• De acuerdo con el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), estas personas han sido detenidas y expulsadas en los diferentes puntos del país | Foto: EFE

Las autoridades migratorias de Guatemala han rechazado el ingreso irregular de 6.085 venezolanos al país centroamericano en lo que va de año 2024, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) divulgadas este miércoles 24 de abril.

En 2024, un total de 7.900 extranjeros han sido rechazados y el 77 % (6.085) son de origen venezolano, refiere la fuente, que precisa que estas personas han sido detenidas y expulsadas en los diferentes puntos migratorios del país.

Entre los detenidos también se encuentran 727 personas de Colombia, 475 de Ecuador, 156 de Haití, 115 de Honduras y el resto son de naciones como Perú, El Salvador, Brasil, China, entre otras.

Las estadísticas detallan que la mayoría de expulsiones se han registrado en el paso fronterizo denominado Agua Caliente, ubicado en el departamento (provincia) de Chiquimula, en la frontera este con Honduras.

Crisis migratoria en la región

Hasta finales de marzo pasado, unos 64.000 venezolanos habían cruzado la selva del Darién, la frontera de Panamá y Colombia, en busca de llegar a Estados Unidos por mejores condiciones de vida, según las autoridades panameñas.

Crisis en el Darién: casi 200.000 venezolanos han atravesado la selva en lo que va de 2023
EFE/ Carlos Lemos

La jungla del Darién, de 575.000 hectáreas, es un parque nacional panameño que une a Suramérica con el istmo centroamericano. Es el único punto en el que se interrumpe la carretera Panamericana, que es la más larga del mundo.

De acuerdo a las estadísticas del Servicio Nacional de Migración panameño, en enero 2024 atravesaron la jungla 36.001 personas, en febrero lo hicieron 37.166 y en marzo otras 36.841.

El lunes 8 de abril, el Ministerio de Seguridad Pública de Panamá informó que hasta ese día más de 114.000 migrantes habían atravesado la jungla, más del 20 % de ellos menores de edad. Las estadísticas oficiales también indican que durante el primer trimestre el 60 % de estos viajeros eran de nacionalidad venezolana.

Los peligros a los que se deben enfrentar los migrantes en la selva del Darién son numerosos, desde los naturales, con crecidas repentinas de ríos o los ataques de animales salvajes, a la presencia de bandidos que roban y violan, o la falta de agua potable, contaminada muchas veces por los excrementos o los cadáveres de otros migrantes.

Durante los últimos años, la crisis política y económica de Venezuela ha impulsado a millones a salir del país suramericano.

Con información de EFE

Noticias relacionadas