• Su hijo, Alex Lanz, detalló que la última vez que lo vieron fue en Maracay, estado Aragua. Dijo que las autoridades se encuentran tras su búsqueda

Pasan los días y no hay rastro de su paradero. La última vez que lo vieron fue en Maracay, estado Aragua, donde reside. Tiene 76 años de edad, mide 1,72 metros, de tez blanca, cabello rapado y barba blanca.

Esos son los datos del otrora guerrillero Carlos Lanz, sociólogo y militante revolucionario que se encuentra desaparecido, según informaron sus familiares a través de su cuenta en la red social Twitter. 

En la actualización de este 10 de agosto, su hijo Alex Sanz –autodenominado como colectivo– detalló que todavía no tiene señales de su padre. Añadió que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en conjunto con otros organismos de seguridad, se encuentran tras su búsqueda. 

Como detalles adicionales, Carlos tiene una cicatriz a la altura de la garganta, una en la parte trasera de la oreja derecha y un lunar entre las cejas. 

“Agradeciendo el esfuerzo de todos y todas, esperamos que Carlos Lanz aparezca sin novedad. Los mantendré informados por esta vía”, escribió su hijo Alex en otro tuit, quien negó que su padre padece de alzhéimer. Está “intelectualmente activo”, acotó. 

En la actualización del 12 de agosto, Alex detalla que aún no existen rastros del paradero de su padre. Detalló que funcionarios de seguridad y movimientos sociales se encuentran en la búsqueda del militante revolucionario.

Lanz y el secuestro más prolongado de Venezuela

Carlos Lanz perteneció a diversas organizaciones guerrilleras de izquierda, como el antiguo Partido de la Revolución Venezolana (PRV) –que nunca estuvo inscrito en el Consejo Nacional Electoral (CNE)– y de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), grupos insurgentes que operaron en el país para derrocar al gobierno del entonces presidente Rómulo Betancourt. 

Considerado como un teórico de la llamada “revolución bolivariana, investiga temas como guerras de cuarta generación, híbridas o asimétricas y supuestas operaciones encubiertas de Estados Unidos contra Venezuela. 

Forma parte del equipo de “guerrilla comunicacional en acción” que en Twitter se identifica como @comunicadores21.

Carlos Lanz es conocido por su vinculación en el secuestro del industrial estadounidense William Frank Niehous –gerente de la fábrica de vidrios Owens-Illinois– registrado en Caracas el 27 de febrero de 1976, como parte de un movimiento armado conocido como la Operación Argimiro Gabaldón.

En ese operativo también participó Jorge Antonio Rodríguez (padre de la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez y del ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez) quien murió por un infarto atribuido a las golpizas que recibió en la sede de la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), ahora Sebin, mientras era interrogado.

William Frank Niehous

Los guerrilleros argumentaron que el secuestro del estadounidense se debía a su “injerencia” en los asuntos internos del país y de actuar en “complicidad” con el entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez. 

Niehous fue rescatado en 1979 en el estado Bolívar en un operativo de la extinta Policía Técnica Judicial (PTJ) que se encontraba en la zona buscando a ladrones de ganado. 

El estadounidense permaneció en cautiverio por tres años y cuatro meses. Se trata del secuestro más prolongado de la historia de Venezuela.

A Lanz lo detuvieron por su participación en el hecho y desde el cuartel San Carlos, en Caracas, donde se encontraba detenido, escribió el libro El caso Niehous y la corrupción administrativa, donde argumenta las razones por las cuales participó en la operación. 

Noticias relacionadas