• Mientras los enfrentamientos siguen en varias ciudades de Ucrania, cientos de personas continúan abandonando el país o movilizándose a zonas más seguras

Durante los 365 días que han transcurrido desde que Rusia invadió Ucrania, los combates y bombardeos han cobrado la vida de miles de civiles y soldados de ambos bandos. Los enfrentamientos han destruido edificaciones y provocaron una migración masiva de ucranianos, quienes buscan refugio en países vecinos e incluso de otros continentes. 

El 24 de febrero de 2022, Rusia comenzó a bombardear el Donbás luego de que el presidente Vladímir Putin diera la orden a sus fuerzas armadas de tomar territorio ucraniano en una operación militar.  Tres días antes, el Kremlin había reconocido Donetsk y Lugansk como repúblicas independientes.  

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) detalló que desde el comienzo de la contienda han fallecido más de 8.000 civiles y 13.287 resultaron heridos en Ucrania

Según los últimos datos publicados por el organismo, alrededor del 90,3 % de las bajas civiles fueron causadas por armas explosivas con efectos de área amplia, incluidos proyectiles de artillería, misiles de crucero y balísticos, y ataques aéreos. 

Estas cifras que publicamos hoy (21 de febrero de 2023) ponen al descubierto las pérdidas y el sufrimiento infligidos a las personas desde que comenzó el ataque armado de Rusia el 24 de febrero del año pasado; sufrimiento que vi personalmente cuando visité Ucrania en diciembre”, aseveró el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk.

Sostuvo que los datos son solo “la punta del iceberg”, debido a que estiman que las cifras reales probablemente sean sustancialmente más altas, ya que sus números solo reflejan casos individuales verificados.

Impacto en la población

El alto comisionado de la ONU Volker Turk resaltó que en medio de la escasez de agua y electricidad durante los meses de invierno, casi 18.000.000 de personas necesitan asistencia humanitaria en Ucrania.

También mencionó que al menos 14.000.000 de ucranianos han sido desplazados de sus hogares, lo que equivale a aproximadamente el 31 % de la población, que para el año 2021 se estimaba en casi 44 millones.

“Desde los muy jóvenes hasta los muy viejos han sido todos afectados. Los estudiantes han visto su educación interrumpida por los ataques a las instalaciones educativas, mientras que las personas mayores y las personas con discapacidad se han enfrentado a inmensos desafíos, en algunos casos sin poder llegar a los refugios antiaéreos o teniendo que pasar períodos prolongados en sótanos en condiciones que afectan su salud”, detalló el jefe de Derechos Humanos de la ONU.

Indicó que la mayoría de los que permanecen en las zonas afectadas por el conflicto son personas mayores, quienes están reacias a salir de sus casas o son incapaces de abandonar las zonas peligrosas.

“Cada día que continúan las violaciones de los derechos humanos internacionales y del derecho humanitario, se vuelve más y más difícil encontrar un camino hacia la paz, a través del sufrimiento y la destrucción crecientes”, subrayó Türk.

El alto comisionado puntualizó que la guerra ha repercutido en todo el mundo, debido a que los costos más altos de los alimentos y el combustible “han profundizado la miseria a escala mundial”, especialmente en los territorios que ya eran los más vulnerables.

“Esta guerra, que es una flagrante ofensa a la Carta de las Naciones Unidas y a todo el cuerpo de derecho internacional construido para proteger a los seres humanos en todas partes, y su enorme costo humano debe terminar ahora”, enfatizó.

No han determinado la cifra exacta de militares fallecidos 

Debido a la poca información y claridad en los datos proporcionados por las autoridades de Rusia y Ucrania respecto a los decesos militares, funcionarios de otros países han compartido las estimaciones que manejan sobre los muertos y heridos en el campo. 

Leer más  Piden crear una “gran coalición nacional” para movilizar a los votantes en las elecciones presidenciales

El 22 de enero, el general Eirik Kristoffersen, jefe de defensa de Noruega, precisó que producto de la guerra Rusia había sufrido 180.000 muertos y heridos aproximadamente, mientras que Ucrania tenía 100.000 muertos o heridos en acción junto con 30.000 civiles muertos.

En un correo electrónico a The New York Times a través de un vocero, el general Kristoffersen indicó que aún hay “mucha incertidumbre con respecto a estos números, ya que nadie en este momento puede dar una buena visión general”.

Leer más  Blancorexia: ventajas y riesgos del blanqueamiento dental

Por su parte, funcionarios estadounidenses señalaron la primera semana de febrero que creen que el número de decesos de Rusia está más cerca de 200.000. 

De acuerdo con lo reseñado por The New York Times, los funcionarios advierten que las bajas son difíciles de estimar debido a que se cree que Moscú subestima rutinariamente sus muertos y heridos de guerra, mientras que Kiev está renuente a revelar sus propias pérdidas militares. También indicaron que los recientes combates en las ciudades Bajmut y Soledar han inflado las cifras.

Durante los enfrentamientos, las formaciones de infantería mejor entrenadas se mantienen en reserva para salvaguardarlos, mientras que las tropas menos preparadas están en la línea del frente.

A un año de la invasión de Rusia a Ucrania, los combates han dejado al menos 8.000 civiles muertos
Funeral del periodista, productor de televisión y voluntario del ejército ucraniano Andriy Zagoruyko, que murió cerca de la ciudad de Bajmut el pasado mes de noviembre y fue enterrado en Kiev después de que lograran identificar sus restos, este martes en la capital ucraniana. EFE/ Marcel Gascón

En enero de 2023, un alto oficial militar estadounidense catalogó el combate alrededor de Bajmut como salvaje. El funcionario, que habló con periodistas en anonimato, destacó que la compañía militar privada Wagner, que ha sido central en los esfuerzos de Rusia, comenzó a utilizar a los convictos reclutados como “carne de cañón”, quienes se llevaron “la peor parte de la respuesta ucraniana”. 

The New York Times detalló que las cifras de Ucrania y Rusia son estimaciones basadas en imágenes satelitales, interceptaciones de comunicaciones, redes sociales e informes de los medios sobre el terreno, así como informes oficiales de ambos gobiernos. 

Los momentos más relevantes

El 28 de febrero de 2022, se dieron las primeras conversaciones de paz entre Kiev y Moscú. En ese entonces, Rusia exigió la desmilitarización por parte de las fuerzas ucranianas, el reconocimiento de la soberanía de la península de Crimea y una garantía de que Ucrania no entraría en la OTAN. Por su parte, el gobierno ucraniano demandó la retirada completa de Rusia en territorio ucraniano.

Sin embargo, los bombardeos por parte de Rusia continuaron a medida de que sus tropas avanzaron por el sureste y este de Ucrania. Estas ocuparon grandes porciones de territorio en el que se incluyen decenas de localidades.

Leer más  Comando internacional de María Corina Machado denunció “bloqueo electoral” ante el Congreso de España

Durante el mes de marzo, Rusia irrumpió en Jersón (mar Negro); bloqueó Mariúpol, puerto estratégico en el Donbás; y atacó la mayor central nuclear de Europa, Zaporiyia y Chernobil. Además, lanzó misiles en Járkov, Sumy (noreste), Odesa (sur) y Mariúpol.

El 28 de marzo, Ucrania recuperó la ciudad de Irpin y evitó el cerco a la capital, logrando que el 1º de abril Rusia se retirara de Kiev.

En abril, el descubrimiento de 400 cadáveres de civiles en Bucha, en las afuera de Kiev, causó conmoción en la comunidad internacional, quienes denunciaron el genocidio. Durante el mismo mes, Milicias prorrusas tomaron Mariúpol y Ucrania denunció el posible uso de armas químicas por parte de Rusia. 

A un año de la invasión de Rusia a Ucrania, los combates han dejado al menos 8.000 civiles muertos
Militares rusos hacen guardia en la carretera a la entrada de la ciudad de Mariupol, en la región de Donetsk, Ucrania, el 12 de junio de 2022. EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

Una fuerte explosión registrada el 8 de octubre destruyó parte del puente de Crimea que une la ocupada península con Rusia, que culpa a Ucrania. En respuesta, Moscú bombardeó a gran escala Kiev, Leópolis y Zaporiyia.

El 5 enero de 2023, Putin declaró por primera vez un alto el fuego por la Navidad ortodoxa. Por su parte, Zelenski informó que solo habría una “tregua temporal” cuando Rusia abandone los territorios ocupados, según reseñó la agencia de noticias EFE.

Tres días después, Moscú puso fin a su tregua con ataques en el Donbás, donde murieron al menos 600 soldados.

Falta de municiones y armamento

El jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kyrylo Budánov, indicó que a pesar de que Rusia ya comenzó con su esperada “gran ofensiva” en el este de Ucrania, el Kremlin carece de misiles y municiones suficientes para conseguir sus objetivos estratégicos.

“La gran ofensiva que ellos tienen en mente ya está en marcha”, declaró Budánov el 22 de febrero. Agregó que las acciones son apenas perceptibles debido a las carencias, en materia de armamento y de munición, de las fuerzas rusas.

De acuerdo con Budánov, citado por EFE, la producción de la industria armamentística rusa y las importaciones iraníes no son capaces de compensar el gasto de armamento y munición en que Rusia está incurriendo en batallas como la que se libra por la ciudad de Bajmut.

A un año de la invasión de Rusia a Ucrania, los combates han dejado al menos 8.000 civiles muertos
Militares rusos en la región de Lugansk, Ucrania, en julio de 2022. EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

Ucrania también se está quedando sin municiones. Después de un año en guerra, las cadenas de suministros no logran cubrir la demanda del Ejército ucraniano.

Leer más  Dos formas de perder dinero al invertir en criptomonedas

“El nivel actual del uso de municiones en Ucrania es mucho mayor que nuestras tasas actuales de producción. Esto crea presión sobre nuestra industria de defensa. (…) Por lo tanto, debemos aumentar la producción e invertir en nuestras capacidad de fabricación”, señaló el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Respuesta internacional

El 19 de mayo de 2022 se realizó una reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre inseguridad alimentaria y conflictos, en la que los países miembros manifestaron su descontento por las acciones de Rusia contra Ucrania. Además, hicieron mención de las consecuencias de  la invasión en la exportación de cereales para el resto del mundo. 

La Unión Europea (UE) y sus Estados miembros han condenado en varias ocasiones “la brutal agresión, no provocada e injustificada”, de Rusia a Ucrania y la anexión ilegal de las regiones ucranianas de Donetsk, Luhansk, Zaporiyia y Jersón. 

En este sentido, desde febrero de 2022 el Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea se han reunido periódicamente para debatir la situación en Ucrania desde diferentes perspectivas.

Los dirigentes de la UE han exigido a Rusia en diversas ocasiones que ponga fin inmediatamente a sus acciones militares, retire incondicionalmente todas las fuerzas y equipos militares de Ucrania y respete plenamente la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”, destaca el Consejo Europeo en su página web.

En respuesta a la agresión militar, la UE amplió las sanciones contra Rusia, añadiendo un elevado número de personas y entidades a la lista de sanciones; también adoptó medidas restrictivas sin precedentes.

Pese a las sanciones y a la falta de municiones, el Kremlin continúa con los ataques en el Donbás. Por su parte, Ucrania también busca hacerle frente a la reposición de armamento para mantenerse firme en defensa de su territorio. 

Noticias relacionadas