• Según el régimen de Nicolás Maduro se han realizado casi 400.000 pruebas en Venezuela. Afirma ser el único país que ha hecho ese número de estudios, pero ¿realmente son efectivos estos exámenes?

Más de 390.000 pruebas de diagnóstico de Covid-19 ha realizado el régimen venezolano, según aseguran voceros de Nicolás Maduro. Desde la confirmación de los primeros contagios en el país, los encargados de informar y realizar las pruebas de diagnóstico han sido los cabecillas del régimen y no el Ministerio de Salud, afirmando que Venezuela es el país de la región que más exámenes ha realizado. 

Foto archivo cortesía

Ante esto, el diputado de la Asamblea Nacional José Manuel Olivares ha denunciado en repetidas ocasiones que las pruebas rápidas que aplica el régimen no son confiables y que la cifra de contagiados es más alta de la que afirman que hay. 

Para comprender mejor cuál es la efectividad real de estos exámenes, en El Diario conversamos con Miguel Angel Navas, infectólogo venezolano, quien afirmó que es mejor realizar pruebas moleculares (las PCR) para poder obtener un diagnóstico seguro.

¿Qué son las PCR?

Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR por sus siglas en inglés) es un tipo de prueba diagnóstico para detectar enfermedades infecciosas. Al hacer una prueba PCR, se observa un fragmento genético de un patógeno o microorganismo.

La PCR se basa en las características de estabilidad al calor de la enzima Polimerasa. En el caso del COVID-19, detecta la molécula ARN y he aquí la principal diferencia entre la prueba PCR y el test rápido, éste no detecta la ARN del virus sino, los anticuerpos producidos frente al virus.

“Es mejor realizar pruebas moleculares porque son las que te permiten detectar de forma directa el virus (…). Si haces muestras de lavado bronquio anulares, hay más probabilidades de un diagnóstico certero que si realizas hisopados nasofaríngeos, porque si tomas la muestra mal, no tendras el resultado adecuado”, aseguró Navas. 

Indicó que lo que hace el régimen de Maduro es contar el total de pruebas rápidas y de PCR que realizan y por eso afirman que Venezuela es el país en que más estudios se hacen. El infectólogo explicó que hay naciones que tienen una mayor capacidad de realizar diagnósticos y han realizado menos pruebas, pero estas naciones sí aplican los estudios de PCR y hacen el seguimiento adecuado. 

Los otros países están registrando pruebas moleculares mientras que en Venezuela estamos sumando las pruebas moleculares más las pruebas rápidas. Muy probablemente el gobierno lo que está haciendo es un sesgo desde el punto de vista diagnóstico”, expresó.
Foto cortesía

Aseguró que los casos confirmados deben ser reportados de acuerdo a las PCR realizadas y no tomando en cuenta las pruebas rápidas, debido a que esta última puede dar positivo y lo que está realmente indicando es que la persona estuvo en contacto con el virus.

“Si la prueba rápida da positivo, inmediatamente hay que realizar una PCR para confirmar y tener un diagnóstico certero y así poder reportar el número verdadero de casos”, aseguró Navas. 

Solo un laboratorio en Venezuela

El Instituto Nacional de Higiene (INH) Dr. Rafael Rangel, ubicado en Caracas, es el único centro que procesa las pruebas de diagnóstico de Covid-19. Esto significa que las muestras recogidas en el interior del país deben ser trasladas a la ciudad capital. 

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reveló que desde el 13 de marzo (fecha en la que se anunciaron los primeros casos) y hasta el 30 de ese mismo mes, Venezuela tan solo había realizado 1.779 pruebas diagnósticas

En el documento se explicó que esto quiere decir que durante los primeros 19 días de pandemia en el país, se realizaron 93 pruebas diagnósticas diarias a seis de cada 100.000 habitantes.

 

Covid-19 en Venezuela

318

personas contagiadas

128

personas recuperadas

10

personas fallecidas

La Comisión Presidencial de Expertos de la Salud designada por Juan Guaidó advirtió el 23 de abril que Venezuela realiza 198 pruebas diagnósticas para COVID-19 con la técnica de reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real (PCR) por cada millón de habitantes. Lo que indica que es uno de los números más bajos registrados en la región latinoamericana.

Entonces, ¿por qué no permitir que otros institutos del país procesen las pruebas? el infectólogo cree que se debe a que el régimen de Nicolás Maduro busca centralizar la información para que solo ellos tengan el control de estos datos. 

“La idea de ellos (régimen de Maduro) es que todos los resultados lleguen directo al INH para que sean ellos los que hagan y den el reporte (…) Yo creo que es como ha sucedido en otras situaciones donde quieren tener el control y que solo ellos sean los voceros de los casos de Covid-19 en Venezuela”, indicó. 

Foto cortesía 

¿Es dudosa la cifra de recuperados también? 

El grupo de Nicolás Maduro también alardea de la cifra de recuperados en Venezuela. Según la información que reportan los voceros, se han recuperado más de 120 personas en todo el territorio nacional. 

Ante esto, Navas expresó que tiene dudas sobre esos números, ya que no se sabe bajo cuáles criterios en específico se están basando para dar el alta a los pacientes y afirmar que ya no están contagiados. 

Yo no sé si ellos están aplicando los criterios publicados por el Ministerio de Salud, que según indican se deben realizar dos PCR que salgan negativas”, explicó.

El infectólogo explicó que lo ideal es hacer un seguimiento a la persona que estuvo contagiada ya que el cuerpo puede tardar hasta 28 días en eliminar el virus aun cuando la persona ya esté fuera del “periodo de enfermedad”. 

“Esos seguimientos hay que hacerlos de una manera muy estricta porque  pasó en otros países que personas que se curaron, días después volvieron a contagiarse, es decir, hubo pacientes que lograron controlar la infección y luego tuvieron reinserciones”, explicó Navas.

En medio de una severa crisis, el régimen de Maduro asegura que están logrando “ganarle la batalla al coronavirus”; sin embargo, la opacidad en el manejo de los casos en el país sigue siendo un aspecto que parte de la población y diversos especialistas ponen en duda.

Mientras tanto, aumenta el descontento social y a los estragos de la pandemia se le suman la escasez de gasolina, el desequilibrio en la economía y la falla en los servicios básicos, aspectos que mantienen a los venezolanos en las calles protestando, sin cumplir con la cuarentena preventiva.

Noticias relacionadas