• Aunque apenas 1% de los infectados por el Covid-19 en el mundo son niños, un alto porcentaje de los menores de edad venezolanos son más vulnerables ante este virus por presentar desnutrición o alguna enfermedad preexistente

La acelerada aparición de los infectados por coronavirus (Covid-19) ha obligado a las administraciones de salud del mundo a aplicar medidas para combatir el nuevo tipo de virus.

Venezuela anunció que ya cuenta con el test para detectar el contagio y además que 45 hospitales del país funcionarán como centros centinela —unidades de vigilancia de enfermedades transmisibles— para atender los casos.

En Caracas el pasado 26 de febrero cerraron la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital J.M. de los Ríos, luego de que los médicos que allí laboraban renunciaran debido a los bajos salarios y las precarias condiciones en las que trabajaban. 

Covid-19 en cifras

91.783

casos han sido confirmados en el mundo

17

de ellos se han registrado en Latinoamérica

3.132

personas han fallecido por complicaciones

Este hecho ocurrió el mismo día que se confirmó el primer caso del nuevo coronavirus en Latinoamerica, específicamente en Brasil. Luego de ese reporte, aparecieron casos en México, Argentina, Ecuador, Chile y República Dominicana. 

Huniades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP), explicó que una de las áreas descuidadas por el Ministerio de Salud fue la pediátrica, debido a que ninguno de los hospitales centinela es pediátrico. 

Asimismo, indicó que es necesario tener habilitados los cupos de Terapia Intensiva para niños en los centros de salud públicos, por lo que considera que el cierre de la unidad del J.M. de Los Ríos es una terrible noticia. 

“La Unidad de Terapia del hospital de niños siempre fue referencia nacional e internacional entre los 80 y 90. Fue la primera en Venezuela en atender a niños. Allí contábamos con 11 cupos y una máquina de diálisis, pero en los últimos 10 años el deterioro fue tan grande que habíamos llegado a solamente poder atender a dos pacientes y finalmente tener que cerrarlo”, dijo en exclusiva para El Diario Urbina, quien fue jefe de este servicio anteriormente. 

Esta unidad atiende a niños con cuadros delicados, neumonías graves y especialmente pacientes de neurocirugía, quienes siempre necesitan ventilación luego de una operación. 

El especialista explicó que con el cierre de este servicio estos pacientes y los que puedan tener coronavirus no tienen donde asistir, en caso de una complicación.

Cupos en Terapia Intensiva en Caracas

– Hospital de Coche: cerrada desde 2012.

– Hospital General Dr. José Gregorio Hernández (Magallanes de Catia): cerrada desde 2012.

– Hospital General Dr. José Ignacio Baldó (El Algodonal): funciona intermitentemente por falta de médicos .

– Hospital Dr. Domingo Luciani (El Llanito): solo cuenta con tres o cuatro cupos de los ocho que tenía anteriormente.

– Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño: solo cuenta con cuatro de los cinco cupos que tenía.

Condiciones de la población infantil en Venezuela 

El médico Huníades Urbina aseguró que, a diferencia de otros países de Latinoamérica, la población infantil de Venezuela tiene características que la hacen mucho más vulnerable ante un contagio de coronavirus, esto se debe a que 35% de los niños menores de 5 años de edad tienen algún tipo de desnutrición. 

Foto: Unicef

Una de las formas de afrontar el coronavirus con éxito es mantener un sistema inmune óptimo, esto se logra comiendo saludablemente, durmiendo bien, evitando el estrés e hidratándose constantemente. 

Un paciente desnutrido es un paciente susceptible, es decir que cualquier cuadro viral que un niño común puede superar en tres o cinco días, en uno de estos niños puede ser mucho más grave y por supuesto conducir a la muerte»
Huniades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría,

El pediatra aseguró que lo más probable es que esos niños lleguen al J.M. de Los Ríos. «La gente confía en el hospital de niños y así esté abierto o cerrado se atenderán pacientes. Además en la unidad de Emergencia se puede atender a algunos pacientes con ventilación». 

¿Qué debe haber en los hospitales?

Ante la posibilidad latente de que llegue el coronavirus a Venezuela, Urbina considera que nunca es tarde para hacer prevención, por lo que dio varias recomendaciones de qué se debe hacer en el país para afrontar la epidemia. 

Lo más importante es la información, es cierto que el Ministerio de Salud no ha dado la información completa ni en el momento oportuno y en las sociedades que integran la Academia Nacional de Medicina llegamos a la conclusión de que no hay suficientes campañas televisivas ni de radio como lo hubo en algún momento con el dengue o el chikungunya», expresó.

El pediatra sugirió que debe haber carteleras informativas en las salas de espera de los hospitales, en las que se repita siempre el mensaje del lavado de manos y de evitar el contacto de las manos sucias con el rostro. 

Asimismo, indicó que es urgente la distribución permanente de agua potable en todos los hospitales del país, para evitar que los pacientes y el personal de salud estén expuestos a un contagio por ese motivo. 

«Cómo podemos mantener el lavado constante de las manos sin agua, además debe haber jabón que hasta ahora no hay en los hospitales, también el gel que debe tener 60% del alcohol que tampoco lo compra el Ministerio de Salud, ese lo pagan los médicos de su bolsillo y no es económico», agregó. 

Foto: Cordon Press

Entre los insumos que no deben faltar en los centros de salud también están las mascarillas N95, guantes de nitrilo y batas impermeables, por las que no penetren las gotas de saliva de los pacientes. “La idea es que el personal de salud esté protegido, porque si las enfermeras y los médicos nos enfermamos quien protege al paciente”.

Tanto los padres como el personal de salud deben hacer lo posible por prevenir y evitar que los niños sean contagiados con coronavirus, especialmente si se trata de un infante con desnutrición o con alguna enfermedad crónica como insuficiencia renal o leucemia, debido a que ellos son los más vulnerables ante esta epidemia que ha sorprendido al mundo.

Noticias relacionadas