• Varios equipos han reportado casos positivos de covid-19, entre los jugadores y miembros técnicos, además de las complicaciones logísticas para el inicio de la temporada

La espera se terminó. A partir de este 27 de noviembre se escucha la voz de play ball en el país con el inicio de la campaña 2020-2021 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP). Para esta edición, el campeonato fue organizado en homenaje al exgrandeliga Remigio Hermoso, quien falleció el pasado 22 de agosto a los 72 años de edad.

En medio de la pandemia y el escaso tiempo de preparación que tuvieron los ocho equipos de la liga para entrenar y adaptarse, se generaron numerosas complicaciones en un país que se ve golpeado por la escasez de gasolina, las fallas de energía eléctrica y el aumento diario en los casos de covid-19.

En este sentido, la 76° edición de la LVBP abre el telón de forma atípica, sin público, con el compromiso inaugural entre Águilas del Zulia y Cardenales de Lara en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez. A continuación, en El Diario te presentamos cinco factores que marcaron el inicio del beisbol venezolano.

Temporada burbuja de la LVBP

Foto: Prensa Navegantes del Magallanes

Debido a la pandemia por covid-19, la temporada 2020-2021 de la LVBP se llevará a cabo en cuatro sedes, en lugar de ocho. De acuerdo con Giuseppe Palmisano, presidente de la LVBP, se tiene previsto que para la segunda semana de diciembre se permita el ingreso de público.

Las cuatro sedes burbuja son: estadio Antonio Herrera Gutiérrez (Barquisimeto), José Bernardo Pérez (Valencia), José Pérez Colmenares (Maracay) y Universitario de la UCV (Caracas). Se presume que algunos encuentros también se disputarán en el estadio de Macuto, en La Guaira.

Esta campaña se desarrollará en dos grupos de cuatro equipos: División Occidental (Águilas del Zulia, Cardenales de Lara, Navegantes del Magallanes y Bravos de Margarita) y División Central (Caribes de Anzoátegui, Leones del Caracas, Tigres de Aragua y Tiburones de La Guaira).

Hubo riesgo de ser suspendida

Foto: AVS Photo Report

La LVBP comunicó el pasado 18 de agosto que, debido a la pandemia, los procedimientos requeridos para planificar el campeonato se habían visto afectados. La incertidumbre sobre el restablecimiento de los vuelos internacionales y el aumento de contagios por el virus complicó, en aquel entonces, la organización del certamen.

Además, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC) no había dado luz verde para que los ocho equipos que conforman la LVBP pudieran costear los protocolos de bioseguridad con recursos del Estado venezolano.

Nicolás Maduro anunció el 1° de noviembre, en cadena nacional, que la temporada 2020-2021 comenzaría el 15 del mismo mes. Esta declaración sorprendió a los jugadores directivos y fanáticos, porque la LVBP no había hecho ningún pronunciamiento y mucho menos los equipos.

Dos semanas después de que el régimen de Maduro hiciera los anuncios, la pelota venezolana no comenzó. Palmisano comunicó que la temporada 2020-2021 empezaría a partir del 27 de noviembre con un nuevo formato y diversas reglas para que los equipos puedan tener más jugadores disponibles ante posibles casos de covid-19.

Escasez de combustible

Foto: Prensa Navegantes del Magallanes

Reportarse a los campos de entrenamiento para la pretemporada se convirtió en un dolor de cabeza para los peloteros. La pandemia por covid-19 no fue la única preocupación de los jugadores, sino también la escasez de gasolina en el país.

Henderson Álvarez, lanzador de los Navegantes del Magallanes, declaró en exclusiva para El Diario que le tocó pedirle el favor a familiares o amigos que le hagan la cola en la estación de servicio, y así abastecer su camioneta de combustible.

El tema de la gasolina está fuerte. La mayoría de los que entrenan conmigo están pasando por la misma situación, y más los peloteros que no son de Valencia. Hay unos de Maracay, otros de Caracas y de otras partes de Venezuela. A ellos se les hace más difícil”, expresó el derecho.

Después de que el Magallanes lo dejara en libertad, Ronny Cedeño llegó a un acuerdo con los Leones del Caracas para esta temporada. El jugador tenía previsto incorporarse el viernes 20 de noviembre al conjunto melenudo. No obstante, se reportó el sábado 21 a las prácticas debido a que no pudo surtir su vehículo de gasolina.

Casos de covid-19 en varios equipos de la LVBP

Foto: Prensa LVBP

Navegantes del Magallanes fue uno de los primeros equipos en reportar casos positivos de covid-19, tras las prácticas previas a la temporada. Maximiliano Branger, presidente del equipo magallanero, informó que hubo cuatro casos positivos en miembros del equipo y que todos los casos eran de personas asintomáticas.

“Ningún jugador ha dado hasta ahora positivo, solamente personal”, expresó Branger durante una rueda de prensa. Cuatro días antes del inicio del circuito, Cardenales de Lara informó en un comunicado que ocho jugadores de la organización dieron positivo tras las pruebas realizadas.

“El equipo larense apenas recibió los resultados procedió a aislar los casos positivos, todos estos se encuentran en estado asintomático y esperaran el tiempo prudente para hacerse nuevamente el examen”, confirmó la novena de Lara.

El periodista Víctor Boccone reportó el 26 de noviembre que en el equipo de los Tiburones de La Guaira había, al menos, 13 casos positivos de covid-19. Incluidos miembros del cuerpo técnico, aunque son casos asintomáticos.

La periodista Mari Montes aseguró que al menos había 14 casos positivos en el equipo de los Leones del Caracas, entre jugadores y otros miembros. Hasta ahora, el equipo no ha publicado información oficial acerca de los reportes de covid-19.

Situación con Bravos de Margarita

Foto: Prensa Bravos de Margarita

La LVBP comunicó este jueves 26 de noviembre que el primer encuentro de la temporada, pautado entre Navegantes del Magallanes y Bravos de Margarita, fue pospuesto por “causas de fuerza mayor”. 

El juego fue reprogramado para el próximo miércoles 2 de diciembre, en una doble jornada que se llevará a cabo en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia.

Una de las posibles razones de la suspensión del duelo inaugural se debe a que el equipo margariteño realizó su primera práctica el jueves 26 de noviembre, un día antes del inicio de la temporada.

Además, en julio de 2020 , hubo varios reportes sobre una posible intervención  al equipo de Bravos por parte del Estado, que implicaba ser sancionado por la Major League Baseball (MLB) y quedar fuera del Winter League Agreement (Acuerdo Invernal).

La intervención por parte del Estado no se ha dado de manera oficial. Hago la aclaratoria de que no se presentó ningún tipo de documento ni acto administrativo que manifieste como tal que esta junta interventora tomó posesión del equipo”, afirmó para El Diario Alejandro Xena, quien trabajó en el departamento de operaciones de Bravos como asistente de la gerencia deportiva.

A pesar de las dificultades, el conjunto insular anunció a Henry Blanco como mánager para la temporada y confirmó a 32 jugadores en el roster inicial, que tendrán que adaptarse con apenas dos días de entrenamientos a diferencia de los demás equipos que tienen al menos una semana.

Una nueva campaña de la pelota venezolana comienza, bajo la preocupación y el peligro de los posibles contagios del coronavirus que ha afectado gran parte del desarrollo deportivo en el país y en el mundo. Esta vez dependerá de las autoridades del beisbol y el compromiso de los jugadores que pueda efectuarse sin problemas, y llevar a los hogares el pasatiempo número uno del venezolano.

Noticias relacionadas