• Tras el ataque a un hospital infantil en Mariúpol incrementaron las denuncias de distintos países en torno a la responsabilidad rusa sobre presuntos crímenes de guerra. Los Convenios de Ginebra y el Estatuto de Roma rigen las acciones mediante el intercambio de hostilidades | Foto: EFE

Rusia inició su invasión a Ucrania desde hace 15 días, tiempo en el que el conflicto no ha cesado ni se ha llegado a una tregua, a pesar de las negociaciones que emprenden distintos líderes para detenerlo. Las ciudades ucranianas Kiev, Járkiv, Jersón y Mariúpol han sido bombardeadas, atacando incluso zonas civiles, que, históricamente y de acuerdo a tratados internacionales, no deberían ser objetivos.

El miércoles 10 de marzo se bombardeó una maternidad y un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol, que dejó un saldo de tres muertos y 17 heridos, entre ellos una niña. El presidente ucraniano, Voldímir Zelensky señaló que se trataba de “un crimen de guerra”. La situación se ha observado en imágenes y videos desde los primeros días, en los que miles de personas han perdido su vivienda a causa de ataques militares rusos. Previamente el mandatario había denunciado situaciones similares en Járkiv.

Autoridades internacionales como el jefe de la diplomacia del bloque europeo, Joseph Borrell, quien se sumó a catalogar lo ocurrido como crímen de guerra. Las autoridades rusas, por su parte, han negado las acusaciones. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, indicó que se trató de un ataque realizado por la “extrema derecha” y desestimó las acusaciones.

La Corte Penal Internacional (CPI), por su parte, inició una investigación a Rusia y sus autoridades luego de que Kiev solicitara una investigación formal y que 39 países se unieran a la exigencia. Entre las acusaciones que pesan sobre las autoridades rusas están los crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. Los criterios y reglas que rigen la guerra están presentes en el Estatuto de Roma (1998) y los Convenios de Ginebra (1949), normas ratificadas por los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), incluída Rusia.

Leer más  Tiroteo en escuela de Rusia: al menos 13 muertos y 21 heridos
CPI Venezuela
Foto: Télam

Los crímenes de guerra de acuerdo a la norma internacional

La legislatura internacional que rige los conflictos bélicos armados establece los lineamientos para catalogar un hecho como crímen de guerra. En crímenes como los cometidos en Yugoslavia y Ruanda, se utilizó también los estatutos de las cortes penales internacionales.

BBC Mundo reseña que los Convenios de Ginebra son tratados que establecen estándares internacionales que indican el trato que deben recibir las personas durante la guerra. Las primeras tres convenciones señalan que se debe proteger a los combatientes y prisioneros de guerra. La cuarta, que se adoptó luego de la Segunda Guerra Mundial, protege a los civiles en el área de hostilidades, por lo que se estableció los siguientes hechos para establecer un crímen de guerra:

-Homicidio intencional.

-Tortura, tratos inhumanos y experimentos biológicos.

-Causar de manera deliberada sufrimientos y atentar contra la integridad física o de salud de las personas.

-La destrucción y la apropiación de bienes no justificados por necesidades militares, efectuados a gran escala, ilícita y arbitrariamente.

Leer más  Países pidieron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovar el mandato de la Misión de Determinación de los Hechos  en Venezuela 

-Forzar a una persona detenida por la guerra o a otra persona desprotegida a servir militarmente a una potencia enemiga.

-Privar deliberadamente a un prisionero de guerra o a otra persona protegida de su derecho a ser juzgado legítima e imparcialmente.

-La deportación, traslado o confinamiento ilegal.

-Tomar rehenes.

Como complemento a las convenciones, está el Estatuto de Roma, que también prevé sanciones ante crímenes de guerra en conflictos armados. Este incluye dirigir intencionalmente ataques contra la población civil o contra civiles que no participen en las hostilidades. Este normado surgió con el nacimiento de la CPI en 1998.

Lanzar intencionalmente un ataque, sabiendo que causará incidentalmente la muerte o lesiones a civiles, así como atacar, bombardear, mediante distintos medios, a pueblos, aldeas, viviendas o edificios en situación de vulnerabilidad, incluyendo los hospitales, estructuras religiosas y educativas. Al igual que la norma de Ginebra, la de Roma prohíbe el uso de gases venenosos.

Invasión a Ucrania: ¿por qué Rusia podría estar cometiendo crímenes de guerra?
Foto: EFE.

La dificultad de responsabilizar a Rusia

A pesar de que distintos medios de comunicación, organismos internacionales, e incluso el gobierno de Ucrania, han expuesto imágenes y videos sobre lo que ha ocurrido sobre estructuras que resguardan civiles, centros de salud e incluso instituciones gubernamentales, el proceso que lleva a cabo la CPI puede ser extenso y existe la posibilidad que los acusados se nieguen a cumplir sentencias que los inculpe.

BBC Mundo reseña, en este sentido, que la CPI debe investigar y procesar a las personas acusadas de cometer crímenes contra la humanidad y la comunidad internacional. Pueden los Estados procesarlos en sus tribunales y el organismo solo podrá ejercer jurisdicción donde estos no puedan o quieran hacerlo, por lo que se considera “un tribunal de último recurso”.

Leer más  Países pidieron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovar el mandato de la Misión de Determinación de los Hechos  en Venezuela 

El tribunal dependerá de la cooperación estatal para arrestar a los implicados. Incluso podría aplicar sanciones, prisión y multas. Esta situación complica que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, sea responsabilizado por sus decisiones de invadir Ucrania, pues se trata de un mandatario que ha defendido su postura sobre la guerra en dicho país y, según sus declaraciones, no considera que está causando un daño.

Caso contrario podría pasar con militares o soldados rusos, que podrían ser sentenciados. Tanto Rusia como Ucrania no forman parte de los 123 Estados miembros de la CPI, pero los ucranianos aceptaron su jurisdicción, por lo que procedieron a investigar presuntos delitos. Existen antecedentes donde, como los Juicios de Núremberg (1945 y 1946), donde se condenó a muerte a una serie de líderes nazis en Alemania. Ocurrió igual en casos en Japón, Ruanda y Camboya.

Médicos Sin Fronteras se ha unido a las críticas en contra de las fuerzas militares rusas que destruyeron parte del hospital en Mariúpol. Organizaciones por los derechos humanos también, y agregaron a las denuncias que militares rusos utilizan bombas de racimo, una arma termobárica que emana un combustible vaporizado. De momento, continúa la investigación sobre Rusia, al igual que la guerra en Ucrania, sin definir la responsabilidad rusa sobre crímenes de lesa humanidad en la CPI.

Noticias relacionadas