• El militante “revolucionario” y exguerrillero estaba desaparecido desde agosto del año 2020, de acuerdo con la información que proporcionó su hijo Alex Lanz

Tarek William Saab, fiscal general afín al régimen de Nicolás Maduro, aseguró que el Ministerio Público tiene suficientes elementos para imputar a los presuntos responsables por la desaparición y asesinato de Carlos Lanz. 

Agregó que el Ministerio Público ha investigado el caso durante casi dos años y se recabaron detalles sobre los supuestos autores intelectuales y materiales. Saab señaló que Lanz fue secuestrado por sicarios, desparecido y asesinado.

El fiscal señaló a Maxiorisol Cumare, esposa de Lanz, como la autora intelectual del asesinato y secuestro del sociólogo. Además, indicó que Glen Castellanos, pareja extramarital de Cumare, fue uno de los autores materiales.

Los nuevos datos que ofreció el Ministerio Público

Saab informó el lunes 11 de julio que la cifra de detenidos se elevó de 13 a 15 desde el 6 de julio, cuando confirmó que el militantes fue asesinado.

El funcionarios también presentó los videos de las declaraciones de Glenn Castellanos y Mayi Cumare. Ambos imputados consfesaron su participación en la desaparición y el homicidio.

De acuerdo con el video, la declaración de Cumare fue grabada el domingo 10 de julio a las 11:45 am. La detenida confirmó que contactó a Glenn Castellanos tres meses antes de la muerte Lanz para proponer ejecutar dicha desaparición. 

Cumare confesó que le pagó a Castellanos el dinero que solicitó para realizar la desaparición. Asimismo alegó que el 8 de agosto de 2020 el otro acusado fue hasta su sitio de trabajo para confirmar que ya había cometido el crimen. 

En el video la mujer también hizo referencia a la creación del comité de búsqueda de Carlos Lanz, una unidad paralela que supuestamente investigaba la desaparición. Cumaro explicó que el comité hizo varias denuncias en las que acusaba al Estado venezolano y a organizaciones como la CIA del “secuestro político de Carlos Lanz”. 

Leer más  En imágenes: así quedó el depósito del IVSS en Carapita tras el incendio

Con estas declaraciones, Cumare confesó que fue la autora intelectual el asesinato del profesor Carlos Lanz. 

Glenn Castellanos formaría parte del Tren de Aragua 

Saab aseguró, durante la segunda rueda de prensa sobre el caso de Carlos Lanz, que Glenn Castellanos es miembro del Tren de Aragua, un grupo delictivo que opera en ese estado. 

“Debo añadir, además, que hemos podido confirmar que Glenn Castellanos forma parte del Tren de Aragua y que mantiene una vida criminal”, indicó el fiscal. 

Previamente, la Fiscalía ya habia vinculado a la bada criminal con el asesinato de Laz. Varios de los detenidos hasta ahora serían miembros activos del grupo delincuencial. 

Los detalles del crimen 

Tarek William Saab aseguró que entrevistó desde el sábado 2 de julio a todos los señalados como autores intelectuales y materiales. Durante la investigación fueron designados seis fiscales para el seguimiento del caso. 

Saab detalló que inicialmente la desaparición parecía haber ocurrido de manera voluntaria, debido a que la casa de Lanz no tenía indicios de hechos violentos vinculados con un secuestro.  

El fiscal indicó que a las personas interrogadas se les sometió a una prueba de polígrafo. Agregó que estas personas mintieron durante las entrevistas. Entre los interrogados estaban familiares, vecinos y compañeros de trabajo. 

Entre los procedimientos Saab señaló que se hicieron revisiones de teléfonos, equipos electrónicos, sobrevuelos con drones, ensayos de luminol para detectar sangre y revisiones en puertos y aeropuertos.

Tras esta investigación se determinó que Maxiorisol Cumare, esposa de Lanz, ordenó el asesinato tres meses antes de la desaparición. La indicación habría sido dada a Glen Castellanos, pareja extramarital de Cumare, quien recibió un pago de 8.000 dólares. 

Lanz estaba desaparecido desde el 8 de agosto del año 2020. Fue visto por última vez en Maracay, estado Aragua, donde está ubicada su residencia. Alex Lanz, hijo del desaparecido, publicó la denuncia en sus redes sociales e informó que organismos como el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) realizaban trabajos de investigación para dar con el paradero de su padre. 

Los delitos imputados

Saab detalló que se tramitó por vía de necesidad y urgencia ante el Tribunal 4° de Delitos Vinculados al Terrorismo y Bandas Criminales para que dictaran órdenes de aprehensión contra las siguientes personas:

A Maxiorisol Cumare (esposa de Lanz) se le imputa por la supuesta comisión de sicariato, asociación para delinquir, corrupción y simulación de hecho punible.

Glenn Castellanos fue imputado por la presunta comisión de sicariato, asociación para delinquir y simulación de hecho punible.

A Tito Viloria le imputaron por sicariato, asociación para delinquir, concierto para celebración de contratos y simulación de hecho punible.

Alyeska Berenice Gil Cumare (hijastra) y Abyayala Esperanza Lanz Cumare (hija) fueron imputadas por encubrimiento y simulación de hecho punible.

Diego Atehortua (amigo del cuñado) fue imputado por encubrimiento.

Darwin Zambrano (pareja de la hijastra), Oliver Medina (amante de la pareja de Lanz) y Maryuri Acevedo (doméstica) fueron imputados por encubrimiento y simulación de hecho punible.

A Zaida Suárez le imputaron por sicariato, asociación para delinquir, concierto para celebración de contrato y simulación de hecho punible.

José Antonio Pinto Moreno y Hely Enrique Pinto Moreno (asesinos) fueron imputados por sicariato y asociación para delinquir.

El crimen

De acuerdo con las declaraciones de Saab, los hechos ocurrieron cuando Tito Viloría, quien era una persona de confianza, invitó a Lanz a una reunión de milicianos en Mariara (Carabobo) en la mañana del 8 de agosto de 2020.

Tarek William Saab confirmó el asesinato de Carlos Lanz
Foto: Ministerio Público

En el camino, fueron interceptados por un grupo criminal armado conformado por José Pinto (alias Bombero Osa, quien ya fue capturado) y Pedro Basketbol, quienes forzaron a Carlos Lanz para que ingresara en una camioneta Ford Explorer azul, en la cual lo trasladaron hasta la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes.

Estos delincuentes habrían sido contratados por Glenn Castellanos por un pago de 5.000 dólares. Alrededor de las 4:00 pm de ese día Castellano llegó a la finca y junto con Heliz Becerra, capataz de la finca, le dispararon a Lanz hasta matarlo. 

Saab aseguró que inicialmente los homicidas habrían lanzado el cuerpo a una fosa, pero posteriormente se habrían deshecho del cadáver de Lanz. 

“Luego deciden no dejarlo en la fosa, sino ubicar al cadáver en una cama de plástico y lo llevan hasta una cochinera; donde fue desmembrado y arrojado a nueve cerdos, método utilizado por paramilitares colombianos”, expresó el fiscal.

¿Quién era Carlos Lanz?

Carlos Lanz fue denominado por voceros del régimen como un “militante revolucionario”, aunque también era sociólogo y docente. En el pasado fue guerrillero y perteneció al Partido de la Revolución Venezolana (PRV) y a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), grupos insurgentes que operaron en el país para derrocar al gobierno del entonces presidente Rómulo Betancourt. 

El sociólogo era considerado como un teórico de la llamada “revolución bolivariana”, investigando temas como guerras de cuarta generación, híbridas o asimétricas y supuestas operaciones encubiertas de Estados Unidos contra Venezuela. 

Previo a su desaparición, Lanz formaba parte del equipo de “guerrilla comunicacional en acción” que en Twitter se identifica como @comunicadores21.

Ministerio Público imputó a los presuntos responsables de la desaparición de Carlos Lanz 
Foto: Archivo/cortesía

Secuestro de William Frank Niehous

El nombre de Carlos Lanz quedó escrito en la historia judicial de Venezuela por su vinculación con el secuestro del industrial estadounidense William Frank Niehous –gerente de la fábrica de vidrios Owens-Illinois– en Caracas el 27 de febrero de 1976, como parte de un movimiento armado conocido como la Operación Argimiro Gabaldón.

En ese operativo también participó Jorge Antonio Rodríguez (padre de Delcy Rodríguez y Jorge Rodríguez), quien murió por un infarto atribuido a las golpizas que recibió en la sede de la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), ahora Sebin, mientras era interrogado.

Los guerrilleros argumentaron que el secuestro del estadounidense se debía a su “injerencia” en los asuntos internos del país y de actuar en “complicidad” con el entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez. 

A Niehous lo rescataron en 1979 en el estado Bolívar en un operativo de la extinta Policía Técnica Judicial (PTJ) que se encontraba en la zona buscando a ladrones de ganado. El estadounidense permaneció en cautiverio por tres años y cuatro meses. 

A Lanz lo detuvieron por su participación en el hecho y desde el cuartel San Carlos, en Caracas, donde se encontraba detenido, escribió el libro El caso Niehous y la corrupción administrativa, donde argumenta las razones por las cuales participó en la operación. 

Noticias relacionadas