• Cotejo analizó recientes discursos políticos de Freddy Bernal, gobernador del Táchira, y Laidy Gómez, mandataria saliente, en los que Bernal intenta responsabilizar a Gómez de la “catástrofe” en el Hospital Central de San Cristóbal. Es verdad que hay un déficit de más de 800 enfermeros en el centro asistencial más grande del sur occidente de Venezuela

A medida que se agudizó la crisis humanitaria compleja en Venezuela, el primer centro asistencial del estado Táchira se ha visto seriamente afectado por la huida del país de gran parte de su personal de enfermería.

El pasado 9 de diciembre la exgobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, respondió vía Twitter al mandatario electo Freddy Bernal que: “En el Hospital Central de San Cristóbal hay un déficit de más de 800 enfermeras porque el sueldo que pagan ustedes no les permite ni un desayuno”.

La afirmación se produjo a propósito de unas declaraciones de Freddy Bernal durante el encuentro con gobernadores y alcaldes bolivarianos, en donde dijo que la gobernadora saliente del Táchira dejó la institución en total abandono.

“El Hospital Central de San Cristóbal tiene colapsados desde los ascensores, hace muchos meses, la emergencia, la morgue y la mayoría de los servicios, el sistema de salud dependiente de la gobernación del Táchira es catastrófico”, expresó Bernal.

Bernal aseguró que no solo está abandonada la infraestructura del referido centro de salud, sino también su personal.

Leer más  Estudio reveló que la viruela del mono podría transmitirse por vía aérea

Freddy Bernal afirmó en su cuenta en Twitter: “La gobernadora saliente del estado Táchira dejó a la institución en total abandono. Nosotros tendremos que hacer una reingeniería para construir una estructura institucional que nos permita avanzar, trabajar y conquistar el corazón de las y de los tachirenses”.

Al analizar las declaraciones de ambos voceros políticos es importante destacar que, ciertamente, existen graves problemas dentro del sistema de salud tachirense y que los mismos se han visto agudizados con la continua renuncia de los trabajadores y el abandono por parte del Estado venezolano.

En torno a este contrapunteo entre Gómez y Bernal es importante destacar que la aseveración de la gobernadora saliente recibe el calificativo de verdad, pues tanto las autoridades del principal centro asistencial, gremios, ONG y los propios trabajadores han denunciado, desde hace ya varios años, que deben redoblar sus jornadas laborales por la escasez de personal, lo cual en muchas oportunidades ha generado emergencias.

En reiteradas ocasiones los trabajadores de la salud del Táchira, Médicos Unidos por Venezuela, el Colegio de Enfermeros y otros gremios han protagonizado protestas y reclamos públicos en contra del gobierno nacional para exigir mejores condiciones salariales, principal causa de la deserción laboral.  

Desmejora en el Hospital Central de San Cristóbal desde 2017

¿El Hospital Central de San Cristóbal tiene un déficit de más de 800 enfermeras?
Foto referencial

Podría decirse que fue en el año 2017 cuando comenzó a sentirse la ausencia del recurso humano en las áreas de salud de este centro asistencial. 

Para el año 2018, el diario El Nacional reseñó que este hospital tenía un déficit del 77 % del personal de enfermería, como consecuencia de los bajos salarios. 

En agosto del 2019 la situación en el primer centro asistencial era crítica, la falta de enfermeras obligó a las autoridades de ese momento a aplicar planes de contingencia para poder enfrentar la crisis y atender todas las áreas.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 28 de noviembre

“Siguen renunciando por la situación  país, el pago tan malo, el sueldo no alcanza, es una de las razones principales por las que enfermeras deciden dejar el Hospital Central”, expresó Renny Cárdenas, quien era el director del Hospital Central de San Cristóbal en ese momento.

Para mediados del 2019 se estimaba que hacían falta cerca de 850 enfermeras, en ese momento, de la nómina de 1.250, sólo quedaban 400.

En el 2020, el presidente del Colegio de Profesionales de la Enfermería del estado Táchira, Daniel Lizcano, aseveró que el déficit de enfermeros se mantenía en un promedio de 430-440 para el Hospital Central de la entidad, y dijo que en el territorio nacional y regional el déficit ya estaba cerca de 53 %.

“No se ha podido incorporar más personal debido al miedo a la pandemia; además, este profesional alega que no va a trabajar en un centro de salud recibiendo un salario que no alcanza absolutamente para nada, exponiendo su salud y la vida”, dijo.

Falta de personal para atender a pacientes con covid-19

covid-19 en Venezuela
Foto referencial

Mientras, en 2021, el déficit creció dejando áreas solas y generó alarma en los familiares. Al menos el 75 % del personal del primer centro de salud del suroccidente de Venezuela ha migrado a otras latitudes o ha abandonado sus cargos para ejercer de forma privada y así poder cobrar en dólares o pesos, lo que les permite cubrir de mejor manera las necesidades de su núcleo familiar.

En este año las áreas covid-19 colapsaron por la falta de personal, incluso debieron incorporarse trabajadores de fundaciones para atender a los pacientes ante la ausencia del recurso humano.

Leer más  Cafeterías de gatos en Venezuela, una tendencia en ascenso

En mayo del 2021 el director del Hospital Central, doctor Tito Zambrano, aseguró que hacían falta muchas enfermeras. “Tenemos 380 y se necesitan 1.200. Ese déficit es muy alto. Resulta difícil atender con calidad a los pacientes con covid-19.  Afortunadamente, no hay picos graves”, reseñó el Diario La Nación.

Iraima Guerrero, coordinadora regional de Enfermería del estado Táchira, explicó por su parte que hay 1.136 enfermeras en la red hospitalaria, y en la ambulatoria 649, para un total de 1.785 profesionales de la enfermería activas, según detalla el trabajo especial del medio regional.

Ante la precariedad en el centro de salud, diversas fundaciones se sumaron para apoyar con alimentos al poco personal con tal de que permanecieran en sus puestos de trabajo; de igual forma, organizaciones internacionales realizan constantemente donaciones importantes de insumos y material de bioseguridad para los trabajadores.

Pese a las ayudas, las donaciones no son suficientes para solventar la crisis, las pocas enfermeras que van a trabajar, lo hacen con los zapatos rotos, los uniformes deteriorados y se trasladan a pie para poder brindar atención a los pacientes, de igual forma, las vacantes son cubiertas en muchas ocasiones por estudiantes de Enfermería.

Diversas publicaciones y reseñas en los medios de comunicación coinciden en las estadísticas de déficit y en que hacen falta en el centro de salud más de 800 enfermeras para cubrir las labores propias de diferentes dependencias asistenciales.

En Cotejo.info le pusimos la lupa a la aseveración de Laidy Gómez y recibe el calificativo de verdad, porque incluso la situación es tan alarmante que gremios y organizaciones alertan que para principios de este año 2022 podrían generarse nuevas renuncias masivas en el sector.

Noticias relacionadas