• Kennedy Bolívar, miembro del equipo de campaña del candidato republicano a la presidencia, y Diego Scharifker, del equipo de campaña del candidato demócrata, participaron en un debate organizado por El Diario para conocer sus propuestas, opiniones y puntos de vistas con respecto a Venezuela

Cada vez falta menos para las elecciones presidenciales de Estados Unidos entre Donald Trump y Joe Biden, a celebrarse el próximo 3 de noviembre, y la discusión en torno a quién es mejor candidato ha polarizado, como nunca antes en la historia, la opinión pública venezolana. En un momento de incertidumbre por lo que sucederá con el gobierno interino de Juan Guaidó, pero sobre todo cuándo y cómo saldrá del poder el régimen de Nicolás Maduro, los comicios estadounidenses son vistos por muchos como la pieza clave para solventar el conflicto venezolano. Además, cada vez son más los connacionales en ese país que tienen derecho a voto y que podrían ser determinantes en Florida.

De tal manera que la política exterior con respecto a Venezuela ha ocupado y ocupa un espacio sin precedentes en la campaña presidencial de Estados Unidos. Como muestra de ello, los venezolanos en ese país han formado parte de manera activa de la campaña y, en un debate exclusivo organizado por El Diario, representantes de cada uno de ellos nos dio a conocer, de manera más detallada, las características y propuestas de cada candidato presidencial.

Por un lado, en representación de la campaña venezolanos con Trump, Kennedy Bolívar, político, integrante del partido republicano, y quien lleva más de 10 años en Estados Unidos. Por el otro, en representación de la campaña de venezolanos con Biden, Diego Scharifker, exconcejal del municipio Chacao, y también exdirigente estudiantil.

Joe Biden y el socialismo

El Diario: Una de las matrices de opinión en Venezuela, es que Joe Biden es socialista y que el Partido Demócrata está dominado por personas más progresistas, pero acá en Venezuela no son pocos quienes piensan que son casi comunistas. ¿Qué tan cierto es esto y, si es así, cómo podría afectar en su política exterior con Venezuela?

Kennedy Bolívar, venezolanos con Trump: Una de las cosas que yo siempre he aclarado es que no todos los que están en el Partido Demócrata son socialistas, pero sí hay socialistas que están en el Partido Demócrata. Para nadie es un secreto las posiciones de izquierda que siempre asumió Bernie Sanders, sino también hemos visto una tendencia que yo no diría que son comunistas al estilo que nosotros hemos conocido, pero sí que tienen una tendencia claramente de izquierda y que se identifican de alguna manera con los procesos tanto cubano como venezolano.

Bernie Sanders ha dicho muchas veces sus relaciones con Cuba. Yo siempre vi con preocupación cuando Biden no hacía de manera frontal una oposición en cuanto a las referencias con Cuba. Uno de los procesos de los que fui más crítico de (Barack) Obama y Joe Biden, fue cuando se normalizaron algunas relaciones con Cuba. Eso no quiere decir que el Partido Demócrata está en una posición como el Partido Comunista que conocemos en Venezuela, o el Partido Socialista. Pero sí hace que quienes venimos de algunos lugares con estas corrientes que han acabado con nuestros países, lo veamos con preocupación.

Diego Scharifker, venezolanos con Biden: Parte del asunto de la política de Estados Unidos es que el hecho del bipartidismo hace que hayan estos dos bloques, donde dentro del Partido Republicano hay gente de centro derecha hasta la derecha más extrema, y en el Partido Demócrata hay gente de centro hasta lo que pudiese ser considerado la izquierda más hacia el socialismo. Yo concuerdo con Kennedy de que haya un comunista en el Partido Demócrata, al menos como lo entendemos nosotros desde Venezuela. Pero sí hay personas muy progresistas como pueden ser (Alexandria) Ocasio-Cortez, Bernie Sanders, u otras personas.

Pero, al final, no hay más demostración de que el Partido Demócrata no es tan de izquierda como el hecho que fue elegido Joe Biden en vez de Bernie Sanders. Eso de que el Partido Demócrata es un radical, con comunistas, o que el mismo grupo de Ocasio-Cortez está acumulando mucho poder, la verdad es que uno ve los resultados y se da cuenta de que no es así. Son un grupo importante, pero las primarias demuestran qué grupo tiene más peso, y por eso Biden fue elegido como candidato.

El Diario: Pero por un lado, Kennedy, el presidente Trump ha dicho que si llegase Biden a la presidencia, Estados Unidos se convertiría en una segunda Venezuela. Eso pone a Biden en un bando mucho más radical de lo que acabas de mencionar. ¿Qué opinas de esto que afirma Trump?

Kennedy Bolívar: Lo que yo sí creo es que el lenguaje de la campaña ha sido muy radical. Nosotros estamos llamados, sobre todo, a tratar de que ese lenguaje y que ese radicalismo termine entrando en concordancia, en lo que es el debate de las ideas, de los proyectos, del país…

El Diario: Pero Donald Trump parece ir en contra de eso. De hecho, llama a Biden “Sleepy Joe”. Entonces, ¿cómo va a suceder eso teniendo en cuenta que el candidato del Partido Republicano tiene estas condiciones?

Kennedy Bolívar: Evidentemente. Ojo, que yo sea del Partido Republicano no quiere decir que yo no haga críticas al presidente en cuanto al estilo, sobre todo. Pero el debate no puede caer hacia las descalificaciones personales, porque creo que de lado y lado estamos cayendo en eso. Yo no sigo un proyecto personalizado, sino de gestión de gobierno, una Administración con la cual me identifico en algunos hechos.

El Diario: Entonces, para ser concretos, ¿no estás de acuerdo con esto que afirma el presidente Trump de que si gana Biden, Estados Unidos se convertirá en una segunda Venezuela?

Kennedy Bolívar: Claro que no. Igual que no estoy de acuerdo cuando, muchas veces, la dirigencia del Partido Demócrata ha caído en las descalificaciones personales. Hablemos de la inmigración, de la economía, de los impuestos, de lo que realmente le interesa a los estadounidenses, porque si caemos en las descalificaciones, para nada va a contribuir en un país mucho más democrático.

Kennedy Bolívar. Nota: Venezolanos con Trump vs Venezolanos con Biden, el debate final
Foto: Cortesía

El Diario: Ahora, Diego, si bien es cierto que Biden derrotó a Sanders y lo hizo también Hillary Clinton en 2016, es innegable que el ala más progresista del Partido Demócrata tiene cada vez más poder. ¿Cuánta influencia tendría este sector en una eventual Administración de Biden, considerando que son muy importantes para que gane la elección? No solamente está Ocasio-Cortez o Sanders, sino también Karen Bass, quien formó parte de la Brigada Venceremos.

Diego Scharifker: La razón por la cual nos organizamos como grupo Venezolanos con Biden, es porque queríamos formar parte de una campaña en la que éramos los propios venezolanos quienes dábamos opiniones de cómo debían manejar el tema de Venezuela. Porque quienes hemos sufrido, cada quien con su propia historia, de lo que se vive en nuestro país, somos quienes deberíamos explicar lo que está pasando, no algunas personas con opiniones distintas o con visiones muy progresistas.

Sin duda alguna, esas personas son parte importante del Partido Demócrata, algún rol van a jugar. Pero el partido es más que esas cinco, diez o quince personas que tienen pasado con Cuba, o que tienen opiniones favorables sobre Fidel Castro. Es muy fácil resaltar opiniones particulares de congresistas, pero eso para nada representa la opinión del partido en pleno. Ninguna figura pesada ha sido antisanciones. El único que ha tenido posturas un poco más suaves ha sido Bernie Sanders, pero él tampoco ha dicho en ningún momento que haya que levantar las sanciones.

El Diario: Pero él tampoco ha llamado dictador a Nicolás Maduro, por ejemplo.

Diego Scharifker: Totalmente y por eso los venezolanos demócratas nunca podíamos apoyar a Bernie Sanders como candidato a la presidencia. Por eso mismo, yo veo muy difícil que esa ala más radical tenga una posición de mucho poder dentro del partido o dentro de la próxima Administración. También hay que esperar que pasen las elecciones, porque además de las presidenciales, también hay elecciones del Congreso y del Senado, y mientras más grande sea el margen del Partido Demócrata en el Congreso, menos peso van a tener los radicales para la próxima elección, al igual que en el Senado. Son personas que hay que convencer internamente, pero yo no creo que de ninguna forma vayan a ser una voz mayoritaria en lo que puede ser la próxima Administración.

Kennedy Bolívar: Una cosa que hay que hacer ver no solamente en lo interno, sino a los venezolanos, es que no hay que hacer similitudes entre la política estadounidense y la venezolana, porque son dos cosas muy distintas, dos culturas muy distintas.

Trump y Chávez, ¿comparables?

El Diario: Hablemos ahora de Trump. Uno de los discursos que se ha instalado en los venezolanos del Partido Demócrata, es que tiene similitudes con Hugo Chávez. ¿Qué tan equiparables son realmente?

Diego Scharifker: Hay que ser muy claros. Evidentemente, Trump no ha cerrado los medios de comunicación, no ha metido presos a opositores. En las acciones no lo ha hecho, pero estoy seguro de que es así porque la institucionalidad de Estados Unidos no lo ha permitido. Yo sí creo firmemente que la personalidad de Trump es muy parecida a la de Chávez. Una persona que quiere acumular poder, que no cree en la democracia, que no cree en la institucionalidad, que cree en el uso del poder para poder adelantar sus propios intereses particulares.

Durante el gobierno de Trump han florecido los gobiernos totalitarios y las dictaduras en el mundo y no es casualidad. Si la referencia principal de la democracia es un presidente que no cree en la democracia, vemos cómo se debilita a nivel mundial. Decir que Chávez y Trump son copias exactas, no lo son, pero estoy seguro que si no tuviera la institucionalidad, estaría haciendo lo mismo.

Diego Scharifker. Nota: Venezolanos con Trump vs Venezolanos con Biden, el debate final
Diego Scharifker. Foto: Cortesía

Kennedy Bolívar: Así como para mí Biden no es socialista, Trump no es como Chávez. En la era Obama, además, podemos recordar todo lo que sucedió con Latinoamérica, y cómo fue el proceso de Lula Da Silva, de Chávez, de Santos en Colombia, los Kirchner en Argentina, (José) Mujica. Es decir, en Latinoamérica se impuso la izquierda. Eso ha cambiado una vez que llega el presidente Trump al gobierno de Estados Unidos. También hay que considerar que mudó la embajada estadounidense a Jerusalén, o los procesos democráticos que han mejorado de alguna manera en Latinoamérica, con giras del vicepresidente (Mike) Pence, o la que hizo el secretario de Estado, Mike Pompeo, y, de alguna manera, generó una empatía de esos países con Estados Unidos.  

El Diario: Pero ¿cuánto incidió realmente la Administración de Trump en esos cambios en Latinoamérica?

Kennedy Bolívar: El liderazgo que genera Estados Unidos es importantísimo. Por eso cuando vemos como referencia a Estados Unidos, también veamos qué sucede alrededor del mundo, o en los países aliados o cercanos. Como se dice, si Estados Unidos estornuda, al mundo le da gripe. Los colombianos se dieron cuenta de que la izquierda era un peligro cuando fue candidato (Gustavo) Petro, y ganó la centroderecha con Iván Duque, que era aliado de Estados Unidos y de la Administración Trump. Lo mismo sucedió con Bolsonaro. Son tendencias que están del mismo lado de la acera.

Trump se ha opuesto infinidades de veces a la política exterior de Rusia o de China, y tenemos una guerra comercial con los chinos en este momento. Trump también es un aliado internacional importantísimo, porque dice que el principal enemigo es el socialismo, y que Estados Unidos jamás será socialista. Allí es donde hay un punto de partida con respecto a las alianzas que puedan tener estos ejes del mal, como le decimos los venezolanos, que son Rusia, China, Nicaragua y el Medio Oriente, que son los enemigos de Estados Unidos.

Diego Scharifker: Pero yo creo que hay ejemplos muy puntuales en los que uno puede ver similitudes entre Trump y Chávez. Por ejemplo, en junio de este año cuando Trump decide utilizar a la policía de los parques nacionales, simplemente para que vaya a tomarse una foto en frente de una iglesia que había sido vandalizada. Eso me recordó muchísimo a cuando yo, siendo concejal de Chacao, (Miguel) Rodríguez Torres mandó a reprimir una protesta en Altamira, simplemente para dar una rueda de prensa y poder decir que todo estaba en paz en Caracas y que nadie estaba manifestando contra Nicolás Maduro.

El Diario: ¿Qué tan coherente es, Diego, que los demócratas digan que Trump se ha abierto a dictaduras, cuando la Administración de Obama, en la que Biden era vicepresidente, tuvo una apertura como nunca antes en Estados Unidos con la dictadura de Cuba, considerando, además, la importancia que ha tenido y tiene para el sostenimiento del régimen en Venezuela?

Diego Scharifker: Es un error decir que Estados Unidos tuvo una apertura con Cuba en la Administración de Obama. Lo que hubo fue un cambio de estrategia que se estaba utilizando para poder lograr un cambio…

El Diario: Pero al final ese cambio no se produjo y la dictadura cubana terminó más afianzada.

Diego Scharifker: Al revés. Si hay algo que está claro, es que las sanciones no son un fin, sino un medio para alcanzar un fin. La estrategia de Estados Unidos con Cuba durante 60 años fue sancionarlos para intentar derrocar al régimen y eso no ha logrado absolutamente nada. Estados Unidos ha impuesto sanciones a Corea del Norte, y no han logrado absolutamente nada. Pensar que las sanciones son el fin, es un error garrafal.

La estrategia de Obama era continuar con las sanciones, porque no se levantaron, pero sí había mecanismos para abrir comunicación y cierta apertura para poder presionar por un cambio político. Cuba llegó a tener internet bajo la Administración de Obama. ¿Eso es algo bueno para las dictaduras? No. Esa estrategia estaba avanzando. ¿Había logrado avances? Sí. ¿Había más respeto a los Derechos Humanos en Cuba? Sí. ¿Se había derrocado a la dictadura de los Castro? No, pero se estaba avanzando…

El Diario: ¿A qué se refiere cuando dice que había más respeto a los derechos humanos en Cuba?

Diego Scharifker: Había liberación de presos políticos cubanos en ese momento. Hubo presos políticos que se fueron de Cuba hacia Europa y hacia Estados Unidos. Hubo negociaciones para poder lograr una situación más cercana a la democracia. Pero, de vuelta, no con esto quiero decir que se logró la democracia en Cuba. Sigue siendo y seguirá siendo una dictadura. Era una estrategia distinta. Y, sin duda alguna, hay que hacer lo mismo con la dictadura de Nicolás Maduro. Hay que mantener las sanciones, pero esa política de Trump donde las sanciones son el fin, no es adecuada. El fin es la democracia, no las sanciones.

Propuestas para venezolanos en EE UU

El Diario: ¿Por qué los venezolanos en Florida y en Estados Unidos con derecho a voto, tienen que hacerlo por su candidato?

Diego Scharifker: No es un tema solo de los venezolanos, sino de todos en Estados Unidos. Por ejemplo, un egresado en una universidad de Estados Unidos termina debiendo por los próximos 20 años un promedio de casi 200.000 dólares. Simplemente por tener acceso a la educación. Eso es algo que para los demócratas no tiene sentido y que busca un sistema donde la educación no es gratuita, pero donde la carga para poder estudiar no sea tan pesada.

Otro tema importantísimo es el tema de la salud. Aquí no hay una salud pública y una persona que no tenga una póliza de seguros, al final no tiene cómo acceder de forma segura al sistema de salud y lo estamos viviendo especialmente en este momento del coronavirus. Millones de americanos, y entre ellos venezolanos, que se han visto afectados por la pérdida de empleo, que significa que no puedes acceder a una póliza de seguros, ni al sistema de salud. Son temas que Joe Biden y el Partido Demócrata reconocen como importantes, en contraste con el Partido Republicano que ve cómo su tema principal es siempre el cobro de los impuestos.

Kennedy Bolívar: En el tema de la salud, ha habido propuestas desde los republicanos, quienes han planteado algunos programas para paliar el Obamacare, que cambió realmente la visión en cuanto al tema del sistema de salud de la Administración Obama. Los venezolanos no votamos tomando en cuenta el punto de vista económico como se maneja dentro de Estados Unidos, sino desde el punto de vista social, hasta qué punto Estados Unidos nos serviría como una fuente de trabajo, o como un crecimiento familiar. Es allí, creo yo, donde están planteadas las tendencias de la encuesta de la Universidad del Norte de Florida para El Diario. Es más por el tema migratorio, por ver en Trump la salida del régimen de Maduro. Los venezolanos vemos la esperanza en la Administración Trump para salir del régimen de Maduro.

Encuesta
De acuerdo con una encuesta exclusiva de la Universidad del Norte de Florida para El Diario, 66% de los venezolanos con derecho a voto en ese estado, votará por Donald Trump el 3 de noviembre.

El Diario: Recientemente, el Senado rechazó, gracias al voto negativo de los republicanos, la aprobación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos. No es la primera vez que sucede. ¿A qué se debe eso?

Kennedy Bolívar: No entiendo por qué dicen que Trump negó el TPS a los venezolanos, porque la Administración no ha negado nada, fue un senador que votó en contra y no se dio por unanimidad esta aprobación. Pero también ha sucedido cuando lo planteó el senador Rick Scott, por Florida, porque lo bloquearon los demócratas.

Yo siempre he estado en contra del TPS por una sencilla razón: lo que no se le ha dicho a los venezolanos es que el TPS no le va a dar ningún estatus migratorio, no lo va a llevar a una vida por lo menos estable dentro de Estados Unidos, sino de manera temporal. Es ahí donde yo me he opuesto, a pesar de que los venezolanos necesitamos un alivio migratorio, pero yo me iría más por una ley de ajuste que, efectivamente, le dé su vida a un venezolano no solamente por tres años.

Diego Scharifker: Estoy de acuerdo con Kennedy cuando dice que quien rechazó el TPS para los venezolanos fueron los republicanos y no Trump, porque él no es senador. Pero Trump puede aprobar el TPS para los venezolanos con su simple firma. Por eso lo ha dicho muy claramente Joe Biden, que en sus primeros 100 días de gestión, él va a aprobar el TPS para los venezolanos como acción Ejecutiva, que lo permite la ley. De acuerdo, el TPS no es la solución definitiva para quienes no tienen estatus migratorio regularizado, pero el TPS es mucho mejor que estar ilegal.

Es muy difícil apoyar a un presidente que ha sido claramente antilatino, que ha calificado a los latinoamericanos como narcotraficantes, delincuentes, especialmente con los mexicanos. Hay cientos de miles de venezolanos en Estados Unidos que todos los días se despiertan con el miedo a ser deportados, de vuelta a una dictadura, y lo peor es que han ocurrido casos. Eso demuestra la doble cara de Trump y de los republicanos.

El Diario: Pero la Administración Obama, con Biden como vicepresidente, deportó a más latinos que el gobierno de Trump. De tal manera que bien podríamos decir que un eventual gobierno de Biden puede ser igual o peor que el de Trump desde el punto de vista de las medidas, no de la dialéctica. Al final, los hechos pueden ser más duros que las mismas palabras.

Diego Scharifker: Creo que es muy criticable lo que hizo Obama en su momento con el tema de las deportaciones…

El Diario: ¿Pero Biden hará lo mismo, entonces?

Diego Scharifker: No, y él lo ha dicho claramente. Otra vez, el hecho que él diga que en los primero 100 días va a aprobar un TPS, y que lo va a mantener para los nicaragüenses, para los centroamericanos, para los haitianos, para los demás grupos que tienen el Estatus de Protección, demuestra que su postura es muy distinta a la de Obama.

El Diario: Pero el TPS también estaba en la época de Obama y aun así se produjeron estas deportaciones. Es decir, eso no es una garantía.

Diego Scharifker: Claro, el que tiene TPS no lo deportas. Una vez que se aprueba, tú tienes que demostrar que calificas y que no hayas cometido ningún delito. En el caso de Obama, se deportaron a muchas personas que habían cometido delitos muy graves, pero sí aumentó. Biden ha dicho muy claramente que él cree en la inmigración, en crear mecanismos para inmigrantes legales, y regularizar a los millones que no tienen estatus legal. Trump nunca lo va a hacer.

Kennedy Bolívar: Cuando me refiero a Biden, lo hago como si fuera a una reelección. En la Administración Obama-Biden jamás se reguló el tema migratorio, incluso fue muy tibio en el tema de denuncia de lo que significaba la era Chávez o la era Maduro en este momento. Por eso yo creo que el sistema migratorio, si es una de las cosas que se plantea, no lo hagan de una manera electoral, sino que realmente se vaya a cumplir el día de mañana.

Salida del régimen

blank
Nicolás Maduro. Foto: Reuters

El Diario: ¿Qué propone su candidato para presionar al régimen de Nicolás Maduro y se produzca, finalmente, el cambio del poder político en Venezuela?

Diego Scharifker: Joe Biden ha sido muy claro. Él tiene la capacidad para reconstruir la alianza política internacional necesaria para poder producir el cambio del poder político en Venezuela. Hemos visto durante estos cuatro años de la Administración de Trump que se ha fragmentado esa alianza internacional. Tienes a Estados Unidos por un lado, a los aliados latinoamericanos por otro, y tienes a los europeos en un tercer punto. Así es imposible. Hace falta hacer ese trabajo, Trump ha impuesto su propio punto de vista. Cada vez que lanza esas ideas de que todas las opciones están sobre la mesa -que al final se demostró que no lo están-, lo que hace es engañar a los venezolanos.

Entonces, se trata de fortalecer la alianza internacional en torno al cambio en Venezuela; aprobar el TPS; mantener las sanciones contra todos aquellos que violen derechos humanos, estén inmiscuidos en hechos de corrupción y narcotráfico; y seguir presionando a los actores principales que mantienen al régimen de Maduro como Cuba, Irán, Rusia y China para que se salgan del juego y haya un cambio político en Venezuela a través de unas elecciones.

Kennedy Bolívar: Con respecto a Venezuela, Cuba y Nicaragua, el mejor aliado que tenemos los venezolanos, seguirá siendo el presidente Trump. Él ha representado, en definitiva, una forma de poner al régimen venezolano contra la pared y, al día de hoy, todo el tema del narcotráfico, de la confiscación de dinero de las mafias venezolanas, la política de la Administración ha sido perseguir hasta donde más se puede a estos criminales y eso es una demostración de que esta es una política que debe continuar.

Otra de las cosas que yo creo que Trump sigue teniendo es el apoyo de los venezolanos. Es esa forma de cómo se ha manifestado sobre el socialismo, más que una bandera, Trump está demostrando que está enfrentando ese socialismo hambreador que acabó con nuestro país.

El tema de la seguridad es fundamental. Los venezolanos sabemos cómo se apoderaron organizaciones criminales de nuestro país, y que han puesto en riesgo no solo al continente, sino los sistemas democráticos, y el liderazgo de Estados Unidos, a través del presidente Trump, es el que puede hacer frente a todas estas mafias, como lo ha hecho con todo lo que ha sucedido en el Caribe con la confiscación de toneladas de drogas que han intentado ingresar a Estados Unidos.

El Diario: ¿Pero quién se equivoca con respecto a la postura de Venezuela? ¿Se equivoca Trump o la Unión Europea?

Diego Scharifker: Al final lo que demuestra es una incapacidad de Estados Unidos para poder convencer a sus aliados fundamentales de que esa es la salida. Si se cree que Estados Unidos lo puede hacer solo, que lo haga solo. Pero si Estados Unidos no tiene la capacidad de convencer a sus aliados internacionales que esa es la vía, obviamente hay un liderazgo que no está cumpliendo, que no está funcionando. Obviamente, alguien está equivocado, pero un líder convence y Estados Unidos no lo ha hecho estos últimos cuatro años.

Kennedy Bolívar: Yo no puedo estar de acuerdo con Diego, porque si analizamos la situación de Estados Unidos cuando reconoció al gobierno interino de Juan Guaidó, una de las cosas que hizo el Secretario de Estado fue una gira por varios países, que después dijeron claramente que no se iban a sumar a una opción de fuerza. Pero acá también hay un punto de autocrítica. Hemos tenido una dirigencia que se ha opuesto a cualquier acción, dentro de los liderazgos que hemos tenido en Venezuela. Yo creo que no han acertado muchas veces en la forma de hacer política. Es una crítica también hacia nosotros que hemos sido opositores al régimen.

Yo dudo que el liderazgo de Trump sea cuestionado cuando se ha demostrado hasta esta semana un acuerdo con los Emiratos Árabes, Israel, donde fue Trump quien encabezó algo histórico, y se dice que se sumarán varios países.

El Diario: Pero eso mismo no lo ha podido hacer con Venezuela.

Kennedy Bolívar: Evidentemente, pero cuando hablamos de liderazgo global, hay cosas que hay que salvar de la presidencia de Trump. Y con respecto a Venezuela, no se puede responsabilizar solo a la Administración, hemos cometido errores que han puesto la situación más compleja. Hemos tenido el apoyo suficiente.

El Diario: ¿Fue un error plantear que todas las opciones estaban sobre la mesa? Al final, no ocurrió nada más allá de las sanciones.  

Kennedy Bolívar: El fracaso de la oposición venezolana no puede ser un fracaso que se le atribuya a la Administración. Los cambios se han dado, hoy no veo a ningún dirigente de Maduro viajando por el mundo, o no veo países con negociaciones o dándole oxígeno a Maduro como pasaba antes. Yo tengo mucha confianza en que vamos a salir del régimen, pero eso no depende únicamente de la Administración.  

El Diario: Se acercan las elecciones del 6 de diciembre convocadas por el régimen de Nicolás Maduro. La postura de la actual Administración ha sido clara: no las apoyarán hoy, ni en los próximos meses porque eso, dicen, no cambia las condiciones. Y si bien no sabemos qué sucederá, ¿qué recomendación harías, Diego, como miembro del Partido Demócrata a una eventual Administración de Biden: apoyar esas elecciones?

Diego Scharifker: Sin duda alguna, las elecciones del 6 de diciembre son imposibles de reconocer y que no hay ninguna forma bajo la cual Estados Unidos reconozca cualquier resultado que surja, participe quien participe. Sí es importante, y eso sí lo recomendaría, de que la salida en Venezuela debe ser electoral en un proceso neutral y transparente. Venezuela está muy lejos de eso, aunque lo retrases seis meses. No hay una varita mágica, y tampoco va a haber una intervención militar en Venezuela, porque el pueblo estadounidense no lo va a apoyar, porque al final son soldados americanos los que irán para allá. Son recursos públicos estadounidenses los que van a pagar una intervención.

Recuperar el norte

El Diario: Unas últimas palabras de cada uno para terminar el debate.

Kennedy Bolívar: Me parece excelente que Diego y yo podamos coincidir en este tipo de debates porque elevamos de alguna manera el tema de las ideas y de las propuestas, y le doy gracias a El Diario por eso. Creo que hemos perdido el norte y la política estadounidense no se maneja al estilo de la política venezolana. Ver estas ideas que divergen y otras que convergen, creo que de alguna forma va a permitir que los venezolanos tomen ejemplo de cómo podemos madurar una política exterior desde acá para Venezuela, y que nos permita construir una plataforma para salir de la dictadura. Yo estoy de acuerdo cuando se dice que estos son temas bipartidistas.

Diego Scharifker: También quiero agradecer a El Diario por el interés que han tenido en el tema electoral de Estados Unidos, el interés de escuchar a ambas partes y, sobre todo, organizar un evento como este. Para mí es un respiro hablar de esta forma, demostrar que los venezolanos que estamos acá no nos odiamos. Al final, todos nos despertamos con el sueño de ver el cambio político en Venezuela. Y todos, tanto republicanos como demócratas, aunque haya una postura distinta, buscamos lo mismo.

El Diario: Gracias a ambos por su participación, es muy importante para nosotros crear este tipo de espacios para la discusión. A toda la audiencia, recordarles que pueden seguir en nuestra página web eldiario.com las elecciones de Estados Unidos, con entrevistas exclusivas. Muchas gracias a todos. 

Noticias relacionadas