-- Publicidad --
  • Tanto el paciente receptor, como el donante y el centro de salud deben cumplir con requisitos o requerimientos para avanzar hacia un trasplante de órganos | Foto principal: EFE

Cuando una persona comienza a presentar la falla de algún órgano vital la recomendación médica puede ser un trasplante. Este es un procedimiento complejo que implica cirugía, una serie de exámenes y cuidados previos, así como el uso de medicamentos inmunosupresores para mantener el nuevo órgano. 

Para que la persona pueda someterse a un trasplante requiere de un donante de órganos. Mundialmente existen las figuras de donante vivo y donante fallecido, pero la segunda opción no es viable en Venezuela desde el año 2017 cuando se suspendió el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (SPOT). 

En la realización del trasplante también influyen otros factores como un sistema de salud óptimo para realizar este tipo de procedimiento. Estas cirugías se hacen en unidades de trasplante que comprende un quirófano con capacidad para dos camillas, en caso de que se haga con un donante vivo. Estas salas están en hospitales tipo IV, que deben contar con todos los servicios quirúrgicos. 

En el pasado había 11 hospitales en Venezuela con características para realizar trasplantes de órganos. Actualmente algunos de ellos mantienen esa categoría de hospital tipo IV, pero no todos hacen trasplantes ni se realizan con tanta frecuencia. De acuerdo con la Organización Nacional de Trasplantes (ONTV), la mayoría de estas cirugías se están realizando en la Unidad de Trasplante de la Clínica Popular El Paraíso en Caracas. 

-- Publicidad --
 Sabemos que siguen existiendo clínicas como la Clínica Santa Sofía o como la Policlínica Metropolitana (ambas en Caracas) y algunas clínicas en el interior en donde sí se han llevado a cabo alguno que otro trasplante de vivo a vivo, pero hay que aclarar que estas son personas que tienen los medios económicos o tienen un seguro que les cubre este tipo de cirugías y eso les permite tener una segunda oportunidad de vida”, señaló Lucila Cárdenas de Velutini, directora de la ONTV, en entrevista para El Diario.

De acuerdo con los datos recabados por la ONTV, un trasplante en una clínica puede rondar entre los 80 mil y los 100 mil dólares. A estos gastos se debe incluir los posibles costos de exámenes previos y medicamentos indicados luego del alta médica.

¿Qué se requiere para la realización de un trasplante y cuáles son los cuidados posteriores?
Fotografía de archivo que muestra a varios cirujanos mientras trabajan en una operación de transplante de riñón. EFE/Balazs Mohai

Antes de llegar a un trasplante

La falla de un órgano representa a largo plazo un deterioro importante en la salud, es por eso que los trasplantes deben hacerse en el menor tiempo posible si se consigue el donante adecuado. 

Aunque el paciente necesite un trasplante, puede haber situaciones en las que no sea apto para recibir el nuevo órgano. Para esto, la persona debe someterse a una serie de exámenes y la decisión queda a discrecionalidad del equipo médico quirúrgico. Se debe tener en cuenta que luego del trasplante el paciente debe someterse de por vida a un tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo del nuevo órgano.

Se estima que más de 7 mil  personas se encuentran en diálisis en Venezuela por falla renal y de ellas solo 40 % estaría en condiciones médicas adecuadas para ser trasplantados. Porque hay pacientes que tienen muchos años recibiendo diálisis y su salud se ha deteriorado mucho y esto los deja por fuera de la opción de un trasplante”., señaló Cárdenas.

La falta de un sistema de procura de órganos también influye en ese deterioro, debido a que si el paciente no consigue un donante vivo compatible conforme a lo que establece la ley venezolana no puede ir a cirugía. Con la opción de un donante fallecido solo se requeriría la conservación adecuada del órgano y que sea compatible con el tipo de sangre del receptor. 

En ese sentido, quienes necesitan un trasplante de hígado o riñón tienen más alternativas de supervivencia, porque son trasplantes que se pueden hacer con un donante vivo. Otros trasplantes como el de corazón, de pulmón o de córnea son inviables en este momento en Venezuela. 

Condiciones del donante

– Mayoría de edad

– Óptimas condiciones de salud, respaldadas por un informe médico que incluya el aspecto físico y psiquiátrico

– Debe ser un pariente con hasta quiente grado de consanguinidad o un esposa, esposa o cónyuge

– Debe tener el mismo tipo de sangue que el receptor

– Firmar un consentimiento en el que afirme conocer los posibles riesgos y consecuencias de la cirugía

– Expresar por escrito su voluntad de donar el órgano sin ningún incentivo económico

– Verificar que no haya un embarazo en curso, en caso de ser mujer

– No puede tener alguna discapacidad intelectual

¿Qué necesita el centro de salud?

¿Qué se requiere para la realización de un trasplante y cuáles son los cuidados posteriores?
Foto referencial: EFE

El centro de salud público o privado al que asista el paciente debe tener ciertas condiciones para realizar trasplantes. Esto comprende desde los médicos de guardia, los servicios adicionales y los equipos de imagenología.

El equipo de médicos debe ser multidisciplinario y estar liderado por un cirujano de trasplantes. En segundo lugar debe haber un especialista relacionado con la afección del paciente: un nefrólogo, hematólogo, cardiólogo, neumonólogo u oftalmólogo. Asimismo, se necesita de anestesiólogos, cirujanos asistentes y un personal de enfermería capacitado en trasplantes. 

Entre los servicios, se debe contar con  un laboratorio operativo las 24 horas con capacidad para pruebas rutinarias, bioquímicas, serológicas y pruebas especiales; equipos de radiología, ecosonogramas y una unidad de hematología capaz de trabajar con hemoderivados. 

Como la cirugía es larga y compleja es importante que el centro cuente con un banco de sangre propio o municipal. Si es un hospital público, es probable que se le solicite al paciente conseguir un número específico de donantes de sangre como requisito para ir a quirófano. 

¿Qué se requiere para la realización de un trasplante y cuáles son los cuidados posteriores?

Los inmunosupresores son clave

Para que un trasplante sea un éxito a largo plazo se debe evitar el rechazo del órgano, esto se logra con el cumplimiento del protocolo de medicamentos inmunosupresores. 

Existen dos tipos de inmunosupresores: los de inducción y los de mantenimiento. Los primeros se utilizan al momento del trasplante y van preparando al sistema inmune para que no ataque al nuevo órgano. 

Los inmunosupresores de mantenimiento se dividen en cuatro categorías: inhibidores de la calcineurina, antiproliferativos,  inhibidores de la diana de la rapamicina en mamíferos (mTOR), bloqueadores selectivos de la coestimulación de los linfocitos T y corticoides. 

En Venezuela, estos medicamentos deben ser entregados a los pacientes trasplantados a través de las farmacias de alto costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

IVSS: ¿cuáles son los pasos para cotizar como trabajador independiente en Venezuela?
Foto: EFE/Miguel Gutiérrez
La mayoría de las personas en estos momentos toma tacrolimus (inhibidor de la calcineurina) y micofenolato (antiproliferativo) que son los más utilizados y que a veces se entregan en el Seguro Social, pero también hay otra cantidad de medicamentos de personas que tienen más trasplantados y esos no los hay”, explicó Cárdenas. 

Aclaró que estas entregas son irregulares, pues hay periodos en los que las personas trasplantadas pasan varios meses sin recibirlos y otros en los que logran retirarlos sin mayores problemas. 

“Eso no puede ni debe ser intermitente porque una persona que deja de tomarse su inmunosupresor puede llegar a tener un rechazo de ese órgano”, enfatizó.

Además de cumplir con el tratamiento, el paciente trasplantado debe seguir cuidados similares a cualquier persona con una condición de salud crónica. Su alimentación debe ser balanceada, baja en grasas, azúcares y sal; realizar ejercicio moderado y es de suma importancia evitar cualquier riesgo de infecciones porque su sistema inmune estará deprimido y no podría defenderse en un cuadro infeccioso. 

Noticias relacionadas