• Elliott Abrams, el enviado especial de la administración de Donald Trump, aclaró que el gobierno de EE UU no proporcionará el Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) a los venezolanos que se encuentran en el territorio norteamericano

Los senadores demócratas Dick Durbin y Bob Menéndez expresaron su rechazo luego de que se conociera, el 16 de julio, la negativa por parte del gobierno de Estados Unidos de brindar a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal (TPS).

“El gobierno de Estados Unidos sigue monitoreando la situación en Venezuela. Adicionalmente, podría haber otras medidas de alivio migratorio disponibles para los venezolanos afectados por las actuales condiciones en su país”, refirió en un comunicado Ken Cuccinelli, director del Servicio de Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés).

Pero para Durbin y Menéndez esta medida es un ejemplo del “doble discurso” presentado por Donald Trump durante su gestión, porque es una contradicción reconocer la crisis humanitaria que padece Venezuela y al mismo tiempo obligar a los venezolanos que decidieron escapar y hacer vida en los Estados Unidos a retornar al territorio venezolano.

En el mes de febrero Durbin y Menéndez, junto a otros senadores como Marco Rubio, Leahy y Cory Booker, introdujeron un proyecto de ley denominado Ley de Estado de Protección Temporal de Venezuela de 2019. Esta propuesta tiene como finalidad otorgar inmediatamente el TPS a los venezolanos que sean elegibles y huyen de las extremas condiciones que atraviesa su país.

Durante una audiencia de la Subcomisión para las Américas de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, realizada en marzo, Elliott Abrams, enviado especial del presidente Donald Trump para Venezuela, dijo que el gobierno de Estados Unidos “estudiaba” la posibilidad de otorgar el TPS a los ciudadanos venezolanos residentes en territorio norteamericano por la creciente crisis política y humanitaria que atraviesa el país.

En esa ocasión el senador Ben Cardin, demócrata por el estado de Maryland, le preguntó a Abrams: “¿Cuál es la política del gobierno sobre las personas que están llegando a la frontera? ¿Apoya usted darles la bienvenida si solicitan asilo y quedan bajo la protección del TPS?”

Alex Wong. Getty Images

Ante la pregunta del senador demócrata, Abrams respondió que el otorgamiento del TPS a los venezolanos estaba en proceso de estudio. “Yo diría que en este momento tenemos 74.000 solicitudes de asilo de venezolanos”, agregó.

Cinco meses después de la reunión de Abrams con el Senado de los Estados Unidos, el enviado especial para Venezuela confirmó en una entrevista para la Voz de América que el país norteamericano no otorgará el TPS a los venezolanos.

Según Abrams debido a que las cortes han fallado en contra del levantamiento de la característica temporal que posee dicho beneficio, el gobierno de los Estados Unidos no otorgará medidas de protección de este tipo.

Foto cortesía.

“Por eso ninguna administración va a dar TPS, porque es eterno, porque no tenemos el derecho a decidir [levantarlo] después de un año [o] cinco años que las condiciones hayan cambiado”, agregó. Para Abrams, varios jueces han confirmado “que ninguna administración tiene el derecho de levantar” la naturaleza de dicho permiso que fue otorgado, en primera instancia, a migrantes de ciertas nacionalidades.

Qué pasará con el TPS

Abrams considera “que esta administración, ni la próxima administración, vayan a otorgar TPS cuando las cortes están diciendo que es perpetuo”. Aunque la negativa del enviado especial del presidente Donald Trump para Venezuela es importante, el proyecto de ley propuesto en febrero por los senadores Durbin y Menéndez será discutido por la Cámara de Representantes este jueves.

El proceso que debe cumplir dicha propuesta debe ser aceptado por la Cámara de Representantes para luego pasar al Senado de los Estados Unidos y de ahí a manos del presidente Donald Trump para su promulgamiento.

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela para los Estados Unidos designado por el presidente interino Juan Guaidó, indicó que contaba con información que “tanto los demócratas como los republicanos están en una discusión para darle legalidad a los venezolanos y evitar que sean deportados”, escribió en su cuenta de Twitter.

Los jueces estadounidenses recalcan la imposibilidad de cambiar la naturaleza del TPS, sin embargo,la vía legislativa mantiene viva la posibilidad de los venezolanos de recibir el beneficio presentado como proyecto por Durbin y Menéndez.

Noticias relacionadas