• La osa frontina Kika será el primer animal del parque zoológico Chorros de Milla, en Mérida, que tendrá su propio Baby Shower. Está previsto para el 14 de marzo, con sorpresas y actividades para los espectadores.

Después de haber cumplido cinco meses y medio de embarazo, la osa frontina Kika, perteneciente a una especie en peligro de extinción, tendrá su propio Baby Shower. El evento está previsto para el 14 de marzo, de acuerdo con Luis Millán, presidente de la Corporación Merideña de Turismo, en exclusiva para El Diario. 

La Gobernación de Mérida, junto a la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur), sorprendió a la población venezolana el 17 de octubre del 2020 con la noticia de que la osa estaba a la espera de dos oseznos. 

Kika, de siete años de edad, se encuentra en el parque zoológico Chorros de Milla, ubicado en el estado Mérida.

Foto: Luis Millán

El nacimiento de estas crías, que se espera para “cualquier momento” de abril, supondrá un logro para el zoológico y su Programa Ambiental de Conservación Ecológica (PACE); además de contribuir con la conservación del oso andino u oso de anteojos. 

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el oso frontino es la única especie (de este tipo de mamíferos) que existe en América del Sur. Habita principalmente en los bosques montanos húmedos y nublados, por lo que es común su presencia en las laderas andinas de Venezuela.

Expectativas y planes para el Baby Shower de la osa Kika

La principal razón por la cual en el zoológico Chorros de Milla se tomó la iniciativa de hacerle un Baby Shower a Kika fue para recaudar insumos alimenticios y médicos para los animales del parque; así como solventar algunas necesidades específicas de la madre y los oseznos. Ningún otro animal del zoológico ha tenido un Baby Shower hasta ahora. 

Millán reveló que están planeando varias actividades y sorpresas que se realizarán durante el Baby Shower. Además, están evaluando alternativas para transmitir la celebración en vivo por alguna de sus redes sociales. 

También comenzarán con un programa de apadrinamiento de otros animales, que permitirá a la empresa privada y cualquier persona que desee colaborar con la manutención de cualquier animal que habite en ese zoológico.

Donaciones 

A través de su cuenta de Instagram, el zoológico Chorros de Milla dio a conocer las diferentes donaciones y regalos que recibió de algunos hospitales y emprendimientos. Van desde alimentos y medicinas hasta materiales necesarios para la conservación del establecimiento donde se encuentra Kika. 

Uno de los regalos fue asfalto líquido para el recinto de la osa y alimento por parte de una clínica veterinaria. El parque ha agradecido cada una de las muestras de afecto que reciben por seguir fomentando la conservación y amor por la fauna silvestre.  

Osa KIKA comiendo
Foto: Luis Millán

Proceso de parto y primeros días del oso frontino 

Andrés Eloy Bracho, veterinario con una gran experiencia en la atención médica de osos frontinos, explicó en exclusiva para El Diario que las crías al nacer tienen poco peso, apenas entre 120 a 170 gramos. Por ello el proceso del parto para la madre es bastante fácil, ya que el canal de parto de la osa es gigante para el osezno. 

Eloy también acotó que los oseznos nacen ciegos, abren sus ojos a los 15 días y comienzan a caminar más o menos a los 30 días después. A los tres meses salen por primera vez de su madriguera y comienzan a explorar. Los recién nacidos tienen un buen olfato y oído, por lo tanto, pueden encontrar fácilmente los pezones de su madre para comenzar a mamar. “Los oseznos vivirán sus primeros dos años al lado de su madre mientras aprenden los comportamientos básicos y mientras eso ocurre la osa no tendrá más celos”.

De igual forma, el experto aclaró que el tiempo en que las crías abren los ojos no tiene porque ser una regla básica, ya que algunos lo hacen con 15 días de nacidos o al día siguiente. “La biología no es como la matemática, en biología 2+2 casi nunca da 4, se aproxima a 4, que no es lo mismo”.

Sin embargo, a veces suelen ocurrir complicaciones durante el nacimiento de las crías. El estrés en los animales puede convertirse en unas de las causas principales de la muerte de los recién nacidos.

“En el Zoológico de Paraguaná hubo una osa que se estresaba por el ruido y mataba a sus crías, para colmo daba a luz casi siempre cerca de las navidades”, añadió Eloy. 

El presidente de la Corporación Merideña agregó que Kika no ha presentado problemas durante su embarazo y que la cuarentena ha ayudado al programa de reproducción, así como los cuidados hacia la osa. 

Foto: Luis Millán

Cuidado del embarazo de un oso frontino ¿cautiverio o libertad?

El experto compartió más información sobre el caso de la osa en el zoológico Paraguaná que mataba a sus crías por el estrés. Mencionó que en la zona alrededor del lugar se evitaban los fuegos artificiales e incluso la iglesia evitaba tocar las campanas. Contó que a la comunidad no le molestaba colaborar para que la osa no sufriera por estrés y las crías estuvieran a salvo. 

Todo eso conllevó a que los primeros nacimientos exitosos en cautiverio en Venezuela se dieran entre los años ochenta y noventa. 

Un animal se reproduce si tiene cubiertas todas sus necesidades, especialmente de alimentación y refugio. En cautiverio esto generalmente está garantizado, de hecho, nuestros osos en cautiverio suelen ser mucho más gordos y grandes que en libertad, porque el público presiona en contra de verlos flacos (que es como realmente son los animales libres) así que en teoría debería haber un sesgo a favor de los nacimientos en cautiverio, expuso Eloy.

En exclusiva para El Diario, el coordinador y fundador del Proyecto Oso Andino Guaramacal, Marcos Hidalgo, coincidió con la opinión de Andrés Eloy. En cautiverio y con todos los cuidados y atenciones veterinarias, el parto debe ser mucho más fácil, esto es porque la osa silvestre debe recorrer largas distancias para obtener alimento y construir un refugio seguro para las crías. 

“La osa se expone a muchos más riesgos, lo cual supone un peligro para el parto. Si hablamos de postparto mucho más, pues se sabe que las osas fabrican unos nidos temporales como especie de guardería cuando ya los cachorros pueden desplazarse y mientras ella busca alimento los cachorros permanecen solos en estas guarderías, cosa que no pasa con los osos en cautiverio”, mencionó Hidalgo. 

Luis Millán afirmó que la vigilancia y la seguridad para Kika han aumentado en comparación con la de otros animales; aunque los cambios no fueron tan significativos ya que todos los animales reciben buena atención alimenticia y veterinaria.

Osa kika
Foto: Luis Millán

La niñez de los oseznos sin padre 

En algunas especies, los machos suelen tener un rol activo en el desarrollo y comportamiento de las crías mientras crecen. No obstante, esto no ocurre con los osos, debido a que son animales solitarios, además de que algunas clases de osos suelen ser agresivos.

Eloy detalló que en otras especies de osos (pardo, negro americano) los machos atacan a las crías para que mueran, lo que ocasionaría que la madre no lactara más y de esa manera entraría en celo. De esta forma el macho podría copular con ella y garantizar que la cría sea de él y no de otro. 

También aclaró que en el oso andino estos comportamientos nunca han sido demostrados. Sin embargo, en los zoológicos, por seguridad, el macho se separa de la hembra durante la lactancia.

En cautiverio, alojarlos en grupos es un error, es una costumbre que hemos heredado desde el origen de los Zoos, cuando todos los animales tenían que mostrarse en pares (la gente de los Zoos llamamos a eso “el complejo del arca de Noé”) dijo Eloy.

Afirmó que lo ideal (si se contara con el espacio y el presupuesto) sería mantenerlos separados (incluyendo sonidos y olores) y unirlos solamente durante el celo. El problema para que esto ocurra es que los zoológicos no tienen el diseño adecuado para situaciones como estas desde hace décadas y modificarlos sería altamente costoso.

Kika estuvo hasta hace un mes compartiendo recinto con Bariki (el oso con el que copuló) y en estos momentos se encuentra en su antiguo recinto, el cual comparte con otra osa llamada Daniela, según la información compartida por Millán. 

Se espera que Kika dé a luz en cualquier momento de abril. Mientras tanto, el parque continuará recibiendo las donaciones que las personas e instituciones quieran aportar para la estancia y cuidados de la madre. 

Noticias relacionadas