su agrado. 

“Maracaibo reportó que el 56,8% de las familias consume siete veces a la semana los alimentos más baratos y que menos les gusta. En este mismo renglón, Cabimas reportó un 33,3%. Y mantiene la tendencia si se compara con el sondeo de febrero de 2021 (38%)”, indica el estudio.

Por otra parte, se tiene que 4 de cada 10 hogares (40,3%) dejó de desayunar, almorzar y cenar entre tres y cuatro veces a la semana. También destaca que 4 de cada 10 hogares (35,8%) disminuyó el tamaño de las porciones de la comida siete veces a la semana

En los hogares con niños, niñas y adolescentes (NNA) se obtuvo como resultado que 7 de cada 10 redujo, entre cinco y siete veces a la semana, el consumo de los adultos para que los NNA pudieran comer.

Encuesta sobre crisis en el Zulia
Foto: Informe de Codhez.

Entre otros resultados que arrojó la encuesta se tiene que:

-4 de cada 10 hogares (40%) informó que entre una y cuatro veces a la semana tuvo que enviar a NNA a comer en otra parte.

-5 de cada 10 hogares (50,5%) tuvo que pedir alimentos prestados entre una y siete veces a la semana.

-3 de cada 10 hogares (34%) dependió de la ayuda de personas que viven en el país para comer.

-6 de cada 10 hogares (59,9%) dependió de la ayuda de familiares que viven en el exterior para comer.

-6 de cada 10 hogares (57,8%) gastó sus ahorros para comprar los alimentos durante siete veces a la semana.

-8 de cada 10 hogares (74,9%), durante toda la semana, tuvo que vender o intercambiar bienes personales por o para comprar comida.

Altos costos de aliment

El elemento que más afecta a las familias zulianas es el elevado precio de los alimentos. Esto se evidencia en la encuesta realizada en el estado la cual arrojó que 8 de cada 10 hogares (79%) afirmó que la carestía de los alimentos es el gran obstáculo para su compra.

“El 19,3% manifestó que la escasez de alimentos es su mayor problema. Por otra parte, solo 1,7% de las familias afirmaron que ni la escasez ni la carestía de los alimentos les afectaba”, señala el estudio.

Además, sostiene que la tendencia sobre el costo de los alimentos como principal impedimento se presenta con mayor magnitud en los municipios Maracaibo (83%) y San Francisco (85,6%). En Mara y Lagunillas el 40% y 33,8% de los hogares, respectivamente, manifiestan que su mayor preocupación es la escasez de alimentos.

Apoyo económico desde el exterior

Muchas de las familias zulianas dependen en gran medida de las remesas o ayudas económicas de familiares que se encuentran en el exterior. En este sentido, los municipios con mayor tasa de emigración en el Zulia son Mara (78%) y San Francisco (75%).

“El 97,2% de los hogares donde emigró algún familiar percibe apoyo económico. En específico, del total de hogares del Zulia, la ayuda mensual alcanza a 5 de cada 10 hogares, y 4 de cada 10 hogares percibiría entre 11 y 50 dólares cada mes de familiares en el exterior”, específica el estudio.

También se identificó que el 66% de los hogares donde los adultos suelen comer dos veces al día perciben remesas mensuales. Una similar tendencia se presenta respecto de las mujeres que viven en hogares que reciben esta ayuda mensual: en 66,3% donde comen dos veces al día, y en 73,4% donde lo hacen tres veces. 

En 68,9% de los hogares donde NNA comen tres veces al día son apoyados cada mes por familiares en el exterior.

Crisis en el Zulia
Foto: cortesía.

Impacto de las fallas de servicios públicos en la alimentación

“La prestación de los servicios públicos en el Zulia puede calificarse como pésima. Servicios básicos como electricidad, agua potable, gas doméstico, suministro de gasolina y transporte público representan un desafío cotidiano. Afectando de forma directa los hábitos y formas de alimentación de las familias zulianas”, enfatizó Codhez en el informe.

La mayoría de las familias reporta que el problema de los servicios públicos les ha afectado de forma grave. Menciona específicamente el impacto que ha tenido la deficiente prestación del servicio de energía eléctrica es palpable, la cual se ha mantenido en los últimos años. 

En la encuesta se obtuvo que 8 de cada 10 hogares (76,2%) manifestó que le ha afectado mucho la situación de las fallas eléctricas en lo que respecta a su alimentación. 

En el caso del agua potable, el documento califica como angustiante la situación respecto a este servicio. Señala que 9 de cada 10 hogares (92,8%) plantea una afectación evidente por la escasez del agua para la preparación de los alimentos. 

No obstante, 5,6% afirma que afecta poco y 1,6% que en nada, promedio que se mantiene en los municipios y en los estratos sociales. 

Inseguridad alimentaria en Zulia
Foto: Codhez.

“El servicio de gas doméstico ha tenido un impacto menos negativo en la alimentación en comparación con los otros servicios”, menciona el organismo. Y detalla que 5 de cada 10 hogares (52%) expresa que le afecta poco la prestación de este servicio.

Por otra parte, la escasez de gasolina ha generado graves problemas de movilización para la disponibilidad y accesibilidad a los alimentos. En 9 de cada 10 hogares (86,9%) indicaron que esta situación ha afectado mucho.

Por ende, también se ha visto afectado el transporte público y en las encuestas se determinó que 8 de cada 10 hogares (79,1%) manifiesta que esta circunstancia afecta mucho para la adquisición de alimentos, mientras que 1 de cada 10 expresa que le ha afectado poco (10,5%).

Poca ayuda gubernamental

En cuanto a las ayudas del Ejecutivo nacional, aunque el 96,1% de los hogares afirmó haber recibido dinero a través de misiones, pensiones o bonos asociados al carnet de la patria, estas ayudas resultan insuficientes como contribución a la alimentación, debido a que las mismas oscilan entre 5 dólares o menos.

“7 de 10 hogares reciben 4 o menos cajas de CLAP al año en el estado Zulia. Además, la mitad de los hogares señaló que estas cajas o bolsas contienen solo cereales y granos”, precisó Loiralith Chirinos, coordinadora general de Documentación de Codhez.

Exigencias de medidas para restablecer la seguridad alimentaria

Codhez insistió en el informe sobre la necesidad urgente de que el Estado asuma su obligación constitucional de asegurar la seguridad alimentaria en la región, con la participación de todos los sectores involucrados.

“Se estima imperioso planificar y ejecutar medidas sustentables que permitan el restablecimiento de la seguridad alimentaria en la región como elemento necesario para garantizar el derecho a la alimentación, indispensable para proteger la salud y la vida”, puntualizó la organización.

Noticias relacionadas