• Desde fallas eléctricas hasta falta de organización en el perímetro del Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Las eventualidades caracterizaron el juego entre la Albiceleste y la Vinotinto. Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

El partido entre Venezuela y Argentina en las Eliminatorias para Catar 2022 estuvo marcado por una serie de irregularidades en la organización del evento deportivo que se realizó en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV) el jueves 2 de septiembre. 

El encuentro, que terminó con una ventaja de Argentina de 3 goles a 1, fue planificado bajo una serie de medidas de bioseguridad por la pandemia del covid-19. El 25 de agosto el ministro de Deporte del régimen, Mervin Maldonado, aprobó la realización del evento con público reducido, lo que implicó un aforo de 30% , es decir, 6.000 personas. 

La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) informó que para poder ingresar al estadio las personas tenían que presentar una prueba de antígenos negativa para covid-19 con un máximo de dos días previos al partido. Además el uso del tapabocas era obligatorio dentro de las instalaciones, así como la aplicación de gel antibacterial y la toma de temperatura. 

Sin embargo, a pesar de los preparativos la desorganización reinó durante el partido y también se registraron fallas técnicas. 

Interrupción de la transmisión

Durante los primeros minutos del partido se interrumpió la transmisión en vivo. Fanáticos que se encontraban en el estadio aseguraron en redes sociales que se registró un fuerte bajón de electricidad. 

La interrupción duró pocos minutos mientras que los canales nacionales que transmitían el juego se fueron a comerciales mientras se solventaba la falla técnica. 

Los canales internacionales que transmitieron el encuentro debieron esperar al menos 10 minutos mientras retomaban la señal. Esta falla es originada por la crisis eléctrica que afecta al país desde hace varios años donde los apagones y fluctuaciones son comunes. 

A pesar de este incidente el juego no se interrumpió y continuó sin mayores complicaciones. 

Partido entre Venezuela y Argentina
Foto EFE

Problemas técnicos en el VAR

La falla eléctrica generó también problemas en el sistema de comunicación del VAR. 

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) informó mediante su cuenta de Twitter que debido a “dificultades técnicas” dentro del estadio la comunicación para la revisión del VAR se realizaría a través del cuarto árbitro. 

“Este procedimiento, previsto en el protocolo VAR, garantiza la correcta aplicación de la herramienta tecnológica en este encuentro por las Eliminatorias Sudamericanas. Los capitanes de ambos equipos fueron informados de la situación”, añadió. 

A través del VAR el árbitro principal expulsó por roja directa al defensor venezolano Adrián Martínez luego de una falta a Lionel Messi. Con esta expulsión el combinado vinotinto enfrentó a Argentina la mayor parte del partido con 10 jugadores.

Foto: EFE

La promesa de “Internet de alta velocidad” que nunca llegó 

La FVF informó el pasado 24 de agosto que el evento deportivo contaría con Internet de alta velocidad dentro del estadio. Sin embargo, no había conectividad y la señal de telefonía era muy lenta. 

El periodista Arnaldo Espinoza explicó que las radiobases cercanas al estadio estaban copadas de tráfico, lo que ralentiza la señal.

“Sin una solución externa (como un servicio de Internet dedicado al estadio) es imposible asegurar una conexión de calidad para 6.000 personas. Si tus concesiones son por internet, el problema es seguro”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Esto afectó también la función de la empresa de delivery Yummy durante el encuentro la cual se encargaría de la venta de las entradas, así como del suministro de alimentos dentro del estadio a través de su aplicación. 

Personas denunciaron que no pudieron hacer pedidos de comida en la aplicación o la misma llegó muy tarde. La empresa de delivery pidió disculpas por lo ocurrido y aclaró los motivos de las fallas. 

“Nuestro aporte al evento fue únicamente en la venta de entradas y comida. Esta última tuvo grandes dificultades porque el internet que los organizadores prometieron no estaba habilitado”, aclaró Yummy en respuesta a una serie de tuits que denunciaban la situación y prometieron compensar a quien haya tenido problemas con los pedidos.

Estacionamiento inhabilitado

La FVF informó en un tuit el día del evento deportivo que el Estacionamiento Estructural y el Estacionamiento de la Parroquia estarían habilitados. Sin embargo, usuarios de Twitter denunciaron que al llegar al estadio ninguno de los estacionamientos estaban disponibles. 

“Sin transporte público la ausencia de estacionamiento fue notoria. Inexplicable por qué el estacionamiento estructural de la UCV no fue habilitado. El caos en el perímetro, monumental”, escribió Leonardo Vera, profesor de la Escuela de Economía de la UCV. 

Argentina - Venezuela Estadio Olímpico UCV El Diario José Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

Samuel Pérez, también profesor de la casa de estudios en la  Facultad de Ciencias Económicas y Sociales y miembro de la directiva de la Asociación de Profesores de la UCV (Apucv), respondió que el Estacionamiento Estructural se encuentra en medio de un conflicto legal por eso asegura que el mismo no abrirá  hasta que el tribunal dicte sentencia. 

“Con respecto al Estacionamiento Estructural de la UCV, el mismo es un excelente ejemplo de la irresponsabilidad, la improvisación y el irrespeto por la gente que reinan en Venezuela”, asegura. 

https://twitter.com/samuelperezh/status/1433784573465448467?s=20 

Fanáticos irrumpieron en la cancha

Al finalizar el encuentro entre la selección de Venezuela y Argentina, los fanáticos no demoraron en saltar a la cancha para tener algún contacto con los jugadores. El primero en hacerlo fue un niño de 9 años de edad quién ingresó al campo para abrazar al astro argentino Lionel Messi. 

Luego, el mediocampista venezolano Tomás Rincón cargó a un niño que entró al campo y lo llevó hasta las vallas publicitarias para que saliera de la cancha. 

Además, varios fanáticos adultos irrumpieron en el campo y corrían en dirección a los jugadores. Esto reflejó la falta de personal de seguridad suficiente dentro del estadio, quienes no se dieron abasto para controlar la situación oportunamente. 

Noticias relacionadas