• Durante un foro del OVF, la economista Rosamnis Marcano indicó que ante la ausencia de un plan macroeconómico, el bolívar ha perdido relevancia en las transacciones diarias

El 1° de octubre, el régimen de Nicolás Maduro aplicará la reconversión monetaria, que consistirá en la eliminación de seis ceros al bolívar. Especialistas indican que aunque el cambio podría involucrar una disminución temporal de la escasez de efectivo, los precios de productos y servicios podrían aumentar para ajustarse a la nueva expresión y cono monetario.

Rosamnis Marcano, economista y magíster en finanzas, señaló que la reconversión no está acompañada de un programa macroeconómico para salir de la hiperinflación y restablecer la confianza del bolívar. Por lo tanto, sostiene que solo es un cambio contable y su principal beneficio es facilitar las transacciones.

Durante el foro “A 3 días de la reconversión monetaria” del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), la especialista recordó que es la tercera reconversión en 13 años. En total se han eliminado 14 ceros a la moneda nacional durante el régimen chavista.

Los cambios operativos de cara a la nueva reconversión

Marcano explicó que las cifras que actualmente son de millones de bolívares se dividirán entre seis y se redondeará a dos decimales. Si el tercer decimal es mayor que o igual a cinco, se redondeará al segundo decimal hacia arriba y si es menor de cinco, hacia abajo.

Señaló que el Banco Central de Venezuela (BCV) hizo una excepción para algunos bienes y servicios como combustible, gas, servicios públicos, créditos y la Unidad Tributaria (UT), cuyos valores convertidos se expresarán con al menos cinco decimales.

El marcaje de los precios deberá hacerse en los dos conos coexistentes (bolívar soberano y bolívar digital). Además, resalta que posiblemente habrá mayor fiscalización inicialmente en las empresas, comercios y organismos.

Sobre si la reconversión aumentará los precios de los productos y servicios, aclaró que el cambio monetario no es una medida inflacionaria sino que se modifican las cifras. No obstante, hay precios que quizás deban adaptarse a la nueva expresión.

El litro de gasolina subsidiada tiene un valor de Bs. 5.000, expresado en bolívares digitales será 0,005. Con la nueva moneda de Bs. 1 se podrán pagar 200 litros de combustible. La mínima expresión del bolívar digital es de Bs. 0,01 lo que alcanzaría para dos litros.  

El precio del pasaje en transporte público urbano en Caracas es de Bs. 1.000.000. Inicialmente se podrá pagar con una moneda de Bs.1 o con el billete de 1 millón del cono monetario actual.

“Parece difícil imaginarse que existan las monedas necesarias en la calle para pagar el transporte público. Aunque aún no se habla de un aumento del pasaje es posible que suceda”, precisó.

Foto: EFE

Diferencias entre el bolívar digital y otras monedas virtuales

La especialista detalló que varios bancos centrales de distintas partes del mundo comenzaron a emitir recientemente monedas digitales, como en China, Suecia, las Bahamas y Nigeria. Este dinero virtual busca hacer las transacciones más seguras y reducir los costos de las mismas.

Sin embargo, precisó que si bien el régimen ha promovido las transacciones digitales con bolívares a través de los mecanismos de pago móvil P2P, P2C y C2P, existen diferencias con las otras monedas virtuales.

La principal característica de las monedas digitales empleadas en varios países es que no tienen versión en físico, el dinero se deposita en monederos virtuales. En el caso del bolívar, los billetes están ligados a la moneda nacional.

“Aunque el régimen realizó un trabajo respecto a ese tipo de transacciones, está limitado por la infraestructura tecnológica del país. De acuerdo con Speedtest, Venezuela es el segundo país del mundo con peor Internet y la cobertura móvil no cubre todo el territorio nacional”, aseveró.

Mencionó que otra dificultad es que no existen suficientes dispositivos móviles para realizar estas transacciones. En 2019, Conatel indicó que había 42 líneas móviles en uso por cada 100 personas.

Marcano agregó que las naciones que están emitiendo monedas digitales generalmente tienen buena conexión a Internet y la mayoría de los habitantes de esos países tienen teléfonos inteligentes.

Además, en esos países no se está eliminando su moneda habitual, están lanzando una moneda digital para evaluar que a largo plazo se elimine el uso de papel moneda.

Las dificultades detrás de la reconversión 

La economista puntualizó que el principal problema del bolívar digital es que está basado en una moneda que cada vez está más débil. “La acelerada hiperinflación en el país llevó al régimen chavista a efectuar las reconvenciones monetarias”, añadió. 

La inflación anual promedio entre 1951 y 2007 fue de 16,9 % y la acumulada en el mismo periodo fue de 345.364 %.

Aunque no era una inflación baja, no era tan descontrolada. Por esta razón el bolívar original duró más de 100 años y no se necesitó la emisión de otro cono monetario u otra denominación de la moneda”.

Entre 2008 y 2018, el periodo de vida del bolívar fuerte (primera reconversión, empleada durante el régimen de Hugo Chávez), la inflación anual promedio aumentó a 419 %.

De acuerdo con Marcano, la inflación le resta vida a la moneda debido a la cantidad de ceros que debe manejar una economía cuando los precios incrementan. Realizar transacciones se vuelve más complejo. El billete pierde su valor y, por tanto, su capacidad para servir como medio de pago.

Durante la circulación del bolívar soberano (2018 – septiembre de 2021), se observó un pico inflacionario con una inflación anual de 62.644 % y una acumulada de 20.198.807 %.

Razones de la hiperinflación

La economista Rosamnis Marcano afirmó que la inflación que se observó en Venezuela en los últimos años es producto del financiamiento monetario del déficit fiscal.

“Con la caída de los precios y la producción petrolera y luego de agotar las fuentes de financiamiento externo, el régimen recurrió al Banco Central de Venezuela (BCV). Esas acciones fueron la gasolina de la inflación en los últimos años”, aseveró.

Marcano indicó que con el aumento del encaje legal, el crecimiento de los agregados monetarios se desaceleró notablemente y por lo tanto la inflación. Sin embargo, sostiene que el hecho de que la inflación se haya desacelerado en los últimos meses no quiere decir que se tenga una moneda estable.

La firma EMFI Securities estimó que la inflación de 2021 cerrará en 1142,8 % y 863,8% en 2022, la más alta en cualquier parte del mundo.

Resumen de la semana
Foto: EFE

Ventajas de la reconversión

La experta en finanzas recalcó que la reconversión monetaria se implementará para solucionar el problema transaccional. Esto debido a que a las empresas, entidades financieras y organismos públicos tienen dificultades para procesar las operaciones por la cantidad de ceros que involucran.

Posiblemente en un primer momento ayude a disminuir la escasez de efectivo, según Marcano. Recordó que en la reconversión anterior se observó un repunte importante de la relación efectivo-liquidez, que luego se diluyó.

Luis Barcenas, economista egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), coincide con Marcano. Aseveró que una de las ventajas de la reconversión es que se simplificarán las transacciones.

Fechas claves sobre la reconversión

Barcenas describe que se necesitará tiempo para modificar los sistemas de las entidades bancarias y empresas.

Debido a las adecuaciones, existirá una suspensión temporal de operaciones bancarias desde el 30 de septiembre hasta el 1° de octubre.

El especialista indicó que se recomienda efectuar los pagos de servicios y recargas telefónicas el 27 de septiembre, debido a que pueden existir fallas en los servicios bancarios.

Las empresas de telefonía móvil Movistar y Digitel no prestarán servicio de recargas los días 29 y 30 de septiembre debido a las labores de la reconversión. El proveedor de televisión por suscripción Simple TV también invitó a sus clientes a recargar los servicios antes del 1° de octubre.

Jueves de reconversión monetaria

Dos conos monetarios 

Barcenas precisó que aunque el bolívar en efectivo se usa en pocas transacciones, la convivencia de dos conos monetarios distintos puede generar problemas operativos para el ciudadano.

“En el caso de un pensionado que tenga un billete de alta denominación del nuevo cono monetario muy parecido en imagen a los del viejos, es difícil que no existan confusiones”, expresó.

Aseveró que no hay que confiar en que el bolívar en efectivo esté disponible por mucho tiempo. Esto debido a que la recuperación de la confianza en la moneda local depende de la estabilidad macroeconómica del país y de autoridades monetarias creíbles.

Noticias relacionadas