• La Corte Suprema de Cabo Verde dijo que no es competente para definir la extradición del empresario Alex Saab. Devolvió el caso a la Corte de Apelaciones

La Corte Suprema de Cabo Verde se declaró “no competente” para decidir sobre la extradición del supuesto testaferro de Nicolás Maduro. El empresario colombiano Alex Saab, quien permanece privado de libertad en el país africano.

La máxima corte caboverdiana devolvió este lunes 20 de octubre el caso a la Corte de Apelaciones para evaluar las medidas solicitadas por la defensa de Saab, según reseñó el diario El Espectador.

El empresario colombiano, de 48 años de edad, fue capturado el 13 de junio en Cabo Verde, África, por estar vinculado con los presuntos delitos de lavado de dinero y corrupción relacionados al régimen venezolano.

“Esta resolución, expone que dicho tribunal no tiene competencia para decidir en lo relacionado al arresto domiciliario. Toma, por lo tanto, la posición de devolver el caso a la Corte de Apelaciones del país. Para que sea esta la que estudie de nuevo las medidas provisionales solicitadas por el equipo legal del afectado”, aseguró la defensa de Saab a través de un comunicado.

“El tribunal caboverdiano ha remitido también algunas cuestiones a dicho Tribunal de Apelación debido a numerosas irregularidades”, expone en el documento uno de los abogados de Saab, Jose Manuel Pinto Monteiro. 

“La Corte Suprema ha emitido una decisión que amonesta a la Corte de Apelaciones por ignorar los principios básicos del debido proceso”, dijo Rutsel Silvestre J. Martha uno de sus abogados.

Supuesta vulneración de derechos

Desde la cárcel Isla de Sal, en Cabo Verde, Alex Saab emitió denuncias a través de unas cartas en donde revela presuntas torturas.

En la misiva de Saab indicó que hombres encapuchados llegaban a su celda en las noches para golpearlo para que hiciera declaraciones falsas en contra de Maduro, su familia y firme la extradición voluntaria a Estados Unidos.

Sin embargo, Saab precisó que “ni con sangre” está dispuesto a hacer eso.

El canciller del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, replicó las denuncias de los supuestos maltratos y torturas lo que catalogó como violación a sus Derechos Humanos.
Arreaza pidió que se permitiera la visita de un médico forense al enviado especial Alex Saab, además de la revisión de su integridad por parte de la Procuraduría General de la República de Cabo Verde (PGR).

Aunque en el cuerpo de Saab habían heridas, de acuerdo con la PGR, el organismo de justicia desmintió al empresario sobre el origen de las mismas y señaló que no habían rastros de tortura, pero sí de autolesiones.

Postura inicial sobre Alex Saab

El pasado 31 de julio, la justicia de Cabo Verde autorizó la extradición del empresario Alex Saab. El empresario es acusado de sobornar a funcionarios venezolanos y de canalizar más de 350.000.000 de dólares a cuentas en el extranjero, a Estados Unidos.

Baltasar Garzón, abogado defensor de Saab, informó a Europa Press que aunque las autoridades de Cabo Verde tomaron la decisión a finales de julio, la misma le fue notificada el lunes 3 de agosto.

“El tribunal de Barlovento ha decidido de forma arbitraria, sin sustento legal y con absoluta falta de motivación aprobar la extradición del señor Saab. Por tanto, su entrega al agente perseguidor por razones políticas, Estados Unidos”, dijo entonces la firma de Baltasar Garzón. 

Con la decisión del máximo tribunal de Cabo Verde, la defensa de Saab aseguró que la resolución se da en “base a las irregularidades y las constantes vulneraciones de los derechos humanos sufridas por el agente diplomático venezolano desde el pasado 12 de junio”.

Millones de dólares congelados

Al empresario Alex Saab le fueron congelados 700.000.000 de dólares en el principado de Liechtenstein, entre Suiza y Austria. Esto de acuerdo con información del diario colombiano El Tiempo.

El periódico citó a fuentes federales que indicaron que las cuentas intervenidas están ubicadas en Estados Unidos. Además están conectadas con otras de al menos tres países. Agregó que se esperan nuevos decomisos. Se pretende investigar si los recursos incautados están vinculados a operaciones con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

La relación de Alex Saab con el programa de los CLAP  fue detallada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. El convenio empezó en el año 2016. Saab y su socio comercial, Álvaro Enrique Pulido Vargas, idearon una estructura societaria para comprar alimentos a un distribuidor extranjero.

“Con conocimiento de Maduro, Saab se quedó con lucros sustanciales. Importó apenas una fracción de los alimentos que se necesitaban para el programa CLAP”, señaló el departamento.

Saab permanece privado de libertad a la espera de las próximas decisiones que tomen los entes judiciales de Cabo Verde.

Noticias relacionadas