-- Publicidad --
  • La tecnología con inteligencia artificial ahorra tiempo y genera mejores resultados en las pruebas de medicamentos para distintas patologías

Algunos laboratorios farmacéuticos en Estados Unidos están utilizando la inteligencia artificial (IA) para desarrollar fármacos a menor costo y de forma más rápida. 

De acuerdo con un trabajo del medio estadounidense The New York Times, en el laboratorio de Terray Therapeutics en California, robots y científicos trabajan en conjunto para fabricar medicamentos.

El proceso para crear los fármacos pasa por la recolección de datos con un modelo de IA que alberga la información de las proteínas que interactúan con las moléculas químicas. Cada interacción se registra y abre la posibilidad al desarrollo de nuevos tratamientos para distintas patologías.

Esta tecnología con IA se basa en los datos moleculares y las interacciones bioquímicas en el organismo de las personas, lo que reduce el tiempo de los ensayos clínicos para probar la eficacia de un medicamento. 

-- Publicidad --

“Una vez que tienes el tipo de datos adecuados, la IA puede trabajar y mejorar mucho el resultado”, señaló Jacob Berlin, cofundador y CEO de Terray, para el medio estadounidense.

Identificaron una forma genética de alzhéimer: ¿de qué se trata?
Foto: Freepik

Algoritmos de la IA en el desarrollo de fármacos

El laboratorio Terray ha generado la información necesaria para entrenar otros algoritmos de IA que permiten diseñar de forma digital las moléculas de fármacos con precisión milimétrica.

Todo el proceso se realiza en el laboratorio, el primer paso es el diseño de las moléculas, luego se prueban en interacción con las proteínas y los resultados, tanto positivos como negativos, se guardan en el sistema de IA, para que el modelo perfeccione y acelere el desarrollo del fármaco.

David Baker, bioquímico y director del Instituto de Diseño de Proteínas en la Universidad de Washington, explicó a The New York Times que la IA generativa está transformando el campo de la industria farmacéutica.

“El proceso de desarrollo de fármacos como se ve en el mercado sigue siendo complejo y muy humano”, agregó el bioquímico.

El estudio que afirmó que el sida podría llegar a su fin en 2030 
Foto: Pixabay

Tecnología biomédica

Actualmente, el proceso para desarrollar un fármaco tiene un costo promedio de un millardo de dólares y una duración de 10 a 15 años, además de una alta tasa de fracaso, ya que no todas las pruebas resultan exitosas. 

No obstante, las nuevas empresas de tecnología biomédica que usan la IA para crear los medicamentos aseguran que han logrado reducir tanto el tiempo como el costo del desarrollo.

De acuerdo con las fuentes del The New York Times, la mayoría de estos laboratorios se enfocan en acelerar las etapas preclínicas, de hecho, en Terray ya tienen fármacos en ensayos clínicos que podrían estar listos para principios de 2026.

Compañías como Bristol Myers Squibb y Calico Life Sciences (ambas en EE UU) se han asociado con algunos laboratorios, para financiar el desarrollo de fármacos. 

Terray actualmente desarrolla medicamentos para enfermedades inflamatorias como el lupus, la psoriasis y la artritis reumatoide. 

Bióloga venezolana creó una prueba y app para detectar el Covid-19
Foto: Pixabay

Otras ventajas de la IA en el desarrollo de fármacos

La IA se utiliza en diferentes etapas del proceso de desarrollo de fármacos. Los modelos de aprendizaje pueden identificar nuevos compuestos al analizar conjuntos de datos de moléculas con mayor potencial para tratar una enfermedad específica.

Además, estos sistemas inteligentes predicen la probabilidad de que un compuesto sea efectivo contra una enfermedad y la probabilidad de que cause efectos secundarios nocivos, sin necesidad de realizar estudios adicionales.

No obstante, el desarrollo de modelos de IA precisos requiere grandes cantidades de datos de alta calidad para que pueda brindar resultados exactos. Este proceso deben realizarlo los investigadores, lo que llevaría tiempo y gastos adicionales. 

Noticias relacionadas