-- Publicidad --
  • De acuerdo con el mensaje publicado por el ministro Julio García Zerpa, los ciudadanos también pueden ir a las oficinas de su despacho | Foto principal: @NicolasMaduro

El recién designado ministro para el Servicio Penitenciario, Julio García Zerpa, informó que su despacho habilitó un correo electrónico para que los familiares de los privados de libertad que están en las cárceles venezolanas puedan poner sus denuncias.

“Informamos al país que en nombre del ministro del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Julio García Zerpa, (…) se ponen a disposición para los familiares de las y los privados de libertad las siguientes modalidades de atención directa para la recepción de denuncias. (…) Correo electrónico: denunciafamilia@mppsp.gob.ve”, escribió el ministro el 12 de junio en su cuenta de X.

En el mensaje publicado por el funcionario, también se puso a disposición de los ciudadanos la posibilidad de que acudan a las oficinas del ministerio, ubicadas en el edificio Platinum, en la avenida Venezuela de la urbanización El Rosal, Chacao (Caracas).

Ministerio para el Servicio Penitenciario habilitó un correo electrónico para recibir denuncias de los familiares de los presos

El ministro Julio García Zerpa, quien fue designado por el presidente Nicolás Maduro en reemplazo de Celsa Bautista, informó sobre este correo electrónico en medio de la huelga de hambre que los presos de al menos 51 centros carcelarios llevan a cabo desde el 9 de junio.

-- Publicidad --

La huelga de hambre de los presos en Venezuela

El 9 de junio de 2024, el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) denunció que la población penitenciaria recluida en varias cárceles de Venezuela inició una huelga de hambre para exigir medidas humanitarias, traslados a penales de origen y el fin del retardo procesal.

A través de su cuenta de X, la ONG publicó varios videos donde se ven decenas de presos, hombres y mujeres, cantando el himno nacional de Venezuela dentro de los centros carcelarios.

En medio de esas protestas iniciadas por los reclusos, el presidente Nicolás Maduro designó a Julio García Zerpa como nuevo ministro para el Servicio Penitenciario, en sustitución de Celsa Bautista.

El 12 de junio, familiares de presos que se unieron a la huelga de hambre nacional y realizaron una protesta frente al Palacio de Justicia, en Caracas. Los asistentes también solicitaron la presencia del nuevo ministro de Servicios Penitenciarios

Subieron a 51 los centros de reclusión en Venezuela que se sumaron a la huelga de hambre
Foto: EFE/ Henry Chirinos

El observatorio también informó el 13 de junio en sus redes sociales sobre el traslado de un grupo de privados de libertad a la sede del Palacio de Justicia en Barquisimeto, estado Lara, con el fin de que sus expedientes sean revisados.

La organización no gubernamental (ONG) dijo que, al parecer, este operativo obedece a una respuesta por parte del ministerio del Servicio Penitenciario en medio de la huelga de hambre pacífica que están llevando a cabo los presos en más de 51 cárceles del país.

Asimismo, el OVP agregó que familiares de los reclusos que están en el Palacio de Justicia en Barquisimeto se concentraron frente a esta institución para “exigir celeridad en la atención de los privados de libertad que se unieron a la huelga de hambre pacífica”.

¿Cuáles son los retos que debe afrontar el nuevo ministro de asuntos Penitenciarios?

De acuerdo con el director del OVP, Humberto Prado, el ministro García Zerpa debe enfrentar varios problemas con respecto a la situación de la población carcelaria en el país. En entrevista exclusiva para El Diario, Prado dijo que se deben mejorar las condiciones de los privados de libertad.

Asimismo, agregó que el Estado venezolano debe atacar la corrupción dentro de las prisiones para que se erradique el tráfico de armas, drogas, y el cobro de extorsiones por parte de algunos presos. El director del OVP aseguró que se tienen que brindar las garantías judiciales de los reclusos, y reducir los niveles de hacinamiento.

El director general del el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, en una fotografía de archivo. EFE/Miguel Gutiérrez

“El problema no es que no tengamos las normas que, por lo menos, puedan resolver el problema, o que no tengamos la figura autónoma de la responsabilidad en materia penitenciaria, que viene siendo un ministerio, nada más y nada menos. Lo que no hemos tenido son las personas adecuadas para resolver el problema”, afirmó.

Noticias relacionadas