• 31% de las consultas psicológicas brindadas por Cecodap en los primeros seis meses de 2020 estuvieron relacionadas con alteraciones del ánimo de niños y adolescentes. Foto: Unicef

1.407 familias, niños y adolescentes solicitaron la asistencia psicológica del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) en el primer semestre de 2020. Esta cifra rebasó el total de pacientes atendidos en todo el año 2019 y el principal motivo de este aumento es la irrupción de la pandemia por coronavirus en el entorno psicológico de los venezolanos. 

El temor por el virus, la incertidumbre y el confinamiento como medida de protección para evitar un contagio se le suman a una situación de emergencia humanitaria compleja, que afecta todos los aspectos en la vida de niños y adultos. 

El informe semestral de asistencia psicológica de la organización reveló que el principal motivo de consulta fue alteraciones en el ánimo. Es decir, 31% de los pacientes reportaron la aparición de tristeza, rabia, angustia e incertidumbre. De ese total, 20% manifestaron riesgo o ideación suicida. 

blank
Las estadísticas que hablan de salud mental siempre deben llamar la atención y especialmente ahora que todo este tema de la cuarentena genera un impacto emocional muy importante en niños, niñas y adolescentes”, dijo Jannia Orta, psicóloga de Cecodap, en exclusiva para El Diario.

Orta explicó que las alteraciones de ánimo no eran un motivo principal de conducta en años anteriores, por lo que lo calificó de preocupante. Por otra parte, aseguró que las consultas por castigo físico y por “niñez dejada atrás” a causa de la emigración de los padres disminuyeron porcentualmente. 

Motivos de consulta psicológica

31%

alteraciones del ánimo

17%

conflictos del grupo familiar

8%

niñez dejada atrás

La especialista en salud mental confesó que la asistencia por cambios de ánimo y riesgo suicida continúan de forma exponencial. Orta forma parte de un equipo de siete psicólogos y ella en una semana atendió tres casos de adolescentes con esas características.

También tildó de crítico que los castigos físicos continúan ocurriendo, a pesar de que se han reportado con menor frecuencia. 

“No quiere decir que todas las personas que tienen conflictos familiares usan el castigo físico como un método en la crianza, pero está muy naturalizado en nuestra cultura. Entonces a veces ni siquiera se cuestionan esto como un problema, pero impacta evidentemente a los chamos”, añadió la psicóloga. 

Orta hizo especial énfasis en los efectos que deja la falta de interacción social en los adolescentes. Esto se debe a que la necesidad de pertenecer y compartir en grupos de amigos es fundamental para esa etapa del desarrollo. 

blank
Esta es una etapa en la que la familia no es tan importante como sus grupos de amigos y si no pueden salir ni pertenecer, eso puede generar conflictos en casa con los padres”, detalló.

Servicio de Atención Psicológica

Luego de que el régimen de Nicolás Maduro decretó cuarentena nacional, el pasado 16 de marzo, Cecodap activó un Servicio de Atención Psicológica (SAP) remoto. Básicamente la atención se realiza por vía telefónica y hasta ahora lograron llegar a 18 estados del país. 

La mayoría de las consultas se concentraron en Distrito Capital (51%), Miranda (31%) y Zulia (4%). Además, 52% de los beneficiarios fueron niños de 2 a 12 años de edad.

Jannia Orta explicó que la organización también ha realizado conversatorios, talleres de sensibilización y seminarios web, en los que siempre se promociona el servicio de asistencia psicológica. 

“Las entrevistas de radio, televisión y otros medios también nos han ayudado a llegar a más personas. Incluso dos adolescentes que atendí recientemente me informaron que consiguieron el número de Cecodap gracias a amigas del colegio que se lo compartieron”, señaló. 

blank

En ese proceso de crecimiento del servicio, los especialistas se han encontrado con que muchas comunidades no tienen acceso a este tipo de servicios y por eso acudieron a ellos. 

Tensión en la dinámica familiar 

La psicóloga explicó que la dinámica familiar se vuelve más tensa durante la cuarentena porque es más difícil sobrellevar el estrés diario durante el encierro. 

blank
Ya enfrentamos varios problemas en el país, vivimos constantemente estresados por la falta de servicios básicos y no podemos salir a la calle a distraernos y olvidar por un momento estos conflictos. Eso afecta tanto a niños como adultos y hace el entorno familiar mucho más tenso”, aclaró la especialista.

Orta indicó que no es conveniente intentar ocultar los problemas ante los niños, porque eso no minimizará el impacto en sus emociones. Añadió que los hijos suelen notar cuando los padres se sienten mal o preocupados, por lo que recomienda conversar en familia esas situaciones. 

La especialista también sugiere a los padres hacer una autoevaluación de sus emociones que, durante el confinamiento, están “a flor de piel”. Esos sentimientos, reacciones y conductas pueden verse reflejadas en los niños y crear cada vez más un entorno conflictivo. 

La experta insiste en que la comunicación familiar puede ser la clave para sobrellevar cualquier crisis o situación difícil. En el caso de que el núcleo familiar no pueda comunicarse oportunamente se puede acudir a otros familiares, amigos o especialistas. 

Señales de alarma 

La psicóloga insta a los padres y cuidadores a estar pendientes de los cambios de comportamiento de niños, niñas y adolescentes. Estos pequeños detalles podrían ser señales de alarma que les permitirán buscar ayuda oportunamente. 

Algunas de las señales que pueden representar una alerta: 

  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Mucho llanto.
  • Miedos nocturnos. 
  • Necesidad de dormir gran parte del día. 
  • No salir de la habitación.
  • Frases como “No hay un futuro cercano”, “El futuro es incierto” o “No hay salida para esto”. 
  • Poca interacción familiar.
  • Respuestas violentas.
  • Peleas frecuentes con hermanos.

La especialista pide a los padres y cuidadores no desestimar las cambios que vean en los niños y adolescentes de la casa. Asimismo, sugiere no esperar a que un conflicto se vuelva más grande antes de buscar ayuda profesional. 

Jannia Orta advierte que las familias venezolanas se enfrentan actualmente a un nuevo desafío: las vacaciones en cuarentena que, si se abordan de manera adecuada, podrían mejorar el estado emocional de los más vulnerables durante esta pandemia. 

Noticias relacionadas