• El 12 de junio se conoció que el Ministerio de Relaciones Exteriores del país austral canceló el plan con el que presuntamente iban a repatriar a un grupo de migrantes colombianos que pernoctaban a fuera de las embajadas. Foto principal: AFP

La situación vulnerable en la que viven muchos migrantes en Chile ha sido tema de preocupación para el gobierno de Sebastián Piñera. En reiteradas oportunidades el canciller del país suramericano, Teodoro Ribera, ha solicitado a países que tienen a sus ciudadanos pernoctando afuera de las embajadas, permitir el retorno de estas personas que a raíz de la pandemia ocasionada por el Covid-19 quedaron sin empleo y sin recursos para sobrevivir en Chile.

El gobierno de Chile implementaría un Plan Humanitario de Regreso Ordenado para que estas personas pudieran retornar a su país, sin embargo, el 12 de junio se difundió un documento en el que el Ministerio de Relaciones Exteriores del país sureño informando de la suspensión de dicho plan.

Se conoció que este beneficio no le había sido planteado a la comunidad de migrantes venezolanos que se encuentran en albergues de la ciudad de Santiago de Chile, debido al cierre del espacio aéreo de Venezuela, decretado por el régimen de Nicolás Maduro desde el pasado 12 de marzo para evitar la propagación de virus.

A las personas venezolanas no se les ha ofrecido porque no hay respuesta de Venezuela sobre la apertura del espacio aéreo para posibles vuelos de retorno”, dijo en entrevista para El Diario Patricia Rojas, presidente de la Asociación Venezolana en Chile (Asoven).

Este 11 de junio Evelyn Matthei, alcaldesa de Providencia (municipio de la ciudad de Santiago), ratificó mediante una rueda de prensa que han intentado comunicarse con las autoridades del régimen pero estos no les atienden la llamada.

Hasta los momentos solo se conoce que el plan de retorno se ha presentado para la comunidad colombiana en Chile, quienes también se han visto afectados por la crisis económica que causó la pandemia.

Cientos de colombianos han tenido que pernoctar a las afueras de su Consulado, con el riesgo de enfermarse debido a las bajas temperaturas que se registran actualmente en el país. Se mantienen a la espera de respuestas del gobierno de Iván Duque para ser retornados.

De acuerdo con el departamento de extranjería de Chile, en el país hay más de 146.582 ciudadanos residentes colombianos.

El mismo panorama lo viven los migrantes de Ecuador, Perú y Bolivia. Sin embargo, para las comunidades peruanas y bolivianas se han realizado planes de retorno vía terrestre, debido a que estos países comparten frontera con Chile.

Controversia

El Plan Humanitario Regreso Ordenado ha sido objeto de crítica debido a los lineamientos que establece. Las personas que opten por este beneficio deben renunciar a la residencia en Chile y tienen prohibición de entrada al país por un tiempo determinado.

Patricia Rojas ofreció para el equipo de El Diario la declaración jurada que habrían recibido los migrantes colombianos y que deben firmar para poder solicitar el beneficio.  

“Declaro, bajo promesa o juramento de fe, que renuncio a toda solicitud de residencia en el país que hubiese efectuado, así como toda solicitud de refugio o al estatus de refugio en caso de poseerlo, según corresponda”, reza el punto tres del documento.

Mientras en el punto seis, la persona jura que no regresará a Chile en un lapso de nueve años, partiendo desde la fecha de salida del país sureño.

Esta medida también fue aplicada en 2018 y 2019 para los migrantes de Haití que por estar en condiciones vulnerables fueron repatriados a su país, luego de firmar esta declaración jurada.

Sin embargo, el 9 de junio la Corte de Apelaciones de Santiago emitió una orden en la que impide que se les obligue volver a Chile en nueve años a los migrantes que se han visto en la necesidad de solicitar este beneficio por la crisis que ha generado el coronavirus y que los ha obligado a estar en situación de calle. Esto podría ser el motivo de la suspensión del Plan Humanitario de Retorno Ordenado.

Esta decisión se logró luego de que se emitiera un recurso de amparo en contra del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile por “obligar” a los migrantes, en este caso colombianos, a firmar una declaración jurada que les impida retornar al país y renunciar a las residencias.

“Las personas amparadas de nacionalidad colombiana han manifestado, públicamente y ante la representación diplomática colombiana en Chile, su intención de viajar a Colombia, algunas de estas en conjunto de sus familiares o hijos nacidos en Chile. Algunas de estas personas tienen la calidad migratoria de turista y quedaron sin poder retornar”, reza parte de la misiva enviada a la Corte de Apelaciones de Santiago.

Carlos Carrasco, secretario de Asoven, explicó a El Diario que esta medida de prohibición de entrada a Chile del Ministerio de Relaciones Exteriores no corresponde a la legislación chilena, debido a que esta decisión solo se aplica a los extranjeros que cometen delitos en el país o hayan ingresado de manera irregular.

La mayoría de las personas que están solicitando un vuelo de repatriación ingresaron de manera regular y en ninguna parte de la legislación del Estado chileno permite al Estado prohibirle la entrada a estas personas”, indicó.

Agregó que este documento debería ser firmado de forma voluntaria, sin embargo quien no lo firme no se le permitirá abordar el vuelo para el retorno humanitario.

“El llamado es a que esta medida no se aplique en esta circunstancia”, expresó.

Venezolanos contagiados

El pasado 4 de junio se conoció que al menos 26 ciudadanos venezolanos que se encontraban en un albergue de Santiago dieron positivo a la prueba por Covid-19.

Carrasco informó que estas personas y otros casos sospechosos ya habían sido trasladadas a una residencia sanitaria del Ministerio de Salud chileno para poder cumplir la respectiva cuarentena y así evitar que los demás venezolanos que estén en el albergue resulten contagiados.

Los días siguen corriendo y la agonía de los venezolanos que se encuentra en situación crítica en Chile aumenta. Su única solicitud es poder ser enviados a su país donde el resto de sus familiares los siguen esperando, pese a la crítica situación política, humanitaria y social que se está viviendo en Venezuela.

Noticias relacionadas