• En El Diario conversamos con cuatro músicos que formaron parte de la banda y nos contaron más sobre la nueva versión del tema «Camina», que grabaron desde sus hogares en vista de la cuarentena

Las plataformas digitales han sido fundamentales para los artistas y los amantes de la música durante la medida de cuarentena que rige en el mundo para evitar el contagio por Covid-19. Los lives de Instagram, los conciertos por Youtube y las sesiones musicales caseras que se difunden mediante las redes sociales han sido parte esencial del entretenimiento durante la pandemia. 

Recientemente los ex integrantes de Fauna Crepuscular, una banda de rock fundada en Caracas en 1994, sorprendieron a sus fanáticos y amigos con un reencuentro virtual para interpretar una nueva versión de Camina, un tema de su segundo álbum homónimo. 

En El Diario conversamos con el cantante Leonardo Degl´Inoccenti, el bajista José Luis Osuna, el trombonista Vladimir Peña y el guitarrista Enrique Márquez para conocer más sobre cómo surgió la idea, cómo se grabó y lo que han hecho durante la cuarentena. 

La propuesta del reencuentro virtual surgió de Osuna, al ver a tantas bandas y artistas haciendo su música de manera remota durante la pandemia. Los miembros de Fauna Crepuscular, a pesar de que la banda ya no está activa, se mantienen en contacto constante por un grupo de la plataforma de mensajería instantánea Whatsapp. Allí están los integrantes que pertenecieron a la banda en diferentes generaciones. 

Fauna Crepuscular. Participó en la sexta edición del Festival Nuevas Bandas. Durante sus años activos lanzó cuatro álbumes: El primero siempre es rápido (2001), Camina (2004), Fauna (2006) y Puño y letra (2010). El último toque de la banda fue en 2016.

Me tengo que dar el crédito. Me pareció propicio y no había mejor oportunidad porque cada uno estaba dedicado a su trabajo y estamos bastante regados por el mundo y así es más complicado todavía. Esta era la única manera de tenerlos a todos y concentrarnos para hacer algo como esto”, comenta Osuna en exclusiva para El Diario. 

Esta no ha sido la primera vez que piensan en un reencuentro. Saben que es poco probable reunirse físicamente por la distancia que los separa, pues cada quien está dedicado por completo a sus trabajos, familias o proyectos, y por la inversión que requiere la unión de la banda.

Emilio tiene un chiste sobre eso: dice que el primero que se gane la lotería o se haga millonario y tenga para pagar el avión es quien que va a lograr el reencuentro de Fauna”, cuenta.

Osuna sabía que la mayoría de quienes aparecen en el sesión casera de “Camina” tenían micrófonos, instrumentos y una cámara. Las herramientas mínimas para hacer la canción desde casa. El primero en grabar su parte del tema fue Francisco «Chewie» Valles, el baterista, quien se encuentra en Caracas.

Osuna eligió Camina, una canción que, asegura, sonaba bastante bien cuando la presentaban en vivo y que no es muy complicada de tocar. Destaca que cuando recibió el video y los audios de Chewie con su parte del tema y empezó a editarlos se conmovió. 

“Me emocionó bastante. Es como volver a tocar con ese amigo con el que tienes un montón de tiempo sin tocar. Cuando los demás vieron que se grabó la batería y el bajo dicen ‘ey, esto va en serio, esto va a pasar’ y se terminó de prender la chispa en el resto de la banda y empezaron a gozarse la cosa”, dice con alegría desde Miami, Estados Unidos. 

Para Leonardo Degl´Inoccenti, voz de Fauna Crepuscular, lo más gracioso de grabar la versión de “Camina” fueron los gritos que hay en el coro de la canción. Tuvo que bajarle la intensidad al momento de cantar para no “torturar a sus vecinos” durante la cuarentena en Barcelona, España. 

El cantante asegura que si los miembros de la banda hubiesen emigrado al mismo país, actualmente estarían tocando juntos. 

La versión de «Camina». En este nuevo formato participan Leo Degl´Inoccenti, José Luis Osuna, Enrique Márquez, Vladimir Peña, Francisco «Chewie» Valles, Emilio Alvarez, Gustavo Insignares, Diego Lecuna y Felipe Castro.

“Gracias a Dios nunca nos hemos sentido alejados, pero la banda se fue desmembrando por la situación política del país. Es una banda que técnicamente se deshizo: no fue que día dijimos ‘ya no más’ es que ya no existía como tocar juntos porque todo el mundo se había ido”, expresa. 

Degl´Inoccenti asegura que este reencuentro virtual de Fauna Crepuscular se sintió como si se hubiese encontrado con sus amigos de toda la vida en unas vacaciones. Experimentó la misma energía, simpatía, actitud; el mismo punk en la venas y la vibra nocturna que siempre vivió la banda en Caracas. 

Afirma que esta sesión casera de Camina es un regalo para quienes le tuvieron cariño a la banda mientras estuvo activa. Detalla que la música es un tipo de medicina ante las circunstancias preocupantes de la vida y que durante la cuarentena ha servido como un refugio para las personas. 

El mundo cambió. Los músicos tenemos la suerte de conseguirnos con esta especie de catalizador que es la música. Si te das cuenta, la gente se acercó mucho más a la música, la gente en su casa encerrada oyó más música, descubrió más discos: la música ha sido una de las medicinas más importantes en toda esta crisis y yo creo que regalarle a la gente un momento de que sí se puede”, expresa.

Peña, quien fue trombonista en Fauna Crepuscular y se encuentra radicado en Barcelona, España, destaca que la cuarentena por Covid-19 proporcionó ese espacio adecuado para que, cada quien desde casa, le dedicara tiempo a grabar la canción. Aunque explica que la sesión casera, en principio, sería realizada solo para consumo de la banda. 

“Nosotros íbamos a hacer esto por el simple gusto de volver a vernos, aunque sea en video tocando juntos después de 15, 18 o 20 años en el caso de algunos”, explica. 

Para él las ganas de una unión musical de Fauna están presentes desde hace tiempo, pero debido a la vida y a los proyectos que cada quien desenvuelve en su cotidianidad no habían coincidido para grabar algo que les permitiera, después de tantos años, unirse nuevamente. Con la pausa en la normalidad habitual que se instaló en el mundo con la pandemia, llegó el tiempo necesario para saciar las ganas de tocar juntos nuevamente a pesar de los kilómetros de distancia y las diferencias horarias. 

“Metes freno de mano y te tienes que quedar en casa ajuro. Se dio el espacio para que José Luis, que es uno de los más ocupados, dijera ‘ahora que tenemos un poco de tiempo por qué no hacemos esto’”, detalla. 

El trombonista precisa que podrían hacer más canciones y videos mientras dure el confinamiento preventivo. Explica que entre amigos, familiares y colegas surgió “una nostalgia rara” cuando se enteraron del proyecto porque nadie tenía idea de que querían que se hiciera.

“Tenemos las herramientas para hacer más de esto. Si la gente realmente quiere más contenido supongo que que lo hablaremos y haremos más cosas”, asegura. 

Para el guitarrista Enrique Márquez, quien recientemente estrenó su carrera como solista con un EP titulado Nora, el hecho de reunirse con quienes conformaron la banda fue divertido y alimentó las ganas de hacer más canciones en el formato propiciado por el distanciamiento social. 

Estamos muy emocionados. Tocar nuevamente un tema de Fauna, toda la experiencia y el proceso creo que nos ha divertido mucho. No pensamos que íbamos a tener esta respuesta ni que la gente iba a ser tan receptiva y eso nos conmovió”, expresó.

Márquez, quien vive en Los Ángeles, Estados Unidos, destaca que si se pueden hacer más temas en este formato para darle diversión a las personas en cuarentena, aunque sea por tres minutos, se pueden explorar las posibilidades de hacerlo.

Resalta que todo sucedió de una manera muy natural y que poco a poco todos los miembros de la banda se fueron uniendo al proyecto que se ejecutó sin ningún contratiempo o problema. Todos los que participaron en la nueva versión de Camina estuvieron comprometidos con la grabación y dedicaron su tiempo en cuarentena a disfrutar mientras grababan, cantaban y tocaban, como alguna vez lo hicieron juntos en el mismo escenario. 

“Quedó algo bastante especial y bonito que sé que la gente va a disfrutar cuando salga”, expresa. 

El camino de la música 

De diferentes maneras Osuna, Degl´Inoccenti, Márquez y Peña continúan haciendo música. Nunca se han apartado del arte que en algún momento de la vida los unió para siempre. Desde diferentes países y ciudades la normalidad en sus vidas se pospuso hasta que el confinamiento preventivo culmine. 

Desde sus hogares, aseguran que el hecho de estar todo el día encerrados les ha servido para reconectarse con la música, con sus instrumentos y para explotar la creatividad.

Osuna explica que su trabajo lo mantiene haciendo música para documentales o historias que requieran una melodía para acompañar la narrativa. Para él, la música en estos tiempos ha sido una especie de catarsis. 

“Esta cuarentena nos ha hecho acercarnos a la música de nuevo. Antes de empezar la cuarentena podría tener por lo menos unos seis meses sin sentarme a grabar algo seriamente”, comenta. 

Resalta que sido muy emocionante y divertido revivir esta etapa de su vida durante la cuarentena y mostrarle esta faceta a sus hijos, quienes no conocían a profundidad la vida musical de su padre. Desde que se mudó a Estados Unidos comenzó a vivir una nueva vida alejada de la que tuvo con la agrupación. 

Mis hijos nunca vivieron eso y cuando ven que está pasando esto y les empiezo a mostrar que no son solo mis amigos, sino que son sus tíos Emilio, Gustavo y Vladimir. Por lo menos mi hija fue viendo lo que iba mandando cada uno, fue oyendo y se interesó muchísimo y ha sido muy bueno porque ha aprendido de esa fase que no pudo vivir”, expresa con emoción.

Para Peña, el trombonista, el hecho de estar en cuarentena no afecta la creatividad, pues asegura que el trabajo creativo de un músico se debe ejecutar, todos los días, con o sin confinamiento. Afirma que hay días donde el aspecto creativo fluye y se aprovecha, pero que hay otros momentos donde todo lo que se hace debe ser descartado. 

“Para mí la creatividad es un ejercicio diario, como si fuera a entrenar al gimnasio: hay que hacerlo todos los días para mantenerte en forma. La creatividad es válida pero hay que ser justos en decir que con mucho estrés y presiones de distintos índoles no hay creatividad que valga, con hambre y la nevera vacía no puedes ser creativo”, resalta. 

Durante la cuarentena, Peña se ha dedicado a crear más material para su canal de Youtube, donde publica contenido relacionado a la agrupación de salsa a la que pertenece actualmente. Ahora no solamente es músico, sino editor, fotógrafo y diseñador, habilidades que ha explotado durante el confinamiento para continuar creando contenido. 

Por su parte, Márquez se mantiene trabajando en su proyecto en solitario, bajo el nombre de PAARIS. El guitarrista detalla que ha aprovechado la cuarentena para hacer una nueva canción, ser creativo y conectarse con partes de la guitarra con las que no estaba totalmente unido. 

Precisa que lo que más le gusta de la cuarentena es precisamente estar en casa, a pesar de que extraña ir a la oficina. Desde su hogar, lugar donde tiene lo necesario para crear música, está desarrollando un tema al que define como “una manera muy honesta de reflejar lo que estamos pasando”. 

Digamos que toda esta cuarentena me ha hecho analizar el seguir sacando música y seguir motivado: no podemos parar. Hay que aprovechar esta oportunidad para preparar algo para lo que viene porque eventualmente nosotros vamos a salir de esta cuarentena y el mundo va a volver a su rutina habitual”, destaca.

El hecho de estar encerrado en casa para Degl´Inoccenti es algo natural, pues asegura que los músicos son vampiros que viven en cuarentena. El confinamiento lo hizo afianzar el pensamiento de que la música es una medicina poderosa y agradece que esté presente en su vida, pues gracias a ella no lo ha pasado tan mal durante la cuarentena.  

“Para el músico no es una sorpresa estar encerrado en su casa o en el estudio produciendo. A mí la cuarentena me hizo darme cuenta de lo frágil que es la humanidad con respecto a casos como este, como un virus cambia el reloj biológico de la humanidad en cuestión de dos meses”, precisa. 

El vocalista explica que “Camina” es una canción que trata sobre seguir adelante a pesar de las dificultades y acerca de que cada ser humano tiene una función en la vida. “‘Camina’ es sigue hacia adelante contra todo proceso de adversidad que te pueda suceder en la vida, como nos pasó a nosotros los venezolanos: sigan adelante, el gentilicio venezolano y nuestra cultura se tienen que mantener”, expresa.

Desde casa y de manera virtual, Fauna Crepuscular se reunió para hacer lo que siempre han hecho: llevar música a la gente que está dispuesta a disfrutar y escuchar las letras y melodías que acompañaron a cientos de personas desde 1994 hasta mediados del 2016, año en el que se realizó el último toque de la banda en el Teatro Bar de Caracas, la ciudad que los vio nacer.  

Noticias relacionadas