• El régimen de Nicolás Maduro liberó al extrabajador de Ferrominera en la madrugada de este viernes 15 de abril, sin notificarle a sus abogados ni familiares. Foto: Defensa de Álvarez

En la madrugada de este viernes 15 de abril, tres días después de que el Ministerio Público emitiera la orden de excarcelación, el régimen de Nicolás Maduro liberó al sindicalista de Ferrominera Rodney Álvarez. El extrabajador recuperó su libertad luego de casi 11 años en los que estuvo recluido en El Rodeo II debido al retardo procesal.

La radiografía del sistema de justicia de Venezuela la representa esta imágen. 11 años preso, cumpliendo una condena sin habérsele realizado un juicio previo y sin debido proceso, luego emiten su orden de excarcelación pero ésta no es ejecutada inmediatamente sino 3 días después”, explicó el abogado Joel García a través de sus redes sociales.

Álvarez fue liberado a la 1 am sin que le notificaran a sus familiares ni abogados. “Rodney salió solo, con el peligro que significa caminar a esa hora por cualquier calle. Defensa y familiares se enteraron por otro reo que les avisó”, informó la periodista Jhoalys Siverio.

Leer más  Capacidad productiva de fincas venezolanas disminuyó a menos del 50 %

¿Quién es Rodney Álvarez?

Rodney Álvarez es uno de los casos más emblemáticos de la persecución del chavismo contra sindicalistas opositores.

El 9 de junio de 2011, se realizó una asamblea de trabajadores de Ferrominera en su sede de Ciudad Piar, estado Bolívar. Miles de obreros se congregaron en un ambiente de tensión política para elegir a los miembros de la comisión electoral para las elecciones del sindicato. Entre ellos estaba Álvarez, quien era obrero de la planta y quien apoyaba a Rubén González para presidir el sindicato.

Foto: Cortesía

Los trabajadores protagonizaron varias peleas e intercambios de insultos, hasta que se escucharon varios disparos. Allí cayó Renny Rojas, de 28 años de edad, quien era militante de la Juventud de Trabajadores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Murió en el hospital Américo Babó de Ferrominera, a causa de un impacto de bala en el cuello.

De acuerdo con los testigos, quien disparó contra la multitud y luego huyó a las oficinas de la directiva fue Héctor Maicán, secretario de finanzas de Sintraferrominera y miembro de la Federación Bolivariana de Trabajadores (FBT). Según la organización Provea, Maicán fue detenido allí por funcionarios de la Guardia Nacional, quienes le incautaron una pistola. Fue presentado en tribunales al día siguiente por el delito de homicidio calificado por motivos fútiles e innobles. Contra todo pronóstico, lo liberaron dos días bajo régimen de presentación.

Leer más  INAC autorizó vuelos desde Venezuela hacia Brasil e Irán

El mismo día de su liberación, Maicán y miembros de la plancha 7 acusaron de los hechos violentos a Rubén González. Poco después, militares arrestaron a Álvarez acusándolo de ser quien accionó el arma bajo órdenes del secretario de Sintraferrominera. En su recuento del caso, Provea aseguró que el tribunal absolvió a Maicán por presión del entonces gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, al ser miembro del PSUV en la región.

Retardo hasta el último momento

El caso de Álvarez estuvo caracterizado por el retardo procesal de principio a fin. Fueron casi 11 años en los que el régimen chavista diferió su audiencia hasta en 25 ocasiones, sin tener ninguna prueba en su contra. Incluso una vez emitida su orden de excarcelación, el lunes 11 de abril, el extrabajador debió esperar tres días más para que se hiciera justicia.

El 8 de junio de 2021, cuando el abogado defensor estaba enfermo por covid-19, el tribunal lo declaró culpable de homicidio calificado por motivos fútiles.

Leer más  La Plataforma Unitaria irá a elecciones primarias para escoger a su candidato presidencial en 2023

La sentencia ignoró por completo la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que desde 2019 ha exigido la libertad del sindicalista. También el de varias organizaciones defensoras de derechos humanos. De hecho, el rostro de Álvarez se ha convertido en una lucha de los sindicatos en cada marcha.

Noticias relacionadas