• Estudiantes y profesores aplican métodos para continuar con el contenido programático y evaluaciones. Sin embargo, las fallas de algunos servicios han dificultado el proceso

La llegada del coronavirus de Wuhan al país tomó de sorpresa al sistema de salud venezolano por las precarias condiciones en las que se encuentra, pero también al sector educativo que no disponía de un plan de contingencia ante la posibilidad de la suspensión de clases para prevenir la propagación del virus. 

El 15 de marzo Nicolás Maduro anunció las primeras medidas de protección para Venezuela: un decreto de cuarentena que causó la suspensión de las clases en todos los niveles educativos, sin un plazo de retorno determinado. 

Facultades de diversas universidades del país informaron inmediatamente a su estudiantado que las clases estarían suspendidas hasta nuevo aviso y que debían estar al tanto de cómo se realizaría la continuación de las actividades académicas para evitar que fueran perjudicados por la situación. Otras casas de estudio indicaron a la comunidad estudiantil que debían comunicarse con sus profesores de cada cátedra para tomar las medidas de acuerdo a la practicidad de cada una. 

blank

Sebastián Horesok, presidente del centro de estudiantes de la Escuela de Estudios Políticos y Administrativos de la Universidad Central de Venezuela (UCV), indicó para El Diario que la mayoría de las clases de están siendo retomadas a través de Internet. 

Explicó que muchos profesores están utilizando plataformas como “Zoom” porque les permite dar clases en línea para terminar el contenido programático y así realizar las evaluaciones correspondientes, las cuales pueden ser enviadas mediante correo electrónico. Sin embargo, las fallas en los servicios de Internet y luz se pueden presentar en el transcurso de la cuarentena. 

“Los profesores ha sido flexibles a la hora de las evaluaciones, pues si un estudiante no puede mandarla porque carece de internet o no tiene luz se alargan los plazos de entrega”, dijo Horesok. Agregó que muchos jóvenes han buscado otras alternativas como llamar al profesor para realizar la evaluación como un examen oral.

Jorge Barragán, estudiante de la Escuela de Estudios Internacional y secretario de propaganda de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, señaló que a pesar de que se han conseguido mecanismos para realizar asignaciones, la situación sigue siendo muy compleja porque ni la universidad ni los estudiantes estaban preparados para un momento así. 

Considera que desde que se conocieron casos en muchos países se debió indicar a los profesores programas de formación online debido a que muchos no lo manejan. “En muchos escenarios ha quedado al ingenio del estudiante para buscar junto con el profesor una vía de comunicación para adelantar la materia, así como lo hacen algunos con las llamadas”.

De las seis materias que Barragán cursa en su último semestre, solo le faltaban las evaluaciones finales de cada una, pero solo en dos ha podido solucionar con los profesores para una metodología online que le permita finalizar la cátedra. 

blank
Foto: Arhivo

Otra visión

En el caso de la UCV Núcleo Cagua, las clases fueron suspendidas en su totalidad a pesar de poder contar con la metodología de clases virtuales para adelantar el contenido programático. Héctor Pinto, estudiante del núcleo ubicado en el estado Aragua, aseguró que es una medida acertada considerando que no toda la comunidad tiene acceso a Internet y en la entidad falla constantemente el servicio eléctrico. 

“Me preocupan aquellos estudiantes que son del interior del país y están en sus residencias, y que por las medidas de la cuarentena se les esté complicando su estadía”, expresó a El Diario.

Mientras tanto en la Universidad de Oriente núcleo Anzoátegui las clases culminaban el 27 de marzo, pero por las medidas de la cuarentena tuvieron que ser pospuestas. El Consejo Universitario decidió rápidamente que las evaluaciones iban a ser realizadas mediante sesiones virtuales. 

Marcelo Lecumberre, estudiante y dirigente estudiantil de la UDO núcleo Anzoátegui, indicó que cada sede del recinto universitario maneja un proceso diferente. Explicó que en el caso de Bolívar y Nueva Esparta, lograron culminar con todas las evaluaciones antes de la llegada del Covid-19 al país, pero en Monagas y Anzoátegui no han podido completar todo su cronograma y la carga matricular. 

Contó que desde la dirigencia estudiantil del recinto realizaron una propuesta al Consejo de Núcleo, la cual consta de la realización de las evaluaciones y la continuación del contenido cuando se retomen las clases luego de la cuarentena. Pero los profesores que dictaban materias teóricas – prácticas si suspendieron en totalidad las actividades con los estudiantes. 

“Esta medida la proponemos porque para que le carguen por completo al estudiante las materias tiene que haber cursado el 75% del contenido programático de la materia y actualmente hay profesores que ni siquiera han dictado el 50%”, explicó.  Añadió que siguen esperando respuesta acerca de la propuesta por parte de las autoridades para que toda la comunidad estudiantil esté al tanto de lo que deben hacer. 

En el caso de las universidades privadas, en algunas facultades lograron culminar el semestre/trimestre que estaba en curso antes de las medidas de la cuarentena. Sin embargo, algunas escuelas de recintos como la Universidad Santa María estaban por iniciar las semanas de reparaciones.

Vanessa De Pontes, consejera de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la USM, señaló para El Diario que optar por un sistema online para realizar las reparaciones podría afectar seriamente al estudiante debido a que deben estar conectados en el momento que el profesor indique, sin saber si presentarán fallas con la conectividad de Internet.

De Pontes aseguró que la Facultad de Odontología sí ha realizado sus clases virtuales para aquellas materias teóricas debido a que se encontraban a mitad del año académico. Sin embargo, muchos de los estudiantes de la facultad han tenido dificultad para mantener la conexión, pero los profesores han mostrado flexibilidad con quienes no puedan cumplir en el momento. 

Comunicación con las autoridades

Las soluciones que han dado los profesores han resultado efectivas. Por eso las autoridades continuaron dando potestad a cada docente de elegir su mecanismo ideal para la continuación de las actividades, solo si no perjudican al estudiantado.

El estudiante Héctor Pinto aseguró que la representación estudiantil se ha mantenido en comunicación constante con las autoridades en sus distintos niveles. Apuntó que el Consejo Universitario instó a las facultades y escuelas a reunirse de forma virtual para que siguieran analizando la situación y además pensaran en las soluciones al momento de retomar las clases presenciales.

Jorge Barragán indicó que cada uno de los centros de estudiantes ha buscado el mecanismo para hacer seguimiento a las medidas que ha tomado cada escuela y al respeto a los derechos de los estudiantes que han tenido algún problema de conectividad. 

“Se han tomado diferentes reportes para llevar al Consejo Universitario para que sepan las posiciones en las que están los jóvenes y como han mantenido la comunicación con cada uno de los profesores”. 

El 27 de marzo Cecilia García Arocha, rectora de la UCV, envió un comunicado a toda la población universitaria para aplaudir el trabajo que han realizado durante los días que el país mantiene la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus de Wuhan. 

blank “Todos tenemos una tarea y una misión heroica en las próximas horas y semanas, dar ejemplo, una vez más, de responsabilidad; de sentido del deber; de civismo y humanidad, y sobre todo solidaridad. Algunos estarán al servicio del país en los centros de salud y emergencias, en los laboratorios buscando una solución, al frente de la seguridad de nuestra casa de estudio y garantizando la educación a la distancia”, se lee en el escrito.

A pesar de la situación de incertidumbre en la que se encuentra el país, los estudiantes afirmaron que seguirán formándose para no atrasarse más en sus estudios y se niegan a que la llegada de la pandemia impida su derecho a tener una educación completa. Están conscientes de que vendrán días difíciles para muchos, pero que esta situación dejará una enseñanza en cada uno.

Noticias relacionadas