• El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció una operación militar especial contra objetivos ucranianos. Poco después de su discurso, comenzaron bombardeos en la región del Donbás, así como en las ciudades Járkov y Odesa

Ucrania está bajo ataque. La madrugada del jueves 24 de febrero de 2022 comenzó un despliegue militar y bombardeos en varias ciudades ucranianas por parte de Rusia. Minutos antes del ataque, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el comienzo de una operación especial en ese país.

En un discurso difundido por la televisión rusa, Putin anunció que había aceptado la solicitud de brindar apoyo militar a las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ubicadas en la región ucraniana del Donbás. Sin embargo, su despliegue ha ido más allá y se reportan explosiones en ciudades que no forman parte de los territorios separatistas.

Señaló que su ataque tiene como fin la “desmilitarización y desnazificación de Ucrania”, país del que en otras alocuciones cuestionó su soberanía y consideró como una tierra históricamente vinculada a Rusia.

Foto: Cortesía

Durante las primeras horas de conflicto, el gobierno de Ucrania confirmó la muerte de más de 40 militares ucranianos y una decena de civiles fallecidos. Kiev asegura que luego de la entrada de tanques rusos a Lugansk, recuperó el control de la ciudad y mató a 50 soldados rusos.

Sin embargo, el conflicto ha seguido escalando con el paso de las horas. Un avión militar ucraniano se estrelló este jueves cerca de Kiev, con 14 personas a bordo, y el alcalde de la capital declaró un toque de queda en la ciudad. Además, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, informó que, en medio del ataque, tropas rusas también intentan tomar Chérnobil.

“Nuestros defensores están dando la vida para que no se repita la tragedia de 1986. Esta es una declaración de guerra contra toda Europa”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Ante los ataques, Ucrania cerró su espacio aéreo. De igual forma, Rusia cerró el espacio aéreo sobre su frontera occidental y Bielorrusia.

Amenaza a Occidente

Putin denunció que parte de su ataque a Ucrania se debe a los planes de ese país, fronterizo con Rusia, de unirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). A su juicio, se trata de una amenaza contra la seguridad de su país, por lo que actúa en defensa propia. Con un tono severo, instó a los países de Occidente a no intervenir con la operación.

“Cualquiera que intente interferir con nosotros o, más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata e implicará consecuencias que nunca antes se han visto en la historia”, advirtió.

Foto Oficina presidencial de Ucrania

Ley Marcial

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se dirigió a la población para confirmar la aplicación de la Ley Marcial debido al estado de emergencia en el que se encuentra el país. Instó a los habitantes a permanecer en sus casas y mantener la calma.

En Kiev, capital de Ucrania, comenzó la evacuación de los pasajeros y el personal del aeropuerto, informó el Ministerio de Infraestructura. De acuerdo con informaciones extraoficiales, este sería uno de los puntos de interés estratégico que los soldados rusos intentarían tomar. Desde las 8:00 am (hora local) se escuchan sirenas por toda la capital, advirtiendo sobre posibles ataques aéreos.

Leer más  Un ataque con explosivos dejó cinco muertos y varios heridos en Ecuador 

Por su parte, en redes sociales se difundieron videos en los que se aprecia a cientos de vehículos a toda velocidad en las carreteras, intentando salir de Kiev. Mientras tanto, la ciudad permanece en una tensa calma, con cortes periódicos de electricidad.

Foto: Getty Images

Chernóbil bajo ocupación

La portavoz de la Agencia Estatal de Ucrania para la Gestión de Zonas de Exclusión, Yevgeniya Kuznetsov, informó que la planta nuclear de Chernóbil fue tomada durante la mañana por tropas rusas. Afirmó que toda la gerencia y trabajadores abandonaron las instalaciones antes de la llegada de los soldados.

Antes de tomar el control de la planta nuclear, hubo enfrentamientos entre los rusos, quienes llegaron desde Bielorrusia, y funcionarios de la Guardia Nacional ucraniana. La situación generó preocupación en el presidente Zelenski, quien advirtió del riesgo de un desastre ecológico si las instalaciones resultan afectadas en los ataques.

Precisamente en Chernóbil ocurrió en 1986 uno de los accidentes nucleares más desastrosos de la historia, en la época en la que Ucrania formaba parte de la Unión Soviética. La explosión del reactor 4 provocó una nube de radiación que mató a cientos de personas y obligó a la evacuación de la ciudad de Prípiat. Actualmente la zona del accidente forma parte de una zona de exclusión de 30 kilómetros que tardará décadas en ser habitable. Está ubicada en un punto diferente de la central nuclear actual.

Protestas en Rusia

Manifestante detenido durante una protesta en San Petersburgo contra la guerra. Foto: Getty Images

Más de 1.400 personas fueron detenidas en Rusia en diferentes protestas contra la invasión a Ucrania. Los ciudadanos salieron a las calles en Moscú y San Petersburgo, así como en otras 49 ciudades rusas. De acuerdo con las autoridades, al menos 700 fueron arrestadas nada más en la capital.

En ambas ciudades se desplegaron cuerpos de policía antimotines, bajo el argumento de que no había permiso para protestar. No obstante, activistas han convocado en redes sociales a desafiar las estrictas leyes rusas y mantenerse en la calle para expresar el desacuerdo de la ciudadanía con la intervención militar.

Ataques desde el mar

Poco antes del discurso de Putin, se habían reportado la entrada de convoyes militares y explosiones en las ciudades de la región de Donbás. Una de ellas fue Marioupol, ciudad portuaria del mar Negro, que está bajo control ucraniano a pesar de estar en el Donbás. Está ubicada cerca de la península de Crimea, la cual fue anexada por Rusia en 2014.

También se reportaron explosiones en la ciudad de Odesa, la cual también está frente al mar Negro, pero en el extremo oeste, cerca de la frontera entre Ucrania y Moldavia. Informaciones extraoficiales informan una presunta operación anfibia para tomar la ciudad, que está bastante lejos del territorio en disputa prometido por Putin.

Leer más  Un ataque con explosivos dejó cinco muertos y varios heridos en Ecuador 
Foto: Cortesía

Ataques aéreos

Desde las 6:00 am se registran fuertes bombardeos en Donetsk, una de las zonas separatistas reconocidas por Rusia como Estado independiente. Otros enfrentamientos se han registrado en otras ciudades.

En Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, también se registraron varios bombardeos. El Ministerio de Defensa ucraniano confirmó que la ciudad se encuentra bajo ataque por el sistema de cohetes de lanzamiento múltiple (MLRS). Ante esta situación, varios ciudadanos han buscado refugio en las estaciones del Metro y sótanos. Járkov queda a 300 kilómetros de Lugansk, otra de las regiones separatistas. Informaciones extraoficiales señalan que aparentemente tropas rusas han cruzado la frontera por Lugansk e intentan tomar esa ciudad.

Respuesta de Ucrania

El gobierno de Ucrania aseguró que se defenderá de la invasión a gran escala impulsada por Rusia y que saldrá victorioso. Además, rompió relaciones diplomáticas con Rusia.

“Las pacíficas ciudades ucranianas están bajo ataque. Esta es una guerra de agresión. Ucrania se defenderá y ganará. El mundo puede y debe detener a Putin. El momento de actuar es ahora”, escribió el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitri Kuleba, en su cuenta de Twitter.

Foto: Europa Press

Lituania declaró estado de emergencia por limitar con regiones rusas

Lituania, país miembro de la Unión Europea (UE) y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), declaró el jueves 24 de febrero estado de emergencia. El presidente, Gitanas Nauseda, anunció ante el Consejo de Seguridad de su país la decisión debido al ataque de Rusia contra Ucrania. 

“Hoy firmo un decreto sobre el estado de emergencia que el Seimas (Parlamento) aprobará en una sesión extraordinaria”, señaló el mandatario en su discurso. 

De acuerdo con Nauseda, ahora se trata de la seguridad “externa de Lituania”, la cual debe estar garantizada sin lugar a dudas tras la invasión rusa al territorio ucraniano. Por su parte, la presidenta del Parlamento, Viktorija Cmilyte-Nielsen, convocó de forma inmediata una sesión extraordinaria del órgano legislativo. 

Estados Unidos se pronuncia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se pronunció poco después del discurso de Putin para señalar que Rusia es responsable de iniciar una guerra con consecuencias catastróficas. Aseguró que los aliados de la OTAN responderán de manera coordinada ante cualquier agresión.

Solo Rusia es responsable de la muerte y la destrucción que este ataque traerá y Estados Unidos y sus aliados y socios responderán de una forma unida y decidida. El mundo hará que Rusia rinda cuentas”, declaró.

Indicó que para este jueves 24 de febrero habrá una reunión de los países del G7 para anunciar sanciones contra el gobierno ruso. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ya había advertido la tarde del 23 de febrero que Rusia planeaba atacar Ucrania “antes del amanecer”, lo cual terminó siendo cierto.

La ONU pide frenar la guerra

Mientras Putin hablaba, en Nueva York se desarrollaba una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU). “Presidente Putin, en nombre de la humanidad, devuelva sus tropas a Rusia. En nombre de la humanidad, no permita que comience en Europa lo que podría ser la peor guerra desde principios de siglo”, declaró el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Leer más  Un ataque con explosivos dejó cinco muertos y varios heridos en Ecuador 
Foto: EFE

Salvo China, que evitó pronunciarse abiertamente contra el Kremlin, todos los países miembros del Consejo de Seguridad condenaron el ataque ruso. Curiosamente, Rusia ejerce actualmente la presidencia pro témpore de la organización. Ante eso, el embajador ucraniano, Sergiy Kyslytsya, usó su derecho de palabra para pedir la renuncia del embajador ruso, Vasili Nebenzia, de esa presidencia. “No hay purgatorio para los criminales de guerra. Van al infierno, señor embajador”, le increpó.

Reunión urgente de la OTAN

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Jens Stoltenberg, convocó una cumbre extraordinaria de los dirigentes de los países aliados para preparar la respuesta a la invasión rusa. Los aliados se plantean activar los planes de Defensa de la OTAN y reforzar la presencia en el flanco oriental.

Los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, condenaron el ataque de Rusia a Ucrania. Expresaron su temor por la seguridad de los civiles y aseguraron que harán que el Kremlin “rinda cuentas” por la invasión.

En estas horas oscuras, nuestros pensamientos están con Ucrania y las mujeres, hombres y niños inocentes que enfrentan este ataque no provocado y temen por sus vidas”, dijo el alto representante comunitario para la Política Exterior, Josep Borrell, en su cuenta de Twitter.

El primer ministro británico, Boris Johnson, también repudió el ataque a Ucrania. “El presidente ucraniano informó al primer ministro sobre los ataques que están teniendo lugar, y el primer ministro dijo que Occidente no se quedaría a la espera mientras el presidente (Vladímir) Putin lanza su campaña contra el pueblo ucraniano”, dijo un portavoz de la oficina del jefe de gobierno.

Refugiados ucranianos

Foto: EFE/EPA/STRINGER

Luego del anuncio del ataque militar por parte de Rusia, ciudadanos de diferentes ciudades de Ucrania buscaron las maneras de salir del país.

Varios centenares de ciudadanos ucranianos cruzaron en las primeras horas del jueves la frontera con Rumanía para buscar refugio en casas de amigos y familiares ante la invasión militar a gran escala lanzada por Rusia, informaron las autoridades rumanas.

En la vecina Moldavia, cerca de 2.000 refugiados ucranianos cruzaron el 24 de febrero la frontera, informó la ministra de Interior moldava, Anda Revenko.

Las autoridades búlgaras se mostraron hoy dispuestas a acoger a ucranianos que huyan ante el ataque ruso.

Me dirijo a todos los búlgaros en Ucrania, así como a todos los ciudadanos ucranianos que deseen solicitar asilo en Bulgaria. Estamos abiertos y haremos todo lo posible no solo para transportarlos a Bulgaria de forma segura, sino también para brindarles toda la asistencia necesaria aquí”, aseguró el presidente del país, Rumen Radev.

El gobierno de Polonia, donde actualmente viven de forma permanente 250.000 ucranianos, aseguró recientemente que el país y su mercado laboral “podría asimilar” hasta un millón de desplazados ucranianos.

El primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán, dijo que la oleada ucraniana será peor que la que provocaron las guerras de la década de 1990 en la antigua Yugoslavia.

Información en desarollo…

Noticias relacionadas