• ¿Quién lo hizo? es la primera novela del escritor venezolano, quien se inspiró en los pasillos de su casa de estudios para entramar la historia. Ahora, desde Bogotá, cuenta para El Diario lo que hay detrás de la desaparición de Thomas de la Vega

Entre los pasillos y salones de clase pueden ocultarse secretos tan sórdidos como fascinantes. Historias que, más allá del público y formato, pueden atrapar al lector. El escritor venezolano David Oliveros lo sabe, y precisamente se inspira de los espacios de su alma máter, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), para ambientar el misterio que rodea a su primera novela.

De una idea que surgió en su primer año en la Escuela de Letras, Oliveros escribió ¿Quién lo hizo?. En entrevista para El Diario, señala que sus grandes referentes siempre fueron autores como Agatha Christie, John Katzenbach, R. L Stine o actualmente el español Javier Castillo. De allí decidió hacer de su ópera prima una historia que combina el misterio con el thriller policial, pero que también acoge las inquietudes generacionales de una juventud que intenta hallar su propia identidad entre presiones sociales y familiares.

La novela parte de un protagonista ausente. Thomas de la Vega es un estudiante de 17 años de edad que una mañana desaparece tras presenciar el asesinato de una empleada de su universidad. A partir de esa premisa, sus amigos deberán indagar en las horas siguientes qué ocurrió con él, a la par que van revelando detalles sobre su pasado y del crimen que conmociona al campus. 

Un misterio

En su primer año de la carrera, Oliveros recuerda que un día salió de clases y encontró el edificio de aulas completamente solo. El cielo estaba gris, con una lluvia que oscurecía los pasillos y les daba un aura aterradora. En ese momento, el autor de entonces 16 años de edad comenzó a dejar volar su imaginación, recreando una persecución por aquellos salones desolados mientras la idea de un secuestro y homicidio ficticios parecía brotar desde sus libros. Era el germen de su primera historia.

Leer más  Ultimaron a tres hombres en La Guajira colombo-venezolana

Cuenta que al llegar a casa escribió las primeras líneas del capítulo inicial, aunque posteriormente pausó el proyecto mientras dejaba madurar la trama y el misterio detrás. Eventualmente borró y cambió ese esbozo, hasta que, como en todo proceso de escritura, llegó hasta el resultado esperado. 

“Es todo lo que siempre quise hacer: contar una historia de misterio. También poder terminarla, porque eso es muy importante. Se puede estar muy inspirado al principio, y luego dejarla. Cuando me vi al final del libro fue muy emocionante para mí”, afirma.

Oliveros reconoce que en Venezuela no hay muchos referentes actuales del género de misterio. La literatura nacional por décadas se centró en la novela negra, o cuentos como Boquerón, de Humberto Mata, que parten del policial, pero lo usan para explorar otras temáticas más sociales o introspectivas. En este sentido, hay una vacío en el género, en su sentido más tradicional, en la que el escritor quiso incursionar.

Búsqueda de identidad

El misterio central de ¿Quién lo hizo? es el paradero de Thomas de la Vega; sin embargo, también resulta interesante explorar a través de flashbacks cuáles fueron las motivaciones que lo llevaron a desaparecer, más allá del asesinato que atestiguó. Por ejemplo, su relación tormentosa con sus padres, ambos escritores, que lo empujaron a estudiar Letras a pesar de que su verdadera pasión es la música.

De este modo, el libro se sumerge en el drama de búsqueda de una identidad propia en la adolescencia, cuando los jóvenes quieren encontrar su propia voz fuera de las expectativas de su familia, o de las convenciones sociales. Un problema que, a esa edad, comúnmente se refleja en la selección de carrera, que no siempre es la acertada. Oliveros explica que para hablar sobre la independencia y las cadenas sociales se inspiró en lo que veía a diario en su salón, con compañeros frustrados que eventualmente abandonan Letras para seguir sus verdaderos sueños.

Leer más  Precio de la Cesta Alimentaria en Caracas supera el salario mínimo 

“Durante mi paso por esta carrera me di cuenta que estudiaba con muchas personas así. Thomas es un personaje que no parte de mi experiencia porque yo sí tenía el deseo de cursar una carrera relacionada con la literatura, pero tenía compañeros que no y de ahí nace un poco la inspiración”, agrega.

David Oliveros convierte la vida universitaria en un misterio por resolver
Foto: Cortesía

Aunque la historia transcurre en una ciudad sin nombre y en una universidad ficticia, el autor no teme admitir que todo está basado en la UCAB. Salvo algunas licencias creativas que se permitió, como la inclusión de casilleros, es prácticamente el mismo campus. Igualmente, el estar anclada en la realidad de Caracas le permite abordar diferentes puntos de crítica, como la inseguridad y la actuación de los cuerpos policiales, o de la propia institución, ante la muerte de una empleada de limpieza.

“Podemos encontrar algunos rasgos sociales que ineludiblemente terminan metiéndose en la novela”, acota.

Por medios propios

Tras su graduación, Oliveros emigró en 2018 a la ciudad de Bogotá, Colombia. Desde allí continuó con sus proyectos literarios. En lugar de una gran casa editorial, apostó por la autopublicación, aprovechando sus conocimientos en el campo para desarrollar ¿Quién lo hizo? por sus propios medios. 

Afirma que actualmente existe todo un movimiento de creadores que apelan a plataformas independientes para publicar sus historias cuando todavía comienzan su carrera. “He tenido más conocimiento de autores venezolanos que han surgido a través de Wattpad”, afirma. Entre los referentes que ha visto crecer de esta página web está Alex Mírez, autora de Perfectos mentirosos; o Ariana Godoy, cuya novela A través de mi ventana, publicada originalmente en Wattpad, recibió recientemente una adaptación al cine por parte de Netflix.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Lunes 15 de agosto

“Son distintos escenarios, pero la función es la misma de contar historias y conseguir lectores que se enganchen con ellas”, asegura. 

Como migrante, Oliveros ve que existe toda una generación de escritores venezolanos que se nutre de su experiencia para crear. Una diáspora convertida en poemas, guiones y relatos en los que priva, en algún u otro grado, el sentimiento del desarraigo. Aunque ¿Quién lo hizo? se escribió en Caracas cerca del 2013, el joven reconoce que en historias posteriores también ha asomado el mismo sentir, con mayor sutileza. “Me gusta pensar que no importa cuál sea nuestro contexto, ya sea social o personal, siempre hay interés por mostrar lo creado y yo no escapo de eso”, destaca.

Futuros proyectos

Actualmente Oliveros trabaja en Bogotá como analista de calidad bilingüe. A sus 25 años de edad, mantiene firme su convicción de seguir escribiendo libros. “Mi idea es seguir asentándome en este género del misterio, quizás el thriller. Me concentro también en esos elementos de la acción que tengan que ver también con el secuestro, desapariciones, con desenmascarar a los personajes”, apunta. 

Apenas termine la promoción de su ópera prima, planea comenzar con la publicación de su próximo libro, el cual ya está en la etapa final de edición. En paralelo, trabaja además en una tercera novela que inició durante la cuarentena por el covid-19. Se confiesa emocionado por el futuro, siendo apenas este el primer paso de un largo camino.

Mientras tanto, ¿Quién lo hizo? está disponible en el catálogo de Amazon, tanto en físico como en formato digital. 

Noticias relacionadas