• Los principales partidos opositores anunciaron diversos procesos de organización interna de cara a las primarias de 2023 y a las presidenciales de 2024. A través de un seriado, El Diario cuenta en qué consisten esos procesos en cada uno de ellos. En esta entrega, Freddy Superlano, coordinador nacional de la Comisión de Revisión, Reorganización y Relegitimación de VP, explicó que el 80 % de los nuevos directivos vienen del interior del país

Voluntad Popular (VP) está en la etapa final de unas elecciones internas que acabará con el nombramiento de una nueva dirección nacional, prevista para finales de julio de 2022. Pero contrario a un proceso de renovación casi total del partido, y al igual que ocurrió con Primero Justicia (PJ), en la mayoría de municipios y estados del país los líderes regionales seguirán siendo los mismos que hasta ahora venían ocupando esos cargos. En el caso de los estados, solo 9 de los 24 (incluyendo Distrito Capital) tendrán nuevos líderes, según explicó para El Diario Freddy Superlano, coordinador nacional de la Comisión de Revisión, Reorganización y Relegitimación de VP. En los municipios el panorama es similar: solo el 30 % de los cargos tendrán nuevos representantes. 

Si bien esto deja al partido relegitimado de cara a la sociedad y a sus activistas, deja a más caras conocidas que nuevos líderes en cada uno de los cargos. No obstante, desde que anunciaron el proceso a principios de 2022, en VP se hizo referencia a un proceso de relegitimación y no de renovación total, debido a que muchos de sus activistas  fueron asumiendo los puestos ante la ausencia de las autoridades electas en los comicios internos anteriores, realizados en el año 2011, a causa de la persecución del régimen de Nicolás Maduro. Superlano explica que el 90 % de sus autoridades nacionales están judicializadas, en prisión o en el exilio.

Hacer una elección simplemente como una fachada le hace mucho daño a los partidos”, dijo el también directivo nacional de VP. “Todo lo que ayude a la unidad (de la oposición al régimen) es bien visto. Cada partido tiene su propia vida y nosotros nos organizamos para blindarnos como partidos, pero sobre todo para aportar a la unidad, que es nuestro objetivo principal, entendiéndola no solo como un elemento estratégico sino que como algo vital para las eventuales elecciones presidenciales de 2024”, añadió.

El balance de la relegitimación

A falta de la elección nacional, al menos 111 mil militantes han participado en las elecciones internas de VP, según Superlano. De confirmarse este número, la participación superaría a la que registró Primero Justicia en sus comicios, en los que votaron 103.211 militantes, de acuerdo con las cifras oficiales difundidas por la comisión electoral de PJ.

“Hasta el momento hemos registrado 6.443 activistas a nivel municipal y 552 activistas a nivel regional. También hemos hecho más de 335 asambleas de legitimación municipal y 23 asambleas de legitimación regionales. Nuestro proceso lo fuimos llevando por etapas con la intención de darle la mayor legitimidad posible a nuestras estructuras. Las asambleas eran como una especie de primarias”, explicó Superlano.

Qué votaron. En cada uno de los municipios y regiones, al igual que se decidirá en la comisión nacional, los militantes eligieron un representante, así como responsables de los gremios, de las mujeres, de los trabajadores y sindicatos, de los movimientos sociales, internacional y de la juventud.

Uno de los aspectos claves de la renovación de los partidos políticos es la inclusión de las mujeres y de las jóvenes. En una rueda de prensa el 24 de mayo, la dirigente de VP Manuela Bolívar respondió para El Diario que el partido tenía como objetivo la paridad de género. Sin embargo, las cuotas de género no fueron precisamente “paritarias”: el requisito fue que 30 % como mínimo debía ser mujer. No obstante, en los cargos sí se habría logrado una paridad. Javier Martucci, coordinador de la Comisión Técnica del Proceso de Relegitimación, dijo a este medio que 48,41 % de los cargos electos hasta ahora son mujeres y 51,59 % son hombres.

Leer más  ¿Qué puntos acordaron el ELN y el gobierno colombiano durante su reunión en Caracas?

“Las mujeres en Venezuela demandan que haya representación paritaria. El incursionar todos en un partido no es un ejercicio de condescendencia. Debe haber capacidad de toma de decisiones. Hoy la mujer está en los espacios de tomas de decisiones”, dijo Bolívar en la rueda de prensa. La dirigente es precisamente una de las nuevas líderes regionales, ya que fue electa como representante del partido en el estado Miranda.

Con respecto a la participación de la juventud, Superlano aseguró que no era necesario establecer una cuota de participación debido a que la mayoría de sus cuadros son jóvenes. “El promedio de edad de los distintos cargos de Voluntad Popular es menos de 50 años”, argumentó.

Consenso y división

Al igual que ocurrió en Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo (UNT) –en Acción Democrática se limitaron a organizar a su militancia–, las autoridades de VP fueron al proceso intentando procurar un consenso en torno a una sola plancha en cada uno de los cargos a elegir, para así evitar fracturas. Y aunque a grandes rasgos pudieron conseguirlo (en los 379 cargos municipales solo en 20 hubo dos planchas; y en el caso de los estados solo 6 de los 24), las autoridades no pudieron evitar la fragmentación del partido: en Yaracuy varios activistas renunciaron y denunciaron un supuesto fraude de las autoridades del partido para favorecer a una plancha. Según la versión de esos mismos exmilitantes, renunciaron alrededor de 600 activistas en el estado.

No obstante, Superlano niega las acusaciones de fraude y aclara que no renunciaron 600 militantes, como aseguró el grupo, debido a que en el estado Yaracuy ni siquiera cuentan con esa cantidad de militantes.

La realidad es que la parte que manifiesta todo esto no se presentó al proceso. Ahí era de suponerse que eran otros los intereses. Ellos estuvieron durante todo el proceso, la comisión se trasladó hasta el estado, trataron de generar consensos para el conteo, fueron a todas esas reuniones y firmaron los acuerdos, pero cuando llegó la hora de presentarse, no lo hicieron. Por ahí te das cuenta de que lo hicieron más para generar un daño. Se les intentó brindar una mano para que tuvieran las mismas condiciones de conteo que tenía la otra parte”, comentó el coordinador nacional de la Comisión de Revisión, Reorganización y Relegitimación de VP.

No es la primera vez que propios militantes de VP aluden a una falta de democracia interna dentro de la organización política. De hecho, antes de la convocatoria de las elecciones internas, al menos 100 activistas renunciaron al partido esgrimiendo estos motivos. Aunque dieron sus nombres, las autoridades de VP rechazaron que fuese esa cantidad de dirigentes. En cualquier caso, Superlano aseguró que este proceso que transita el partido tiene como objetivo, entre otras cosas, zanjar este tipo de denuncias y mejorar el funcionamiento interno de dos maneras:

Leer más  WhatsApp está probando una característica que evita las capturas de pantalla: ¿cómo funciona?

“La primera tiene que ver con la elección en sí: que todo aquel que tenga algún tipo de aspiración dentro del partido, pueda hacerlo y tenga la posibilidad de conseguir las capacidades para que así sea”, dijo Superlano. “Y la segunda tiene que ver con la institucionalización del partido. Hay nuevas autoridades que van a tener la responsabilidad de tomar decisiones para que los cambios no queden en el limbo, también tenemos la oportunidad de restablecer los órganos de nuestro comité de resolución de conflictos, nombrar nuestro contralor interno y otras instancias, así como reglamentar algunos estatutos que faltan ajustar”, añadió.

Con respecto a la posible infiltración en el proceso de militantes que responden al Voluntad Popular judicializado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen de Maduro, Superlano explicó que no era factible debido a que la base comicial estaba actualizada con los activistas que pertenecen al VP legítimo, liderado –todavía– por Leopoldo López.

El rol de los exiliados

Si algo caracteriza a VP desde el año 2014, cuando se incrementó la represión del régimen chavista, es que se maneja principalmente desde el exilio. Sus figuras más importantes, como Leopoldo López, David Smolansky, Freddy Guevara, Carlos Vecchio o Lester Toledo, debieron salir del país. Y si bien algunos de ellos siguen manejando los hilos del partido desde otros países y lo seguirán haciendo después del proceso de relegitimación, Superlano aseguró que al menos 70 % de los líderes de la dirección nacional se encuentran en Venezuela, aunque esto incluye a los gremios y otros sectores sociales, que tienen menos incidencia en la toma de decisiones políticas.

“Eso (tantos líderes en el exilio) nos afecta mucho porque nos desarticula como partido.  Incluso a nivel regional también tuvimos casos de persecución, gente que tuvo que salir del país. Ahora vamos a una nueva etapa de por lo menos sustituir en el espacio a estos dirigentes, porque también tienen algún tipo de responsabilidad desde el exterior”, comentó Superlano.

Para integrar no solo a estos altos cargos que están en el exilio sino a toda la militancia de VP en el exterior, el partido impulsó reformas para que estas personas formen parte de la estructura municipal en la que hacían vida política en Venezuela. Adicional a eso, los militantes tendrán a un representante, el de la diáspora, dentro de la directiva nacional. Sin embargo, paradójicamente serán los militantes que están en Venezuela los que elijan a ese representante de la diáspora debido a que los activistas en el exterior no podrán votar en la asamblea nacional. Desde el partido esgrimen motivos de seguridad que obligan a que el voto sea presencial.

“Hay muchos de estos activistas en distintas ciudades del mundo que tienen representación en sus equipos municipales y regionales en Voluntad Popular. Ellos tendrán la responsabilidad de organizar a los venezolanos que están afuera”, explicó Superlano. “Ellos desde afuera hacen algún tipo de tarea para que no queden totalmente desconectados”.

Leer más  Caso María Lionza: “La UCV como propietaria de la obra debió autorizar el permiso de movilización” 
Elecciones de Voluntad Popular dejarán al partido legitimado y con caras conocidas en los liderazgos
Freddy Superlano. Foto: EFE

De hecho, los representantes en el exilio tienen su cuota asegurada en la dirección nacional. La Junta de Dirección Nacional tendrá en su seno a siete representantes de la diáspora que viven en el extranjero, ocho que se encuentran en el país, y cinco de los ejes geográficos (los llanos, occidente, los andes, oriente y centro), además de los representantes de sectores sociales. A diferencia de PJ, que hizo cambios en la estructura, en VP mantendrán esta misma estructura organizativa “salvo que se haga una propuesta en la asamblea nacional de activistas”, dijo Superlano, aunque hasta el momento no está previsto. “Estamos haciendo cambios más que de formas, de fondo”.

Sin embargo, el dirigente de VP aseveró que estas elecciones internas son una oportunidad para que personas del interior del país, como él, asuman cargos nacionales de VP. “Puedo adelantar que en la configuración de los nuevos equipos nacionales de activistas de Voluntad Popular, el 80 % u 85 % de sus miembros son personas de las provincias. Eso forma parte de un cuadro de renovación que vamos a tener”, dijo.

La ideología para después

La última fase del proceso de relegitimación es la de un Congreso de Ideas. Pero al igual que PJ o UNT, desde VP señalan que la intención es discutir propuestas para el futuro inmediato del país y no la ideología del partido.

“Se van a discutir los aciertos y desaciertos que hemos tenido durante todo este tiempo. Vamos a discutir nuestras banderas de lucha que hemos enarbolado, las consecuencias positivas y negativas que eso nos ha traído. Pero es una discusión no sé si llamarla ideológica, por eso lo llamamos de ideas, porque el país no está para ideologías sino para propuestas, ideas para ver cómo salimos de la situación que tenemos económica y social”, esgrimió Superlano.

Aunque no descartó que durante los congresos se debata sobre la línea ideológica de Voluntad Popular, el congreso no reubicará ideológicamente al partido. VP, al igual que UNT y AD, forma parte de la Internacional Socialista. “La socialdemocracia es una corriente importante y la gente critica el socialismo venga de donde venga, creyendo que lo que esta gente (el régimen chavista) ha pregonado es socialismo”, dijo.

Descartó que el congreso sirva para elegir al candidato de VP para las elecciones primarias de la Plataforma Unitaria Democrática (PUEDE).

Noticias relacionadas