• Desde el sector solicitan que se les permita trabajar de forma continua para poder generar ingresos

A pocos días del asueto de Carnaval el sector turístico venezolano se mantiene a la expectativa. Se preguntan cuál será el comportamiento de los temporadistas y si la cifra de viajeros será suficiente para dar vida a un rubro que se encuentra en una situación compleja luego de un 2020 marcado por la pandemia de coronavirus.

Leudo González, presidente del Consejo Superior de Turismo (Conseturismo), comenta para El Diario que si bien la duración de este asueto es corta —lunes 15 y martes 16 de febrero—  tradicionalmente su impacto es considerable en términos de recaudación para la empresa privada.

Carnaval y Semana Santa son usualmente temporadas en las que se espera mucha afluencia de temporadistas en todos los destinos turísticos. Por ello, todo el sistema turístico tiene muchas expectativas”, expresa.

Cuenta que durante estos días esperan poder generar ingresos suficientes que les permitan resistir mientras se crean las condiciones que hagan posible que la economía se dinamice y se reactive el turismo en Venezuela.

Contracción

30%

Empleos formales pérdidos

120.000

Puestos de trabajo directo pérdidos

No obstante asegura que existen múltiples factores que conspiran en contra de que este escenario pueda llegar a concretarse. Uno de ellos es la recesión que sufre la economía nacional desde hace algunos años.

Al mismo tiempo las condiciones de confinamiento son otro elemento que a juicio de González afectan la decisión de los venezolanos al momento de decidir planificar sus vacaciones durante estos días.

En este sentido ve como una medida positiva la decisión del régimen de Nicolás Maduro de decretar una flexibilización durante los días 15, 16 y 17 para que los ciudadanos puedan disfrutar el Carnaval.

Ahora debemos esperar para conocer si se abren las rutas aéreas y los terminales terrestres, que son algunas de las condiciones que confiamos se den para fomentar la movilización de temporadistas” Leudo González

El presidente de Conseturismo afirma que otro factor que será fundamental para definir si los temporadistas podrán viajar durante estos días será el suministro de gasolina. Dice que en caso de mantenerse los problemas de distribución que se han registrado hasta el momento, esto condicionará los lugares escogidos por los ciudadanos para visitar.

Esto se podría traducir en una movilización hacia espacios de esparcimiento cercanos lo que afectaría a otros destinos turísticos que se encuentren a una mayor distancia de los núcleos urbanos.

Movilidad aérea

Vuelos
Vuelos

Las restricciones de movilidad con motivo de la pandemia de coronavirus no se han limitado al ámbito terrestre pues las operaciones aéreas nacionales también se han visto afectadas por esta situación.

Esto ha implicado la paralización de actividades en gran parte de los aeropuertos del país tal y como da fe Leudo González quien precisa que a la fecha solamente se encuentran operativos, para vuelos nacionales, la isla de Margarita (Nueva Esparta) y Canaima (Bolívar). Precisa que estos solo son activados durante las semanas de flexibilización de la cuarentena.

Explica que esto supone un duro golpe para el sector turístico nacional pues el rubro no solamente recibe ingresos por concepto de temporadistas, sino también por parte de viajeros de negocios los cuales ante esta situación no pueden desplazarse.

Nosotros no dependemos exclusivamente de la movilización por razones de esparcimiento y diversión. Muchas de nuestras operaciones dependen del viajero de negocios, el corporativo, el viajero por razones de salud, entre muchos otros” Leudo González

Es por esto que afirma que mientras se mantengan restringidos los vuelos nacionales el sector turístico sufrirá las consecuencias, pues el número de este tipo de usuarios será significativamente menor que en condiciones normales.

Al ser cuestionado acerca del motivo por el cual se ha optado por iniciar operaciones nacionales solo desde dos aeropuertos el presidente de Conseturismo expresó que desconoce las razones que llevaron a tomar esa decisión.

“Sin embargo, sí hemos visto cómo se han reabierto los terminales terrestres y se ha permitido la movilización por esta vía”, situación que parece contradictoria si el objetivo es evitar la propagación del virus.

Agrega que de acuerdo con estudios elaborados por organismos internacionales los aviones son el medio de transporte en el que existe la menor posibilidad de resultar contagiado del virus. Esto gracias a los protocolos de bioseguridad que se han implementado desde que comenzó la pandemia.

¿Termómetro?

El presidente de Conseturismo explica que pese a que Carnaval podría ser visto como un termómetro para medir cómo será la afluencia de temporadistas a los sitios turísticos es imposible extrapolar conclusiones a partir de este asueto.

Explica que la principal razón de ello es que en Venezuela se vive un continuo cambio de las políticas estatales que hacen imposible planificar en el corto plazo y menos aún en el mediano plazo.

Reitera que es necesario que el país se dirija hacia un escenario de flexibilización que vaya más allá del denominado plan 7 + 7 que permita una oxigenación de la economía, en especial de la empresa privada.

Pese a esto cree que de continuar con la actual tasa de contagios es sumamente probable que se restrinjan aún más las operaciones, si bien espera que las condiciones mejoren previo a la llegada de Semana Santa.

Bioseguridad para el Carnaval

Persona de seguridad aplicando el termómetro electrónico en el centro comercial Sambil de Caracas
Foto: José Daniel Ramos

Un aspecto que destaca González es que quienes deseen vacacionar durante el asueto de Carnaval podrán hacerlo con total seguridad pues el sector turístico formal ha implementado protocolos de bioseguridad para garantizar el bienestar de los temporadistas.

Cuenta que para ello se han aplicado estándares internacionales creados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Mundial para la Salud (OMS), Organización Mundial de Turismo (OMT) y el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC por sus siglas en inglés).

Apunta que, en muchos casos, los protocolos implementados superan ampliamente los requisitos impuestos por la normativa venezolana.

“Es por ello que desde Conseturismo creemos que nuestros usuarios y visitantes deben tener la confianza de hacer uso de nuestras operaciones”, indica.

Así mismo hace un llamado para que la población cumpla con las medidas de bioseguridad para poder disfrutar del asueto de Carnaval de  una forma sana y segura.

Proyecciones

El presidente de Conseturismo señala que las previsiones para este 2021 no son optimistas pues lo califica como “difícil y complicado para el sector”. No obstante, considera que será mucho mejor que el anterior. 

Dice que un factor que influirá positivamente para la reapertura del sector es la distribución de la vacuna contra el coronavirus, sin embargo, aún no existe una fecha clara de cuándo podría llegar al país. 

“La vacuna no se espera que llegue a Venezuela hasta el segundo trimestre del año en el mejor de los casos, por lo que vemos este año como uno de aguante y supervivencia”, señala.

Afirma que la única vía para que se registre un crecimiento en el sector turístico, que se ha contraído a mínimos históricos durante los últimos años, es imprescindible que se reactive la economía tal y como vienen solicitando desde 2020.

El sector turístico nacional requiere con urgencia que se les permita poder trabajar de forma continua pues en caso contrario la contracción del mismo durante 2021 podría significar que miles de personas pierdan sus puestos de empleo, tal y como ocurrió durante 2020.

Noticias relacionadas