• La información la dio a conocer la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, quien dijo que la incidencia fue de 34 % con respecto al primer caso de covid-19 en el país

El régimen de Nicolás Maduro anunció que Venezuela registró 2.090 casos de covid-19 (2.063 de transmisión comunitaria y 27 importados) el martes 18 de enero, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia.

Los detalles los dio a conocer la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, quien añadió que la incidencia fue de 34 % con respecto al primer caso de coronavirus en el país.

La dirigente señaló que 4 personas murieron por el virus dos en Caracas, una en Miranda y una en Zulia. Añadió que las entidades con mayor incidencia de casos en las últimas 24 horas son: Caracas (656), La Guaira (106) y Yaracuy (104).

“Llamamos al pueblo a elevar los cuidados personales para evitar el contagio de esta variante altamente contagiosa” , escribió Rodríguez en un tuit.

Desde el 12 de enero, el régimen ha informado sobre el repunte de casos tras la celebración de las fiestas por el Año Nuevo.

La información se produce en un contexto en el que la variante ómicron ha tomado fuerza en el país, según la comunidad científica.

Venezuela registra 2.090 casos de covid-19 en un día, la cifra más alta desde la llegada de la pandemia
Foto: EFE / Archivo

Durante los meses de noviembre y diciembre de 2021; y ahora en enero de 2022, el régimen suspendió el esquema 7+7 (una semana de cuarentena radical y otra flexible), y detalló que la flexibilización se mantendrá de manera indefinida.

Nosotros no vamos a renunciar a los métodos comprobados del 7+7 para proteger la salud del pueblo. Si necesitamos activarlo en algún momento del año, lo activaremos”, dijo Maduro el pasado 4 de enero.

Jaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela, ha comentado que ese esquema no tiene fundamento científico. “El problema con el 7+7 es que el virus no sale de vacaciones ni descansa una semana si y otra no”.

Cronograma de vacunación

El régimen también anunció un cronograma de vacunación a partir del 3 de enero con la tercera dosis de refuerzo con Sputnik Light, de Rusia, y Sinopharm, de China.

-Del 3 al 9 de enero se vacunará al personal de salud.

-Del 10 al 16 de enero se vacunarán a las personas mayores de 60 años.

-Del 17 al 23 de enero se aplicará la vacuna a personas que presenten factores de riesgo o enfermedades de base.

-Del 24 al 30 de enero comenzará el proceso para los ciudadanos que trabajen en atención al público como funcionarios de seguridad del Estado, trabajadores públicos, de alimentación o transporte.

-En febrero inicia la inmunización de refuerzo para la población general.

Una realidad evidente

El incremento de contagios en el país ha sido cada vez más evidente, que al régimen no le ha quedado más remedio que reconocerlo.

Esa visión la mantiene Huniades Urbina, secretario de la Academia Nacional de Medicina, quien advierte de una saturación de los centros de salud en el país.

“Las cifras oficiales no concuerdan con la realidad de Venezuela, ni antes ni durante la flexibilización, porque cuando se levantaron las restricciones vimos que de un día para otro. Eso fue contraproducente para la población porque dio una falsa sensación de que aquí no pasaba nada con el virus”, indicó previamente para El Diario.

El especialista comento que, si bien existe un subregistro, los datos del Ministerio de Salud sirven para determinar cómo es la distribución de los casos por regiones. Caracas y Miranda concentraron la mayor cantidad de contagios, según dice, porque son las dos entidades con más población y actividad comercial. 

El pasado 12 de enero, el médico infectólogo Julio Castro alertó que existe una alta transmisión de covid-19 en el área metropolitana de Caracas.

“Esto es compatible con ómicron dado la cantidad de casos vistos en entornos específicos (fiestas, reuniones, playa, etc.)”, añadió en su cuenta de Twitter.

Hasta la fecha, Venezuela registra 458.731 casos de covid-19 según información otorgada por voceros del régimen, una cifra que -según distintos gremios médicos y científicos- es mucho mayor debido en parte a la poca capacidad de realizar pruebas PCR en el país.

Noticias relacionadas