• El gremio de enfermeros protagonizó una jornada de protestas en 15 estados del país este 12 de mayo. Aclaró que este Día Internacional de la Enfermería no tienen nada que celebrar. Foto: EFE

El personal de enfermería ha encabezado una incansable lucha por años en Venezuela. Sus demandas siempre han sido claras: condiciones dignas para trabajar y vivir de su profesión. Sin embargo, el clamor del gremio sigue siendo ignorado por el régimen de Nicolás Maduro. 

Este 12 de mayo, a propósito del Día Internacional de la Enfermería, se abrió un nuevo capítulo en la batalla de este gremio. Enfermeros de 15 estados del país realizaron protestas y aclararon que no tienen nada que celebrar. 

En Caracas, la manifestación se desarrolló en las inmediaciones del Ministerio de Salud. Allí este personal denunció que han trabajado durante la pandemia por covid-19 sin los recursos económicos ni las medidas de bioseguridad necesarias. 

Foto: EFE
La situación precaria en los hospitales, falta de agua, falta de equipos de protección y sueldos que no nos alcanza ni para el pasaje, por eso es que hoy alzamos la voz y nos encontramos en el ministerio para exigir salarios dignos y justos que nos permitan una calidad de vida”, dijo Mayida Rangel, miembro del Colegio de Enfermería de Caracas, durante la protesta.

Demandas del gremio 

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermería de Caracas, se dirigió este miércoles a los medios de comunicación durante la protesta del gremio. En su discurso, aseguró que los enfermeros de la red de salud pública están en pobreza extrema, debido a los bajos salarios que perciben. 

La falta de un sueldo digno complica sus condiciones de vida y trabajo, puesto que deben elegir entre pagar el pasaje para trasladarse a su puesto de trabajo o comprar alimentos para sus familias. 

La enfermera también exigió al Estado dotar a los hospitales con insumos médicos, de limpieza y garantizar el suministro de agua. Denunció que el 80% de los hospitales del país no cuentan con ese servicio básico, por lo que dificulta el lavado de manos e higiene de las áreas para evitar contagios por covid-19. 

Recientemente se sumó a las exigencias la vacunación masiva contra el covid-19, un proceso que ha avanzado desorganizada y lentamente en Venezuela. 

Si no se establece un plan de vacunación para toda la población de manera urgente, nos veremos obligados a suspender nuestra relación laboral, porque ya basta de seguir asumiendo los sacrificios siendo esenciales para los pacientes pero invisibles para el Estado”, advirtió Contreras.

El gremio llevó un documento con exigencias para entregarle al ministro de Salud del régimen, Carlos Alvarado.  El personal estima que con el cumplimiento de sus demandas se pueden enfrentar más eficientemente los contagios por covid-19 en el país. 

Alto riesgo

Este miércoles la organización no gubernamental (ONG) Médicos Unidos de Venezuela publicó su más reciente reporte del personal de salud fallecidos por covid-19 en el país. 

La cifra total de decesos llegó a 549 y del 5 al 11 de mayo se registraron exactamente 12 fallecidos con criterios para coronavirus. 

Dos de las muertes corresponden a licenciadas de enfermería. De hecho, este es el segundo gremio con más fallecimientos por covid-19, la lista la encabezan los médicos cirujanos. 

Ana Rosario Contreras explicó en una entrevista previa para El Diario que el personal de enfermería convive con el temor de contraer covid-19 en sus jornadas laborales. Detalló que parte de su miedo es no contar con los recursos para adquirir los medicamentos e insumos para tratar la enfermedad. 

“Esta situación nos tiene sumamente alarmados. Vemos cómo cada día los reportes de fallecimientos de colegas van en un aumento exponencial y hoy se debaten entre la vida y la muerte muchos en terapia intensiva. También nos hemos visto en la necesidad de recoger dinero para darle cristiana sepultura a nuestras enfermeras que han dedicado toda su vida a servir en los hospitales”, añadió. 

Contreras denunció que las jornadas de vacunación en el país no han sido equitativas ni justas, pues todavía hay personal en varios hospitales del país que no ha recibido vacunas. 

En Venezuela, a pesar de que el sector salud está dentro de los grupos con prioridad absoluta, es decir, somos los primeros que debemos ser vacunados, actualmente desconocemos la cantidad de trabajadores de la salud que se han vacunado, porque no conocemos el plan nacional de vacunación. No tenemos información sobre las metas y las estrategias que se han trazado para estas jornadas”, expresó la vocera del Colegio de Enfermería del Distrito Capital.

Contreras cuestionó que aún no se haya concretado la adquisición de vacunas contra el covid-19 a través del mecanismo Covax. Recalcó que es importante contar con más de dos tipos de vacunas en el país para acelerar el proceso de inmunización de la población.

Las imágenes que dejó la jornada de protestas

El gremio de enfermería tomó las calles de 15 estados del país. En las redes sociales figuraron varias de las imágenes que marcaron la jornada.

Un grupo de profesionales de enfermería llenó las escaleras cercanas al Ministerio de Salud, ubicado en Plaza Caracas. Los manifestantes portaron pancartas alusivas a sus exigencias. 

Foto: EFE

Una enfermera mostró durante la manifestación un ingenioso cartel en el que compara su salario de 21.162.960 bolívares (7,4 dólares) con los costos de los alimentos de la canasta básica. 

Foto: Estenif Olivares

Un grupo de enfermeras se manifestó en la entrada de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, en el estado Zulia. En la protesta también participaron médicos y bioanalistas para apoyar a sus compañeras de trabajo. 

El personal de enfermería del Hospital Pediátrico de Barquisimeto, estado Lara,  protestó frente a las instalaciones del centro de salud a propósito de la efeméride. En esa misma entidad también manifestaron los enfermeros del Hospital Antonio María Pineda. 

Enfermeros del Hospital Victorino Santaella de Los Teques, estado Miranda, se manifestaron afuera del centro asistencial. Durante su protesta, denunciaron que cerca de 70% del personal del recinto renunció o emigró. 

Foto: Daniel Murolo
Noticias relacionadas