• Luis “Maita” Arias, jugador del sexteto venezolano, declaró en exclusiva que para el 1° de diciembre él y sus compañeros esperan que se resuelva la problemática con la documentación que requiere prórroga | Foto: @PanamSports

Tener la documentación al día representa un inconveniente para la selección masculina de voleibol. Debido a la falta de pasaportes, los jugadores no tienen la posibilidad de salir de Venezuela y hacer una gira internacional como preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio, postergados para 2021 ante la pandemia por covid-19.

Luis “Maita” Arias, jugador del sexteto vinotinto, declaró para El Diario que la situación con los pasaportes se convirtió en un dolor de cabeza. Independientemente de que las autoridades gubernamentales están al tanto de esta problemática, el combinado no ha recibido respuestas ni soluciones concretas.

Esperemos que esto se resuelva pronto, porque es una problemática que nos está afectando a nivel profesional, personal y colectivo. Hay jugadores que están en el extranjero y han dejado de participar en competición europea porque no pueden salir del país donde están jugando”, sostuvo Arias con preocupación.

Contó que los voleibolistas se reunieron el pasado 25 de noviembre con Luis Salas, director general de Deporte de Alto Rendimiento, y les aseguró que para el martes 1° de diciembre se resolvería la situación con los pasaportes que requieren prórroga.

“Faltaría solucionar el tema con los pasaportes nuevos. Hay casos como el mío y el de cuatro compañeros que nos falta sacar el pasaporte porque se nos venció este año o por falta de páginas. Sin eso, no podemos hacer nuestro trabajo fuera del país ni hacer la gira de preparación”, reiteró.

Entrenamiento en el IND

Foto: IND

Con autorización de la Federación Venezolana de Voleibol (FVV) los integrantes de la selección se concentraron esta semana en la sede del Instituto Nacional de Deportes (IND), para entrenar en el Gimnasio Gastón Portillo. Previamente, se realizaron la prueba molecular (PCR) para detectar si tenían covid-19.

“Desde hace tiempo nosotros iniciamos los entrenamientos. Algunos jugadores dimos positivo; cumplimos nuestro tiempo de cuarentena, luego nos volvieron a hacer la PCR y dimos negativo”, agregó el oriental.

“Maita”, quien se desempeña en la posición de opuesto, hizo énfasis en que los voleibolistas están conscientes de la pandemia y la crisis que golpea al país. Sin embargo, “no es lo mismo estar entrenando acá, que también es productivo, a competir en las ligas extranjeras”, donde el nivel es más alto.

“Las instalaciones del gimnasio no se encuentran en las mejores condiciones para prepararnos a unos Juegos Olímpicos. Tengo entendido que todo cambiará de forma positiva cuando se reporte el entrenador principal, quien dará una ruta a seguir. El director de Alto Rendimiento nos garantizó que para este fin de semana llegaría el entrenador de la selección”, destacó.

Ronald Sarti, director técnico del equipo masculino de voleibol, tiene meses radicado en Argentina y no ha podido regresar a Venezuela. En este sentido, Luis Arias comentó que los jugadores se han puesto en contacto con el cuerpo técnico de manera constante por medio de la plataforma Zoom.

“Hemos planteado la problemática e intentado tener conexiones para tener una dinámica de trabajo, a pesar de que no podíamos realizar las actividades por la situación de la pandemia. Ahora que comenzamos, nos hace falta que llegue el entrenador principal para reunirse con el equipo lo más pronto posible”, señaló el opuesto.

Ante la falta de pasaportes y la poca preparación, Sarti y varios miembros de la selección masculina —incluyendo a Luis Arias— se han pronunciado recientemente en las redes sociales. Este reclamo es solo un llamado de atención para que haya “un poco más de voluntad para trabajar en conjunto”, afirmó “Maita”, pues son ellos quienes dan la cara por el país en una cancha.

“Nosotros no queremos ser la piedra en el camino de nadie. No queremos llegar a una confrontación, sino a una solución. Sencillamente este es un grito que hacemos, en colectivo, para salir de este bache. Queremos dar un paso hacia adelante y comenzar a trabajar desde ya”, dijo.

Confesó que, hace unos meses, los voleibolistas tenían entendido que se mantendrían concentrados en el IND en un período de 15 días. Después harían una gira en República Dominicana y, posiblemente, Brasil.

“Nosotros somos atletas y necesitamos las condiciones para desarrollar nuestro deporte. El tema que más nos ha afectado es la documentación. Hay tiempo que se ha perdido, pero ya no podemos retroceder. En los Juegos Olímpicos vamos a enfrentar a las grandes potencias del mundo, y ellas no están paralizadas con pasaportes ni por temas de entrenadores”, argumentó.

“Pedimos un poco de respeto”

Foto: Cortesía

Ronald Sarti expresó en julio de 2020 para El Diario que el voleibol venezolano ha sido una de las víctimas más recurrentes de las desatenciones por parte de los entes que manejan el deporte en el país, pues “no se le da el trato que corresponde”.

Luis Arias se mostró de acuerdo con Sarti. Consideró que el combinado no ha sido atendido de la forma adecuada, debido a que, en medio de las adversidades, representará al país en la próxima cita olímpica.

Pedimos un poco más de respeto y atención, ya que hay otras disciplinas que han sido atendidas, que con todo el respeto sabemos que lo merecen, pero estamos hablando de un equipo en conjunto que clasificó a unos Juegos Olímpicos. No se trata de cualquier competencia, necesitamos el máximo de preparación y de condiciones para tener el mejor rendimiento posible”, expuso el opuesto.

Según su criterio, el voleibol venezolano ha conseguido resultados importantes en masculino, femenino y de playa. “Para nadie es un secreto que hemos pasado por tiempos difíciles, pero hemos sabido competir. Es algo que nos llena de orgullo. Con un poco más de voluntad y atención, los resultados serían mejores y más concurrentes”, sentenció.

Histórica y angustiante, así fue la clasificación de la selección masculina de voleibol a los Juegos Olímpicos de Tokio. Además de la falta de roce competitivo, las deudas que amenazaban su continuidad en torneos internacionales, la ausencia de material tecnológico y el fantasma del forfeit, el problema con los pasaportes se presenta como un nuevo obstáculo para el sexteto vinotinto.

Noticias relacionadas