• En vista de la suspensión de actividades académicas los niños deberán mantenerse en casa. En El Diario conversamos con dos psicólogas sobre cómo explicarles a los más pequeños los síntomas del coronavirus y sus métodos de prevención

Los dos primeros casos de coronavirus de Wuhan (Covid-19) registrados el pasado 13 de marzo en Venezuela, específicamente en el estado Miranda, han obligado a las autoridades a suspender múltiples actividades que impliquen la concentración de personas en lugares abiertos y cerrados, esto como medida de prevención. 

Dentro de esas medidas, se encuentra la suspensión de clases presenciales, lo que implica que muchos niños y adolescentes pasarán la mayor parte del tiempo en sus casas bajo la responsabilidad de sus padres mientras se controla la pandemia. 

Conociendo la pandemia. Los síntomas del coronavirus de Wuhan principalmente son fiebre, tos, dificultad respiratoria y dolores en las articulaciones.

La medida de resguardo en sus hogares abre un sinfín de interrogantes en los padres, que van desde cómo mantener la educación académica de sus hijos y estimular su creatividad hasta cómo informarles sobre el Covid-19 y su forma de prevención sin generarles angustia o ansiedad. 

A propósito de los casos de coronavirus en Venezuela, El Diario conversó con dos psicólogas sobre este aspecto quienes precisaron que los niños tienen la capacidad de comprender todo lo que se les explica siempre y cuando se haga uso de la terminología correcta. 

Evitar sentimientos de negatividad

Las psicólogas Miriam Muriel y Meury José Rivero coincidieron en que antes de hablar con los niños es necesario mantener la calma para no transmitirles angustias o emociones negativas que puedan pensar que la situación es mucho peor de lo que se cree. 

Señalaron que hay que informarse para luego explicarles sobre la epidemia, por qué es necesario lavarse las manos, no saludar manteniendo contacto físico y demás medidas preventivas. Todo de forma didáctica. 

Un ejemplo sería, según recomiendan, usar pocas palabras y colocarles ejemplos con cosas divertidas debido a que así los pequeños se familiarizan más rápido con los datos que deben tener en cuenta. Puntualizan que siempre es necesario hablarles de forma positiva.

Ser el ejemplo 

Para Muriel es necesario ser reflejo de lo que se quiere transmitir a los niños, pues estos son como una esponja que absorben y adoptan ciertas conductas que ven en sus representantes. “Yo pienso que el miedo es más letal que la enfermedad en sí misma”, añade.

Señala que durante el día es necesario ir con ellos a lavarse las manos e indicarles cuál es la manera correcta de hacerlo. De igual forma, comenta que pueden inventar alguna canción o cuento divertido para motivarlos a asearse correctamente.

Recomienda que las primeras veces sean los padres quienes se laven las manos para dar el ejemplo y luego dejen que el niño tome la iniciativa. De esa forma, dice, “habrás creado un buen hábito de manera sencilla”. 

Foto cortesía

Formas alternativas de saludo

Aunque aún no se ha desarrollado una cura para el coronavirus de Wuhan, es importante evitar posibles formas de contagio como darse la mano o saludarse con un beso en la mejilla. 

Las psicólogas aclaran que, aunque no es una mala práctica, pues fomenta las relaciones sociales, mientras dura la contingencia por el Covid-19 es necesario evitarlo.

Una de las formas de contagio, en vista del coronavirus en Venezuela, es el saludo típico de manos o de un beso en el cachete. Es necesario explicarle a los infantes que esto no es malo, sino que por el momento es mejor no hacerlo para evitar contagiarse. 

Existen formas diferentes de saludar. Por ejemplo, si al niño le gustan los dibujos animados japoneses, se le puede decir que haga una especie de saludo reverencia donde no existe contacto físico. Las especialistas comentan que lo principal es que el pequeño se sienta cómodo. 

“Es importante educar a nuestros niños a que existen contingencias, que existen emergencias”, especifica Rivero.

¿Qué hacer en casa? 

Las dos psicólogas fueron determinantes en que es necesario crear una rutina casera que no deje de lado, por ningún motivo, las actividades académicas que son esenciales para el aprendizaje escolar. 

Comentan que al iniciar la mañana lo primero que deben hacer es asearse, desayunar y luego pautar algunas horas de clases en casa que no sean tantas como en la escuela. Pueden valerse de las actividades que los maestros les hayan dejado pautadas o asignarles pequeñas tareas de acuerdo con su edad. 

Lo siguiente, explican, puede ser un juego didáctico y ayudar así sea en lo más mínimo en las tareas del hogar. Que entiendan que no están de vacaciones escolares, sino que «bajo protección» para evitar contagiarse del coronavirus. 

Foto cortesía 

En cuanto a la cuarentena preventiva que las autoridades venezolanas recomiendan tomar, de acuerdo con los lineamientos de la OMS, las especialistas aseguran que para los niños esto no es tan difícil de llevar porque ellos no piensan tanto en el porvenir, sino que disfrutan el presente. 

En esta contingencia es elemental que los padres entiendan que son el modelo a seguir y el muro de contención de sus hijos. Por ello, hay que informar, de una manera adecuada y sin alarmismos, sobre el Covid-19 para sobrellevar la situación de la mejor manera.

Noticias relacionadas