• Proyecciones realizadas por el FMI previo a la caída del precio del petróleo indican que el PIB de Venezuela se contraería 15% durante 2020

La jornada de este lunes ocurrió un hecho sin precedentes en las bolsas de valores de todo el mundo, el precio del petróleo en los contratos a futuro —específicamente el del mes de marzo— se ubicó en terreno negativo, llegando a cotizarse en -37,63 dólares por barril.

Este suceso para cualquier país productor de crudo significa una pésima noticia pues implica que el costo de producir un barril de petróleo es superior al beneficio obtenido al venderlo. Uno de los países en los cuales esta situación tiene un mayor impacto es Venezuela debido a la crisis económica preexistente.

El economista Jesús Casique comenta que Venezuela no está exenta del impacto de la caída de los precios de petróleo a futuro, aún cuando la producción de crudo en el país ha registrado un marcado declive durante los últimos años. La razón, según explica, es que el 97% de los ingresos que percibe Venezuela por concepto de exportaciones están ligados a la industria petrolera.

Esta situación -señala- es debido a que durante años en el país no fue una prioridad el diversificar la economía bajo la premisa de que al tener las mayores reservas de petróleo del planeta.

“Si Venezuela tuviese una economía diversificada, podría afrontar de mejor manera una caída en los precios del petróleo. Tal y como ocurre en otros países donde si bien la principal fuente de ingresos es el petróleo esta no es la única fuente de ingresos”, comenta Casique en exclusiva para El Diario.

Lamenta que durante los dos últimos boom petroleros no se hubieran aprovechado esos recursos para diversificar las fuentes de ingreso del país y así ser menos dependientes de las fluctuaciones de los precios del hidrocarburo, como está ocurriendo en los actuales momentos.

Al complejo panorama económico se suma otro factor, como lo son las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Hecho que dificulta que la compañía pueda comercializar el poco petróleo que aún produce. Esto ha obligado a la estatal venezolana a realizar descuentos a los envíos para facilitar su venta y poder deshacerse de su inventario al tiempo que le permite mantener un flujo de caja.

Casique apunta que históricamente el precio de la cesta venezolana se ubica entre unos ocho o nueve dólares por debajo del precio del barril WTI Texas,  que sirve como referencia para el mercado americano. 

Es por esto que al cotizarse el WTI en 15 dólares, el crudo venezolano lo hace aproximadamente a entre 6 y 7 dólares por barril, monto al que se le deducen los descuentos realizados por Pdvsa para poder mover su crudo.

El experto sostiene que aún es prematuro poder realizar proyecciones de cuán profundo será el impacto, para la economía venezolana, de la caída de los precios registrada este lunes. Sin embargo, recuerda que las últimas proyecciones realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) —previo a la caída de los precios del petróleo— indicaban que la contracción que registrará la economía venezolana será de aproximadamente 15%, con una inflación de 15.000%.

Este es un país que está amarrado al petróleo por lo que el ‘latigazo’ que vamos a recibir va a ser mayor que en otros países». Jesús Casique, economista.

Casique considera que es altamente factible que, ante la caída de los precios del petróleo, la respuesta del régimen de Nicolás Maduro sea recurrir a la explotación intensiva del Arco Minero para intentar obtener por esa vía las divisas que se requieren para poder continuar operando.

“Ellos seguramente van a utilizar el Arco Minero y la explotación de oro para conseguir las divisas que necesita el país al no tener acceso a ningún tipo de financiamiento internacional”, pronostica Casique.

¿Petro sin valor?

Como parte de una política gubernamental desde el año 2017 el régimen de Nicolás Maduro impulsó la creación del petro una “criptomoneda” estatal respaldada por una parte de las reservas petroleras de Venezuela y su precio sería equivalente a la cotización de un barril de petróleo en los mercados internacionales.

Con el objetivo de masificar su uso, el régimen decidió utilizarlo como referencia para el cálculo de la tramitación de cualquier documento que deba ser emitido por la administración pública, como por ejemplo el pasaporte. Otro factor que en su momento también fue “anclado” por el gobierno al valor del petro fue el salario mínimo, ubicándolo en medio petro al mes.

La caída de los precios del petróleo según Casique ha permitido comprobar que la supuesta fluctuación del precio del petro, de acuerdo con el precio del crudo, es una mentira y que en realidad este es fijado a manera discrecional por el régimen.

Nadie sabe cómo se cotiza el petro y si el precio del barril está en negativo ¿cómo se va a comportar el precio del petro?”, cuestionó el economista.

Usuarios de las redes sociales también se han hecho eco del cuestionamiento que plantea Casique al preguntar en forma sarcástica si organismos gubernamentales como el Saime decidirán ajustar la cotización del petro al precio negativo del barril de crudo y pagarán a los ciudadanos por la tramitación de su pasaporte.

Aún luce complicado poder dilucidar cuán afectada se verá Venezuela por lo ocurrido durante la jornada de este lunes en los mercados internacionales, no obstante algo es seguro, en una economía en la que la principal fuente de divisas registra una caída como la vista este día el panorama económico se augura cuando menos mucho más oscuro para todos los venezolanos.

Noticias relacionadas