• Otras compañías de consolas de videojuegos como Nintendo y Xbox anunciaron en septiembre, y a principios de noviembre, que también debían reducir la fabricación de sus productos

La compañía Sony Group Corp redujo la producción de la consola PlayStation 5 (PS5) debido a limitaciones de componentes y logística que se ha originado con la escasez de chips. 

De acuerdo con Bloomberg, la empresa tenía previsto fabricar más de 16 millones de unidades antes de marzo de 2022, cuando culmina el año fiscal. Ahora el número se redujo a 15 millones, lo que va a dificultar su objetivo de ventas estimado en 14,8 millones y el suministro de las próximas producciones del PS5. 

Las ventas de la consola en el trimestre que terminó en septiembre fueron “ligeramente más débiles de lo esperado”, según comentó Hiroki Totoki, director financiero de Sony, en una rueda de prensa el 28 de octubre. Además, advirtió que cualquier resurgimiento en la propagación de covid-19 podría afectar el suministro de componentes para la compañía. 

PlayStation 5 se convirtió en julio de este año en la consola de Sony que más rápido alcanzó las 10 millones de unidades vendidas, pero bajó el ritmo de ventas de su predecesora PlayStation 4 desde entonces.

¿Por qué Sony disminuyó la producción de PlayStation 5?
PlayStation 5

Otras empresas de consolas afectadas por la escasez de chips 

A principios de noviembre se conoció que la empresa Nintendo bajó su producción anual en 20 %. El plan de la empresa era producir 30 millones de unidades de Nintendo Switch en el año fiscal, pero debido a la escasez de chips, el objetivo pasó a ser de 24 millones de consolas producidas para marzo de 2022. 

Además, la reducción también contempla la nueva versión de Nintendo Switch OLED, lanzada apenas el 8 de octubre de este año. De acuerdo con cifras que publicó la compañía en septiembre, Nintendo Switch vendió 214.000, lo que equivale a 37 % menos de unidades con relación al mismo trimestre pero en 2020.

¿Por qué Sony disminuyó la producción de PlayStation 5?

A inicios de septiembre, Phil Spencer, el jefe de Xbox en Microsoft, confirmó que la escasez de sus consolas de nueva generación permanecerá hasta el año 2022, debido al desabastecimiento de chips y otros componentes.

“Cuando pienso en qué significa obtener las piezas necesarias para construir una consola hoy y luego llevarla a los mercados donde está la demanda, hay varios puntos de conflicto en ese proceso. Y creo que, lamentablemente, la escasez estará con nosotros durante meses, definitivamente hasta el final de este año y hasta el próximo”, destacó entonces Spencer en entrevista con The Wrap.

Escasez de microprocesadores: ¿Por qué hay una crisis? 

La paralización que sufrieron las cadenas de producción de los fabricantes de microprocesadores en todo el mundo durante 2020, como consecuencia de la pandemia de covid-19, ha ocasionado una escasez sin precedentes en el mercado.

La poca disponibilidad de estos dispositivos, que son el cerebro detrás de cualquier artículo electrónico, ha puesto a las empresas tecnológicas y a las potencias mundiales en jaque ante la poca oferta en el mercado.

Uno de los principales factores que ha contribuido a la escasez de semiconductores es que el proceso para fabricarlos es altamente complejo y costoso. Un ejemplo de esto puede verse en el anuncio realizado en mayo por parte de Intel. Uno de los mayores fabricantes del mercado, de construir una nueva planta en Israel.

Para ese proyecto la compañía estadounidense tiene previsto desembolsar unos 10 millardos de dólares.

Otro elemento a considerar al momento de pensar en la fabricación de microprocesadores es el tiempo. Construir desde cero una nueva fábrica de chips requiere aproximadamente dos años. A lo que hay que sumarle el tiempo necesario para la calibración de los equipos según el tipo de chips que se desee ensamblar.

Escasez de microprocesadores

Contrabando de microprocesadores

El auge de la demanda de chips aunado a la poca oferta en el mercado ha propiciado la aparición de un mercado negro dedicado al tráfico ilegal de este tipo de dispositivos. Un ejemplo de ello pudo apreciarse en China cuando las autoridades de ese país detuvieron a un hombre que trasladaba 256 procesadores adosados a su cuerpo para evitar ser detectados.

En China esta práctica se ha convertido en un fenómeno recurrente pues durante el transcurso de este año la policía ha incautado más de 300 procesadores valorados en poco más de 800.000 yuanes, equivalentes a unos 123.000 dólares.

Entre los semiconductores más demandados en el mercado negro destacan los i7-10700 y los i9-10900K de Intel, que pueden ser empleados para minar criptomonedas.

Noticias relacionadas