• Entre el miedo y la confusión que giran en torno a las opciones de aborto en Estados Unidos, algunos en redes sociales han sugerido tomar hierbas. Sin embargo, los expertos piden precaución. Foto: Joan Wong

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota Toxic and Ineffective: Experts Warn Against ‘Herbal Abortion’ Remedies on TikTok, original de The New York Times

Si te encontrabas navegando por TikTok en los días posteriores a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de anular a Roe v. Wade (en junio), quizá llegaste a creer que podrías abortar si entrabas en una tienda Whole Foods y te comías un puñado de hojas de perejil. 

Durante varios días, usuarios de TikTok compartieron información de hierbas con nombres míticos que parecían sacados de Hogwarts (poleo, artemisa, cohosh azul y, sí, también el perejil). El objetivo, según afirmaron, era utilizarlos como ingredientes para elaborar emenagogos y provocar la menstruación o incluso un aborto. Los creadores sugirieron hacer té con infusiones de hierbas en agua caliente, tomarlas en tabletas o en forma líquida. “Definitivamente no uses estas hierbas si quieres quedar embarazada”, escribió un tiktoker en un video que luego fue eliminado.

Pero según expertos médicos y herbolarios capacitados, los abortivos a base de hierbas pueden ser peligrosos y no hay datos sobre su efectividad.

“Mi postura firme, durante 35 años, ha sido que no son confiablemente efectivos”, dijo la doctora Aviva Romm, médica de salud de la mujer, partera y herbolaria que escribió el libro Medicina botánica para la salud de la mujer. “Y las dosis de las hierbas que uno tendría que tomar para que funcione son tan altas que terminarán siendo dañinas para la embarazada” o para el feto. Después de ver la alarmante difusión online de información errada, publicó un video en Instagram instando a sus seguidores a no “prestar atención a lo que dicen en TikTok”.

Input Magazine y Rolling Stone estuvieron entre los primeros medios de comunicación en informar sobre la tendencia de TikTok a finales de junio, y señalaron que los hashtags #pennyroyaltea (poleo) y #mugwort (artemisa) habían sido vistos decenas de millones de veces. El informe finalmente impulsó a esa red social a eliminar muchos de los videos.

Propagación de la desinformación

Muchas de las hierbas que han estado circulando en las redes sociales contienen sustancias químicas que pueden provocar efectos secundarios adversos. Poleo, una planta con flores punzantes de color púrpura, famosa por su aparición en una canción de Nirvana (pennyroyal por su nombre en inglés), se ha utilizado durante mucho tiempo como repelente de insectos. 

Leer más  Salarios del sector privado aumentaron en 2022, pero siguen sin ser competitivos

Pero cuando se ingiere en forma de aceite concentrado, es “altamente tóxica“, según los Institutos Nacionales de Salud, e incluso una cucharada puede causar desmayos, convulsiones, paro cardíaco, coma, daño hepático e insuficiencia orgánica múltiple. Ha habido al menos un caso registrado de muerte, en 1978, de una mujer de 18 años de edad que ingirió una onza de aceite de poleo para inducirse un aborto. El perejil, el cohosh azul y la artemisa pueden ser venenosos si se toman en dosis suficientemente altas y en ciertas formas.

Algunos estudios han revelado que poco más de un tercio de las mujeres han tratado de usar métodos a base de hierbas para interrumpir sus embarazos, pero no está claro si esas hierbas funcionaron o no. En un estudio publicado en 2021, los investigadores encontraron que del pequeño grupo de 14 encuestadas que habían intentado autoinducirse un aborto, cinco dijeron que habían usado varias preparaciones de hierbas, como perejil, cohosh negro o raíz de jengibre. Una de las encuestadas se había insertado hojas de perejil en la vagina. 

Otros métodos incluyeron tomar suplementos de vitamina C, beber vodka durante tres o cuatro horas o tomar ibuprofeno y antibióticos. Más de la mitad de las 14 participantes informaron que ya no estaban embarazadas después de sus intentos. En una encuesta de 2020 publicada en la revista JAMA Network Open, los investigadores encontraron que de las más de 7.000 mujeres que dijeron que ellas mismas se habían inducido el aborto, alrededor del 38 % usaron hierbas. Sin embargo, de las aproximadamente 7.000 encuestadas, menos de un tercio dijo que había terminado con éxito sus embarazos.

Y recientemente, se disparó el interés en las alternativas a las píldoras abortivas con medicamentos, que aún son legales en la mayoría de los estados. Según los expertos, esto es una señal del aumento del miedo y la confusión sobre cómo manejar un embarazo inesperado a medida que el problema sobre el acceso al aborto regresa a los legisladores estatales. Los datos de Google Trends sugieren que las búsquedas como “haz tú misma el aborto” y algunas hierbas, como poleo, han sido más altas desde que se filtró el proyecto de la decisión de la Corte Suprema (en mayo) de lo que han sido en los últimos cinco años.

Algunas personas pueden recurrir a métodos de aborto inseguros cuando sienten que no tienen otra opción o basándose en la información que recopilan en las redes sociales”, explicó la doctora Nisha Verma, obstetra, ginecóloga y miembro del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. “Es importante que la gente entienda que las publicaciones en las redes sociales pueden ser poco confiables y pueden propagar información errónea”.

La doctora Romm comentó que, además de los efectos secundarios potencialmente adversos, usar ciertos remedios herbales no probados también puede hacer que las mujeres retrasen aún más la atención médica o que no le revelen información importante a los médicos de emergencia, lo que puede ponerlas en mayor peligro. “La verdad es que eso no va a funcionar la mayor parte del tiempo, por lo que igual tendrá que recibir tratamiento médico”, señaló. “Cuando vas y recibes el tratamiento, has tratado de ingerir algo que no será visto favorablemente ni entendido por la comunidad médica y aumenta tu riesgo de no ser tratada de la manera que quieres ser tratada”.

Leer más  Cavecol registró una reducción del comercio informal en la frontera 

El encanto de los remedios antiguos

Durante siglos, antes de la llegada de los abortos quirúrgicos y médicos o de las opciones de control de natalidad, las mujeres recurrieron a las hierbas para controlar su reproducción. Los historiadores han descubierto referencias sobre métodos abortivos y anticonceptivos a base de hierbas en textos antiguos de China, India, el continente africano y en América Latina.

En Europa, el “árbol de la salvación era el abortivo por excelencia”, dijo Londa Schiebinger, profesora de historia de la ciencia en la Universidad de Stanford. “Por lo general, podría identificar a una partera al ver ese árbol justo afuera de su casa”. Y durante la colonización de las Indias Occidentales, las mujeres esclavizadas usaban abortivos a base de hierbas como una forma de evitar dar a luz descendientes que también serían esclavizados, según la investigación de Schiebinger.

No fue sino hasta el siglo XV que las autoridades del mundo occidental realmente comenzaron a tomar medidas enérgicas contra los abortivos y, según han señalado los historiadores, acusaron a las parteras que habrían brindado atención reproductiva a base de hierbas de brujería y las persiguieron.

Leer más  La OMS declaró que el covid-19 sigue siendo una emergencia sanitaria internacional

Pero incluso aquellos que respetan y honran la historia de los abortivos han advertido sobre el hecho de recurrir a ellos en este momento. “No estoy quitando la importancia de usar hierbas abortivas y hierbas anticonceptivas de emergencia porque nuestros antepasados ​​lo hacían”, dijo la herbolaria Leslie Rae en un video en TikTok. Pero, agregó, “cuando te conectas a Internet y le dices a la gente: ‘Oh, puedes tomar X, Y o Z para interrumpir un embarazo’, ¿sabes cómo preparar esa hierba? ¿Sabes cómo dosificarla? ¿Sabes qué partes de la planta usar?”, cuestionó.

“Brujas de TikTok y herbolarios falsos: dejen de dar consejos a las personas sobre hierbas abortivas”, advirtió.

Además, el uso histórico de una sustancia no debe confundirse con la evidencia de eficacia, dijo la doctora Jen Gunter, obstetra, ginecóloga y autora de varios libros, incluido La Biblia de la vagina. El encanto de los remedios antiguos se basa en la falsa idea de que son seguros y probados por el tiempo porque son naturales. Pero, añadió, a menudo se sacan de contexto y de una época en la que la comprensión del cuerpo humano era menos sofisticada de lo que es actualmente.

Por ejemplo, algunos defensores consideran que el poleo es un remedio legítimo porque se usó durante la época de Hipócrates, el antiguo médico griego considerado el padre de la medicina moderna. “Pero, en la época de Hipócrates, también se creía que el útero vagaba por el cuerpo”, dijo Gunter.

“Usar este tipo de información de hace miles de años no es diferente a tomar un mapa de cuando la gente creía que la Tierra era plana, y se creía que había monstruos marinos, y usarlo para trazar rutas de navegación modernas”.

En otras palabras, cuando se trata de abortos y anticonceptivos de emergencia, hay que apegarse a lo que los científicos han investigado y probado minuciosamente.

“No me importa si algo sale de la tierra o del laboratorio”, comentó Gunter. Lo que le importa es saber si funciona y si es seguro.

Traducido por José Silva

Noticias relacionadas