• A los docentes la suspensión de clases los tomó sin ningún tipo de planificación. El Ministerio de Educación ya dio las directrices para la contingencia. Sin embargo, alegan que son improvisadas y que no están ajustadas a la realidad del país.

La noticia fue sorpresiva. El día anterior (12 de marzo) Nicolás Maduro había anunciado una serie de medidas contra la posible llegada del Covid-19 a Venezuela. En el sector educativo no había información adicional sobre cuáles eran los pasos a seguir ante una posible suspensión de actividades para evitar la propagación del coronavirus.

El 13 de marzo las alarmas se encendieron ante la confirmación de los dos primeros casos y la suspensión de clases que se haría efectiva desde el lunes 16 de marzo. Los docentes no contaban con un plan estructurado para una emergencia de tal magnitud, solo tenían como referencia el evento de marzo de 2019 donde cesaron actividades por el apagón general. En esa ocasión los menores perdieron clases y no hubo medidas oficiales. 

Con este panorama de desconocimiento y escasa planificación, los docentes afrontan el reto de continuar impartiendo clases a distancia a los niños, niñas y adolescentes, y con problemáticas recurrentes como la falta de acceso a Internet y las fallas eléctricas, lo cual hacen aún más difícil garantizar el acceso a la educación durante la cuarentena decretada por el Estado venezolano.

Improvisación ante la pandemia

Transcurrieron tres días desde el anuncio de la suspensión de actividades escolares para que el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz se reuniera, a través de una videollamada, con los principales representantes del área. La finalidad era impartir directrices de la planificación que tendrán ante la emergencia suscitada por la llegada del coronavirus al país.  

Proceso Evaluativo by Yazmely Labrador on Scribd

Durante el encuentro se trataron dos medidas. La emisión del programa «Cada Familia Una Escuela» en el canal estatal  Venezolana de Televisión (VTV), cuyo objetivo será guiar a padres y niños para que continúen con el proceso de formación desde casa. 

También se acordó la entrega (vía correo eléctronico) a docentes y representantes de cuadernos digitalizados con las líneas generales de evaluación que tendrán los menores ante la emergencia sanitaria. Ambas medidas tienen limitantes para gran parte de la población estudiantil. 

Raquel Figueroa, docente y coordinadora nacional de la Unidad Democrática del Sector Educativo (UDSE), comentó en exclusiva para El Diario la preocupación de los profesores ante la falta de organización con la que se está llevando la contingencia.

blank
El ministro de Educación no dio tiempo a los docentes para organizar un plan pedagógico, que los niños se llevaran a sus casas para la continuación de los trabajos y objetivos de de este segundo lapso del año escolar. Ellos presentaron unas líneas generales por medio de guías que no abarcan trabajos investigativos y de contenido”, denuncia Figueroa.

Las guías a las que hace referencia la coordinadora de UDSE, son dos y abarcan los tres lapsos. Van dirigidas a todos los niveles de educación básica. En los textos solo se dan lineamientos sobre las actividades que deberían recibir los alumnos en cada nivel de estudio, pero no se establece ningún contenido para ponerlo en práctica en casa.

ORIENTACIONES PEDAGóGICAS, CADA FAMILIA UNA ESCUELA.pdf by Yazmely Labrador on Scribd

Figueroa afirma que los textos fueron trabajados por representantes del ministerio de Educación y que no se pidió el apoyo de los docentes para que aportaran ideas en pro de tener una guía mucho más completa y útil para los estudiantes. La misma situación se repite en el contenido del programa televisivo “Cada familia una escuela”, donde no se les consultó sobre qué temas se van a trabajar. 

“El programa televisivo refleja algunos elementos que no aparecen en la planificación escrita, eso es muy grave. Además mucha de la información que se presenta ya fue explicada y evaluada por los docentes en las aulas en el primer lapso”, comenta. 

En este caso, otra problemática que impide el acceso a estas clases es la falla en las señales de TV abierta que se presenta en Caracas y en el interior del país desde principios del mes de marzo. Una situación confirmada por el Ministerio de Información y Comunicación. 

Para la docente todos los mecanismos anunciados por el ministerio se hacen desde la improvisación. Ante esto, alerta que las medidas tendrán consecuencias negativas en los alumnos una vez pase la emergencia por el Covid-19 y se retorne a las aulas. 

blank
Fue improvisado, no está sobre la base de elementos científicos y pedagógicos por lo que esto va a traer que la educación en las casas no se hará de forma correcta. En el caso de las guías, de cada 10 familias entre 5 a 6 no tienen acceso a Internet ¿Si no hay Internet en casa dónde se va a revisar esos materiales? La planificación del ministerio no está relacionada con nuestra realidad, la realidad es otra y choca con estos planes”, sostiene la docente.

La radio como alternativa

A la red de escuelas de Fe y Alegría la suspensión de clases educativas también los tomó por sorpresa. Sin embargo, antes de asistir por videoconferencia a la reunión con el ministro de educación, ya representantes de la red tenían trazado un plan para garantizar, en las medidas de las posibilidades, el acceso a la educación de todos los niños, no solo los que integran este sistema. 

blank
Foto: Cortesía

Noelbis Aguilar, directora del Programa Escuela de Fe y Alegría, explicó en exclusiva para El Diario, que su planificación se centrará en guías educativas que serán distribuidas por correo y presentadas a través de micros radiofónicos en las 25 emisoras con las que cuenta la institución en todo el país, incluida su señal online.

“Desde Fe y Alegría se están desarrollando unas orientaciones pedagógicas para acompañar a los niños, niñas y adolescentes en su proceso pedagógico a distancia, estos procesos están estructurados para atender a cada uno de los niveles: preescolar, primaria, media general y técnica”, explica la docente. 

¿Qué temas incluirán los micros?

-Lectura y escritura.

-Procesos lógicos matemáticos.

-Valores contextualizados a temas de interés que se están viviendo en la actualidad: el cuidado a la vida, el derecho a la vida y a la educación, etc.

-Campañas de prevención contra el Covid-19.

Aguilar comenta que la iniciativa de los micros radiofónicos surge ante la falta de acceso a Internet de muchos niños a nivel nacional. La idea de la red de escuelas es llegar al mayor número de niños posible, integren o no el sistema de Fe y Alegría. La finalidad es que en medio de la coyuntura todo el sector educativo comparta guías y procesos para poder garantizar el acceso a la educación de los menores. 

“Son unos 8.500.000 de estudiantes en todo el país entre pública y privada, mientras más podamos apoyar en este momento tan importante y ayudar a mitigar que los chicos no estén en la escuela, mucho mejor para que sigan teniendo acceso al conocimiento”, expresa. 

Horarios de micros
De 10:00 am a 11:00 am
De 3:00 pm a 4:00 pm

Otros de los micros que se trabajan irán dirigidos a padres y representantes. La intención será orientar a la familia para que lleve una rutina con los niños en casa, donde no solo se disponga tiempo para la formación académica, sino se impartan momentos de recreación, especialmente en circunstancias como las actuales, en las que no se pueden salir de casa. 

Luis Sánchez, director nacional del Instituto Radiofónico de Fe y Alegría, indica en exclusiva para El Diario que los micros comenzarán a transmitirse desde el lunes 23 de marzo durante una hora, dos veces al día. 

Poca información sobre el PAE

El día que se anunciaron los dos primeros casos de Covid-19 el Ejecutivo Nacional aseguró que activaría el Programa de Alimentación Escolar (PAE) para garantizar alimentación a los niños y niñas ante esta emergencia. Sin embargo, en el sector educativo es poca la información que se tiene al respecto.

blank
Foto: Cortesía

La coordinadora nacional de la Unidad Democrática del Sector Educativo (UDSE) explica que la información que manejan es que seguirá funcionando el programa de alimentación por medios de comisiones pequeñas, con los cuidados sanitarios pertinentes y en planteles designados por el Ministerio de Educación.

Hasta ahora no conocen mayor detalles de la entrega de estos alimentos. Asegura que todo lo manejaron representantes del Ministerio de Educación.

En el caso de Fe y Alegría, Noelbis Aguilar, directora del Programa Escuela, explica que aún evalúan los procesos para entregar los alimentos a los niños, esto en los planteles donde se cuenta con comedor. 

Alimentación en Fe y Alegría

76

escuelas de Fe y Alegría cuentan con un programa de alimentación

98.000

niños reciben alimentación en estos centros educativos

“Nos hemos organizado a nivel de las regiones, todo depende de la capacidad de cada escuela que tenga las condiciones, que tengan tapabocas, guantes, cloro, no podemos poner a nuestra gente en riesgo. eso lo estamos evaluando”, dice. 

La docente recalca que trabajar en un plan para evitar que los niños asistan a los centros educativos y en su lugar sean los representantes- en pequeños grupos- los que asistan con estrictas medidas sanitarias. 

“Daremos alimentación hasta que agotemos el inventario», asegura. 

En medio de la alerta que ha generado la llegada del coronavirus a Venezuela, el sector educativo trabaja para seguir garantizando a los niños el acceso a la educación aún más en momentos en los que el país vive una cuarentena social.

No obstante, las problemáticas que vienen denunciando desde hace años impiden que buena parte de la población estudiantil pueda recibir clases en el hogar. Muchos niños, sin acceso a Internet y con fallas eléctricas en sus zonas, vivirán estas semanas sin la educación a la que tienen derecho —y el Estado— la obligación de proporcionarla.

Noticias relacionadas