• El grupo musical colombiano conversó con El Diario sobre “Mi Semana”, su nueva canción estrenada durante el confinamiento, y la manera en que lidian con el distanciamiento obligatorio

La pantalla está dividida. En uno de  ellos se observa a un joven músico sonriente que busca el mejor lugar para conversar, a través de Zoom, en el soleado jardín de su casa. En otro aparece un cantante colombiano, quien se ubica en el lugar más cómodo de su estudio musical. Sin importar la cuarentena por la pandemia de Covid-19 y la distancia entre ellos, Juan Galvez y Lucho Torres, los integrantes de la banda colombiana Alkilados, no han parado de trabajar y han hecho del confinamiento un tiempo de reflexión y creación. 

La cuarentena fue el momento perfecto para estrenar “Mi Semana”, una canción que hace honor al amor y que mantiene el estilo tropical que ha caracterizado  la música de Alkilados, aunque la producción del video implicó un verdadero reto para todos, debido a la distanciamiento obligatorio. 

El audiovisual fue grabado desde dos países diferentes: México y Colombia, y refleja la manera en que se llevan las relaciones a distancia en estos momentos en que la única cercanía y muestras de afecto entre personas son las que permiten las videollamadas. Sin embargo, la colaboración de la cantante mexicana Carolina Ross y la participación de los seguidores en la producción fue lo que le dio el complemento a una canción que pretende dejar un mensaje positivo al público en medio de tanta calamidad.  

La llegada del confinamiento obstaculizó los planes que el grupo musical tenía para estrenar el sencillo, pero estaban decididos a no retrasar más el lanzamiento, puesto que es una pieza que se ha “madurado” durante varios años, comentaron a El Diario los integrantes de Alkilados

Juan Galvez, el vocalista del grupo, contó que creó esta canción a raíz de un juego con su esposa, quien para ese entonces era su novia. Luego de un rato romántico en el carro y de varias improvisaciones, a Juan se le ocurrió la idea de convertir ese momento en una canción. Esta formaría parte de un disco que Alkilados no pudo lanzar. 

A finales del año 2019, retomaron el tema , pero ya no les gustaba como antes. Así que decidieron actualizarla y la enviaron a su distribuidora. Fue entonces cuando surgió la propuesta de incluir una voz femenina. La mexicana Carolina Ross aceptó la propuesta de sumarse al proyecto a pesar de estar en otro punto del continente. 

Resultó que lo que le hacía falta al tema era una voz femenina, la canción se fue a otro nivel, se mejoró muchísimo y ha tenido un proceso largo, que se ha madurado con paciencia y con calma”, comentó Galvez.

La idea inicial era grabar el videoclip de la canción en México y aprovechar el viaje para presentarla. Ya tenían los boletos de avión en mano cuando fue decretado el confinamiento obligatorio y la suspensión de vuelos a causa de la pandemia del coronavirus de Wuhan. Llegó el momento de buscar alternativas, puesto que suspender el estreno no era una opción para ellos. 

Tik Tok surgió como una opción que les brindó la oportunidad de involucrar a sus seguidores en el audiovisual. El resultado fueron cientos de videos de personas cantando partes del coro de la manera más espontánea posible, lo seleccionaron e incluyeron dentro del video.

La producción de este video fue un verdadero reto para todos. Galvez debió dirigir a distancia y Carolina Ross debió seguir todas las directrices también desde lejos. Sin embargo, el resultado fue lo que todos esperaban: un video espontáneo y que refleja un mensaje positivo. 

“Fue divertido y un reto muy grande. Para mi dirigir a distancia fue un reto porque obviamente nadie tiene un equipo de producción en la casa. Yo creo que sí lo disfrutamos, fue divertido y el proceso de creación también fue divertido y el producto mismo lo refleja. Tiene muy buena energía, muy buena vibra que está resonando mucho en la gente y estamos muy contentos con los resultados”, comenta Galvez. 

Resaltan que no es el primer video que producen a distancia. Para grabar Un Cita Remix debieron emplear el trabajo coordinar la producción desde diferentes países para que Nicky Jam, J Alvarez y Rockie pudieran participar en el videoclip. 

La premisa en esta producción es honrar el amor y llevar siempre un mensaje positivo, una característica que refleja la carrera de Alkilados. “El mensaje es un poema, es perfecta para dedicar y más en estos tiempos de coronavirus que todos los días son parecidos. Yo creo que es una canción con una letra muy bonita y fue hecha para dedicar. Con esta canción nacerán muchísimas relaciones y esperamos tocar en muchísimos matrimonios como pasó con muchas de nuestras canciones”, comenta Torres. 

Creatividad en cuarentena 

A Juan Galvez y Lucho Torres le ha tocado hacer “de todo” en cuarentena. Estar en casa todos los días les ha servido para explorar al máximo su creatividad. Cada día ha sido productivo y las horas pasan entre la producción de contenido para redes y la promoción de sus nuevas canciones. Alkilados está consciente de la importancia que han tomado las redes sociales como una alternativa para mantenerse cerca de los seguidores a pesar de la distancia y la falta de conciertos.

Una gran porción del día la pasamos haciendo contenido para redes. Dada la situación que hay, es un proceso de redescubrimiento, de buscar alternativas y adaptarnos. Las redes emergen como una oportunidad de estar cerca de nuestra audiencia es un vehículo que tenemos para llevar el nuevo mensaje que es Mi Semana”, dice Torres.

Alkilados también ha debido incluir en su horario de confinamiento las tareas propias del hogar.  Sin embargo, este tiempo le ha servido a ambos para reflexionar en lo que “es verdaderamente importante”. 

“Todo en la vida es un aprendizaje y todo en la vida se transforma en otra cosa. Este momento lo tenemos que transformar en música. Seguramente vamos a sacar cosas nacidas de este momento de inspiración”, afirma 

A pesar de que Alkilados ha encontrado la manera de ser lo más productivos posibles para que la cuarentena sea más llevadera, como artistas hay cosas que extrañan diariamente. 

—¿Qué tanto extrañan los escenarios?

El silencio interrumpió la conversación por unos segundos. “Imagínate que yo te digo que aguantes la respiración y no te dejo volver a respirar. Así de difícil es no estar en un escenario”, dice Galvez. 

Estar lejos del público y no saber cuándo podrán presentarse en vivo de nuevo es muy duro para Alkilados. Ver a la gente saltando y cantando sus canciones es lo que “alimenta su alma”, describe Torres, pues son artistas y viven de lo que aman hacer. 

Cada vez que nosotros lanzamos canciones tenemos la posibilidad de presentarlas ese mismo fin de semana porque tenemos show en algún país. Ahí ya sabemos si la gente la está cantando o no. En este momento no sabemos nada. Lo que sabemos es por redes sociales, pero no sabemos cómo está reaccionando la gente. Es mucha, demasiada falta la que nos hace la gente”, dice Torres.

Desde el inicio de su carrera encontraron en las redes sociales la manera de posicionarse en el mundo musical. Solitaria fue el primer éxito de Alkilados y lo fue gracias a las plataformas digitales, afirma Torres. Sin embargo, la idea de ser influenciadores no va con el estilo del grupo,a pesar de que están conscientes de la importancia que ha tomado el universo digital, prefieren dedicarse de lleno a la música y producir para que la conexión con sus seguidores sea justamente esa: el poder de la música.

Música con propósito

Al momento de escribir una canción, Alkilados piensa en su propósito y el mensaje que pueda dejar a su audiencia. Hacer música sin contenido que enriquezca no es cónsono con la ética de Alkilados. 

En una industria donde la ostentación está a la orden del día, Juan Galvez y Lucho Torres prefieren pensar en el contenido de valor y menos en lo efímero de las superficialidades. El confinamiento les ha servido para reflexionar sobre la distorsión de la realidad que existe en la industria musical. 

Se distorsiona la noción de éxito, se distorsionan los afectos y lo que le da valía a un ser humano. Nosotros no hemos caído mucho. No somos de mostrar Lamborghini y jamás hemos tenido una mujer que objetualizar en nuestros videos. De todas formas existe una conciencia ¿Cuál es la función, cuál es el sentido que hay detrás de todas nuestras acciones?”, comenta el vocalista del grupo.

Bajo esta filosofía de trabajo, Alkilados apuesta por brindar una retribución a la sociedad a través de la música. Es por ello que fueron nombrados embajadores de buena voluntad de Save The Children para ayudar a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables de ese país. 

“La unión con Save The Children, que es una organización que se encarga de ayudar a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables de Colombia, se da con la intención muy fuerte de que haya transformación y algo positivo en el proceso. No solo un beneficio personal, sino un beneficio que se transmite y expande”, explica Galvez.

Alkilados ya ha realizado actividades con el objetivo de ayudar en la labor de la fundación y a su vez, garantizar un mejor presente y futuro para los niños de Colombia. Una de estas actividades fue el concierto Stay At Home, realizado el 8 de mayo y transmitido a través de Youtube. También impulsan una actividad llamada  “Salva por Historias” en la que se promueve la lectura para niños durante el confinamiento.  

A través de las redes sociales vinculamos a artistas, actores y gente del medio artístico para que nos ayude a masificar el mensaje y así seguir recogiendo fondos para los niños más vulnerables de Colombia”, explica Galvez.

Para Torres, ser parte de la labor de esta fundación es una “bendición” y un premio puesto que les permite “devolverle a la humanidad un poquito de tanto cariño que nos han dado”. Resalta que se debe tener una carrera artística intachable para poder ser embajadores de esta fundación. En Colombia, solo Fonseca y Alkilados son embajadores de buena voluntad de Save The Children

“Nosotros no estamos precisamente por la plata, amamos lo que hacemos y si por medio de la música podemos ayudar a salvar la vida de un montón de niños en Colombia, pues  ¡grandioso!”, expresa. 

La ética que privilegia la carrera de Alkilados también los lleva a respetar y reivindicar el valor de la mujer dentro de una industria donde la feminidad es comúnmente sexualizada. 

Nosotros no somos los llamados a tomar decisiones sobre la sexualidad de una mujer. Debe ser la mujer quien la tome. Nosotros tratamos de que nuestra música tenga mensajes positivos y movilice cosas buenas en el mundo. De estos mensajes hay montones pero mensajes de amor de pronto no hay tantos”, comenta Galvez. 

A juicio del vocalista, lo importante es mantenerse fiel a sí mismo. Afirma que la música que habla sobre violencia o armas reflejan la realidad que le tocó vivir a ese cantante, cosa que no juzga. Sin embargo, se siente privilegiado de  recibir educación familiar y no crecer en un contexto violento más allá del contexto sociopolítico de Colombia. 

La carrera de Alkilados se ha caracterizado por la constancia y la reinvención de sus canciones para mantener la vigencia, el éxito y el reconocimiento. Para Torres la persistencia es fundamental puesto que al grupo le toca comenzar de nuevo con cada estreno. “Nos toca reinventarnos cada tres meses”.

Alkilados espera aprovechar la cuarentena para crear más y producir nuevas sorpresas para sus seguidores. El confinamiento no es un obstáculo para este grupo musical colombiano que transformó las redes sociales en su nuevo escenario y que sigue brindando música que nutre a su público. 

Noticias relacionadas