• Este programa impulsado por Convite benefició a 78 personas en mayo. Sus creadores esperan poder expandirlo a varios rincones del país

Luis Francisco Cabezas, director de la organización no gubernamental (ONG) Convite, llamó desde su oficina a una señora mayor para informarle que iba a su casa a entregarle los medicamentos que necesitaba. La mujer —entre incredulidad y desconfianza— comenzó a preguntarle por qué sabía su nombre, número de teléfono y que necesitaba un medicamento. Finalmente la señora accedió a recibirlo, así que Luis y otro voluntario salieron para su tercer día de entrega de medicinas en bicicleta. 

Cinco minutos después de dejar la sede de Convite, ubicaba en el municipio Sucre de Caracas, llegaron a la residencia de la señora, quien permanecía incrédula hasta que recibió sus pastillas. En ese momento rompió en llanto. 

Yo no puedo creer esto. Si tengo días sin tomar esta medicina, usted me llamó, en cinco minutos llegó y me la está regalando. Pero ¿qué es esto? ¿De dónde vienen ustedes?”, dijo la mujer entre lágrimas de felicidad.

El voluntario le explicó que ellos solo querían ayudarla y saber que estaba bien. La señora continuaba llorando mientras les ofreció café y algo de comer. Sin embargo, no pudieron aceptarlo, todavía tenían entregas por hacer. 

Esa experiencia marcó a Luis, quien no esperaba la reacción de la mujer. Desde ese día se dio cuenta de que la iniciativa que nació con el nombre de Bici+Care podría darle un poco de alegría a muchas personas.

¿Qué es Bici+Care?

Desde que el Covid-19 llegó a Venezuela, el trabajo de la ONG ha estado lleno de obstáculos: la cuarentena social, el cierre de vías y la falta de gasolina han dificultado la labor de quienes quieren ayudar a otros, por lo que la organización debe ingeniar mecanismos para seguir operativa. 

Cuando la escasez de combustible afectó directamente a Luis, él no se detuvo, agarró su bicicleta y la usó como método de transporte diario. Después de varios días analizó cómo podría ayudar a las personas mayores sin depender de gasolina y así surgió la idea de Bici+Care, que comenzó a operar el 1° de mayo. 

Es una iniciativa que supo responder a la coyuntura que atravesamos y con ella hemos podido atender a personas en el municipio Chacao gracias a una alianza que hicimos con su programa de servicios sociales”, explicó el director de Convite.

El personal de asistencia social de Chacao le informa a Convite quiénes son los adultos mayores, qué medicinas necesitan y en dónde están ubicados. Luego Luis revisa el inventario en el centro de acopio y llama a los voluntarios para que hagan las entregas. 

Foto: Cortesía

Hasta el momento, Bici+Care cuenta con seis ciclistas voluntarios, que dedican pocas horas a la semana para entregar estos medicamentos, mientras hacen actividad física. Gracias a la iniciativa, 78 adultos mayores fueron beneficiados en el mes de mayo y el activista espera que ese número siga en ascenso. 

¿A qué se dedica Convite?

Esta asociación civil lleva 12 años trabajando en la defensa de los derechos humanos de los venezolanos, con especial énfasis en los derechos de las personas mayores.

A través de varios programas, Convite apoya ancianatos y hospitales del país con donaciones de medicinas, insumos y otros requerimientos.

Además, trabajan con la documentación de violaciones de derechos humanos para denuncias ante instancias internacionales e informes anuales, con los que presentan un panorama general sobre la calidad de vida de las personas mayores en Venezuela.

En busca de más voluntarios

El director de Convite espera poder ampliar el programa de apoyo a personas mayores durante la pandemia, por lo que ha difundido un formulario para voluntarios que deseen ser parte de esta iniciativa. 

Los requisitos para participar son contar con una bicicleta, casco, ser mayor de 21 años, tener un smartphone o conexión a Internet y disponer de al menos dos horas diarias para visitar a los adultos mayores en sus casas. 

“La idea es que podamos hacer llegar sus medicinas de manera gratuita a los adultos mayores que están en situación de vulnerabilidad económica y evitamos que salgan a la calle y estén expuestos a las situaciones que derivan de la pandemia”, indicó el voluntario.

Foto: Cortesía

Luis aclaró que los recorridos desde el centro de acopio hasta los hogares de los beneficiarios no son largos y que ni siquiera llegan a los 10 kilómetros, por lo que el voluntario no resultará agotado en el trayecto. También insistió en que ayudar a estas personas resulta enriquecedor emocionalmente para todas las partes involucradas. 

Muchos adultos mayores la están pasando mal y se sienten solos. Yo creo que tenemos un compromiso ético con ellos, no nos gustaría que cuando seamos viejos se nos discrimine. Y creo que iniciativas como esta alimentan lo bueno y lo bonito de cada quien y no te imaginas lo que significa para ellos saber que alguien se toma la molestia de llamarlos o ir a su casa para saber cómo están y además que les den un medicamento” Luis Francisco Cabezas, director de Convite

Bici+Care le ha permitido a Convite una nueva forma de seguir ayudando, pero además ha funcionado para conseguir nuevos aliados en la defensa de los derechos de las personas mayores. El director de la asociación civil espera que los voluntarios logren crear un vínculo con las personas a las que apoyan y así puedan seguir brindándole cariño y alegría a los más vulnerables durante esta pandemia. 

Seguir apoyando

Convite ha estado trabajando con otras iniciativas durante la cuarentena, principalmente brindando insumos a ancianatos y hospitales, dos áreas críticas en medio de la pandemia por Covid-19.

La asociación ha entregado antibacterial en algunos ancianatos, con la finalidad de que las personas mayores puedan cumplir con la higiene de las manos, medida fundamental para evitar un contagio, aunque el centro no cuente con agua potable. 

“Queremos que se puedan preservar las medidas de bioseguridad para las personas mayores, especialmente porque sabemos que ellos son más sensibles a la letalidad del coronavirus”, explicó. 

Agregó que tienen otro proyecto en puerta para donarle tapabocas y guantes al personal médico de los hospitales y así aportar un granito de arena a quienes luchan en primera línea contra la pandemia. 

El pasado 29 de mayo, Día del Adulto Mayor en Venezuela, Convite realizó la presentación del Informe de victimización – Vejez en riesgo correspondiente al año 2019, en el que se registraron 411 muertes violentas de adultos mayores en el país. 

El documento refleja en qué formas le ha sido vulnerado el derecho a la vida a cientos de personas mayores. Algunas causas se refieren a violencia intrafamiliar, pero otras tienen que ver con falta de acceso a la salud pública. 

Luego de estos resultados, el panorama para el informe de 2020 no es alentador, pues este año viene acompañado de una realidad poco favorable para los adultos mayores: una pandemia que ha agudizado la emergencia humanitaria compleja en el país.   

Creo que este es el mejor momento para apoyarlos, porque de esta salimos solo si nos ayudamos unos a otros”, agregó.

Mientras tanto, Luis y los voluntarios de Convite continuarán firmes en su deseo de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores en el país y garantizar que sus derechos tengan el valor que merecen. 

Este artículo de El Diario fue editado por: José Gregorio Silva | Génesis Herrera.

Noticias relacionadas