• Este lunes 1° de marzo detuvieron a cuatro personas por presuntamente estar asociadas al Barcagate, entre ellos el expresidente del FC Barcelona Josep María Bartomeu. Foto: EFE

Este lunes 1° de marzo detuvieron al expresidente del FC Barcelona Josep María Bartomeu. También aprehendieron a Jaume Fasferrer, exdirector del área de la presidencia; al actual director general del club, Óscar Grau; y al jefe de los servicios jurídicos del FC Barcelona, Roman Gómez Ponti. 

Agentes del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos d’Esquadra, (policía catalana) entraron previamente a las oficinas de la entidad azulgrana situadas en el Camp Nou para buscar información asociada al Barcagate.

¿Qué es el Barcagate?

El caso en el que se investiga si una empresa (I3 Ventures) contratada por el FC Barcelona llevó a cabo una campaña de desprestigio en las redes sociales de jugadores y entidades contrarias a la directiva del expresidente Bartomeu. 

En las investigaciones previas, los Mossos encontraron indicios de posible administración desleal y de corrupción entre particulares, reseñó EFE.

Gómez Ponti y Grau fueron detenidos en las oficinas del Camp Nou, mientras que Bartomeu y Masferrer en sus respectivos domicilios. Los trasladaron a la comisaría de la policía catalana. 

Foto: EFE

La investigación judicial, que inició debido a una denuncia del grupo de opinión azulgrana “Dignitat Blaugrana”, se encuentra aún bajo secreto de sumario. Un proceso que ha sido alargado seis veces por el juzgado de instrucción número 13 de la Audiencia de Barcelona. La última prórroga finaliza el 10 de marzo.

Sucesos generados por el Barcagate

En abril de 2020 renunciaron seis directivos del bloque de entonces: Emili Rousaud, Enrique Tombas, ambos vicepresidentes, y Silvio Elías, Josep Pont, Maria Teixidor y Jordi Calsamiglia. En una carta de despedida criticaron el Barcagate y lo esgrimieron como justificación para marcharse y aseguraron que se habían enterado por la prensa sobre los detalles del caso. 

Las campañas de desprestigio del Barcagate también se llevaron a cabo en contra de jugadores como Gerard Piqué y Lionel Messi. Piqué lo calificó como un hecho doloroso. 

“¿Mi relación con el presidente Bartomeu? No quiero llevarme mal con nadie, pero ha habido veces… El tema de las redes sociales; le pedí explicaciones (a Bartomeu) y lo que me dijo fue ‘Gerard, yo no lo sabía’. Y me lo creí. Pues después ves que, en acciones futuras, la persona encargada de contratar estos servicios todavía está trabajando en el club”, declaró Piqué al diario La Vanguardia el 23 de octubre de 2020. 

Foto cortesía

Cinco días después, Bartomeu y su junta dimitieron como consecuencia de la moción de censura que se había presentado en su contra. Además del caso Barcagate, los motivos de la renuncia de Bartomeu fue el enfrentamiento con Messi en el que el argentino pidió salir del club. 

Messi se quedó en el Barcelona

Lionel Messi se quedó en el Barcelona hasta la próxima temporada, más allá de que a finales de agosto había expresado, a través de un burofax, su intención de abandonar el club.

En una entrevista concedida a Goal.com, el delantero argentino anunció que permanecerá un año más en el Barca para evitar ir a juicio. Esto debido a que había decidido apegarse a una cláusula que le permitía rescindir unilateralmente su contrato, el cual tiene vigencia hasta el 30 de junio de 2021.

Foto cortesía

“Jamás iría a juicio contra el club de mi vida, por eso me voy a quedar en el Barcelona”, aseguró Lionel Andrés Messi Cuccitini. El “10” argentino confirma que se queda en el equipo catalán a pesar de haber informado su intención de abandonarlo.

El futbolista usó un burofax para comunicar su intención de marcharse. Por esto también recibió múltiples críticas. “El burofax fue para hacerlo oficial de alguna manera. Durante todo el año llevaba diciéndole al presidente que me quería ir, que había llegado el momento de buscar nuevas ilusiones y nuevos rumbos en mi carrera”, dijo para Goal.

¿Quién es Josep María Bartomeu?

En 2003, junto con Sandro Rosell, formó parte de la candidatura de Joan Laporta, quien ganó las elecciones presidenciales de la institución azulgrana.

Bartomeu entró en la junta directiva como vocal y responsable de las secciones de balonmano, baloncesto y hockey. En 2005 finalizó su primera etapa en el club, luego de presentar algunas diferencias con las decisiones de Laporta.

Entre julio de 2010 y enero de 2014 fue el vicepresidente deportivo en la junta directiva de Rosell, quien ganó las elecciones con más de 61% de los votos. La gestión de Rosell se vio empañada en su cuarto año de mandato, cuando lo investigaron y juzgaron por ilegalidades en el fichaje de Neymar. En este sentido, Bartomeu se desempeñó como presidente encargado.

Más allá de los conflictos institucionales, el Barcelona se coronó con su segundo Triplete en la historia en la temporada 2014-2015, luego de conquistar la Liga de Campeones, la Liga y la Copa del Rey. Además, alzó la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Bartomeu usó estos logros en su campaña presidencial para adelantar las elecciones, en las que resultó ganador con 54% de los votos.

Noticias relacionadas