• El director de Fundaredes, Javier Tarazona, informó que los cuatro funcionarios fueron interceptados cuando se dirigían a vacunar a los miembros de un comando en La Victoria, Apure. Posteriormente fueron liberados el mismo día

Un grupo de cuatro militares venezolanos fue asaltado y retenido durante varias horas por una facción disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los funcionarios cargaban un lote de vacunas contra el covid-19 que fue robado por el grupo guerrillero.

De acuerdo con información difundida por la ONG Fundaredes, el hecho ocurrió el jueves 20 de mayo de 2021 en la población de La Victoria, estado Apure. Los efectivos se dirigían a un comando de la Armada en esa zona fronteriza, cuando fueron emboscados en el camino por un grupo del Frente Décimo Martín Villa.

El presidente de la ONG, Javier Tarazona, indicó en su cuenta de Twitter que los militares venezolanos fueron capturados por un escuadrón encabezado por alias Iván, quien presuntamente ”los maltrató, secuestró y despojó de todas las vacunas”.

Indicó que los funcionarios secuestrados eran un teniente de navío de apellido Rea, y tres mujeres: la sargenta mayor de tercera Yanes y las sargentas primeras Padilla y Caraballo. Aclaró que ese mismo día, pasadas las 6:00 pm, fueron liberados tras un proceso de negociación con un comandante de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Un mes secuestrados

Foto: Cortesía Fundaredes

La información confirmada por Fundaredes se conoció justo al cumplirse un mes del secuestro del primer grupo de militares de la FANB, el 23 de abril de 2021. Los ocho efectivos fueron capturados durante una emboscada en un área rural del sector La Capilla, en el que 12 soldados perdieron la vida y otros ocho resultaron heridos.

El Frente Décimo confirmó el secuestro el 9 de mayo de 2021 en un comunicado. El 16 de mayo publicó un video a modo de fe de vida, en el que los venezolanos pidieron al diputado oficialista Diosdado Cabello agilizar las gestiones para su liberación.

El ministro de Defensa del régimen de Nicolás Maduro, Vladimir Padrino López, tardó 20 días en reconocer el resultado de la operación fallida en La Capilla, donde fueron capturados los funcionarios. Por su parte, desde el mismo día del combate Fundaredes hizo pública la desaparición de 11 militares, entre los cuales estaba el grupo secuestrado.

La disidencia de las FARC ha manifestado su intención de entregar a los ocho militares como parte de un proceso de negociación. El proceso hasta se ha realizado entre los guerrilleros y el régimen de Maduro con la mediación de la Cruz Roja.

Soldado rescatado

Tarazona en su momento indicó que todavía había tres soldados cuyo paradero era desconocido. Este domingo 23 de mayo de 2021 informó que un militar llegó al comando ubicado en la población de Guasdualito, Apure, y que al parecer formó parte de la tropa emboscada el 23 de abril. 

Afirmó que se trata de un sargento, aunque no ofreció mayores detalles sobre su identidad. Dijo que llegó presentando signos de deshidratación, por lo que fue trasladado en helicóptero al hospital más cercano. 

De acuerdo con información previa de Fundaredes, los desaparecidos en La Capilla son el sargento primero Abraham de Jesús Belisario Bastidas, el sargento mayor de tercera Danny Vásquez, además de otro efectivo del Ejército no identificado. El Diario no ha podido confirmar por el momento que el sargento encontrado en Guasdualito sea alguno de ellos.

Noticias relacionadas