• El equipo de El Diario conversó con Jaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela, sobre el contexto en el que fallecieron los trabajadores de la salud | Foto: Getty Images

La pandemia por covid-19 cobró la vida de 80 miembros del personal de salud nacional hasta el 19 de agosto. Esta cifra fue proporcionada por la organización no gubernamental (ONG) Médicos Unidos de Venezuela, que lleva un registro de los médicos, enfermeros y personal del sistema de salud afectado por el coronavirus en el país. 

La cifra total de fallecidos por covid-19 es de 317 en el territorio nacional, suministrada por el régimen de Nicolás Maduro hasta este 21 de agosto. Este número, en contraste con el total de decesos en el personal hospitalario, indicaría que la tasa de mortalidad de estos trabajadores esenciales es más alta que en otras naciones, es decir 25,23% de las muertes corresponden a trabajadores de la salud.

Para el 19 de agosto, José Manuel Olivares, diputado y comisionado especial en materia de salud del gobierno interino, estimó que la cifra total de fallecidos en el país por el virus podría ubicarse en 561, lo que significa que 14,2% de esas muertes corresponden a personal sanitario.

Un porcentaje alto en comparación con otros países de la región. Brasil registra hasta el momento una tasa de mortalidad de personal de salud de 0,2% (226 fallecidos), en Colombia es de 0,2% (42 fallecidos), en Perú es de 0,4% (125 fallecidos) y en Estados Unidos, epicentro de la pandemia, sería de 0,5% (alrededor de 900 fallecidos). 

Factores que influyen en el porcentaje

Jaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela, aseguró en entrevista con El Diario que varios factores propician que este porcentaje sea elevado. Detalló que la falta de preparación por parte del Ministerio de Salud y otros entes encargados de los hospitales afectó fuertemente al personal, que no contó con protección ni conocimiento suficiente cuando se registraron los primeros casos de covid-19 en el país. 

El médico recordó que en enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a los Ministerios de Salud del mundo sobre los contagios que se encontraban en gran parte de Asia y Europa. Lorenzo calificó estos avisos como unas advertencias para que los gobiernos del mundo se prepararan. 

El 27 de febrero de 2020 Médicos Unidos realizó una encuesta en los centros de salud venezolanos para evaluar la capacidad con la que contaba el sistema sanitario para enfrentar la pandemia.

Médicos venezolanos
Foto cortesía
blank
Allí hallamos que solo 15% de los servicios de Terapia Intensiva estaban operativos. Además, el sistema sanitario tenía ya un daño estructural fuerte por la emergencia humanitaria compleja y también lidia con el déficit de personal como producto de la migración forzada”, indicó el vocero de la ONG.

Estas fallas hicieron que la pandemia atacara fuertemente al sector salud, a pesar de que durante los primeros tres meses (marzo, abril y mayo) Venezuela se mantuvo con cifras de contagios por coronavirus bajas, de acuerdo con el régimen de Nicolás Maduro. 

“Durante ese tiempo la vocería de Maduro siempre sostuvo un discurso de triunfalismo e insistía en que la curva estaba aplanada. Esta posición fue muy parecida a la que tuvo el gobierno de Italia, que no mostraba la magnitud real de la pandemia en el país. Cuando esa información fue revelada la población entró en conciencia”, indicó el médico. 

A juicio del especialista, este mensaje y la falta de información y educación sobre el coronavirus y su prevención influyó en que la población relajara sus medidas de cuarentena. Esta falta de precaución y la necesidad de muchos venezolanos de salir a conseguir el sustento diario se convirtió en un aumento progresivo de los casos positivos de covid-19. 

Exposición constante 

El repunte de los casos positivos significó la hospitalización de cientos de pacientes diarios con o sin criterios de ingreso a los hospitales. La presencia de pacientes asintomáticos en los centros de salud aumenta el tiempo de exposición de los médicos, enfermeros y personal obrero con el virus y los coloca en mayor riesgo. 

Este incremento en el tiempo de exposición implica que el personal de los centros de salud debe contar con el material de protección suficiente y los protocolos adecuados para evitar contagiarse. Ambas medidas no se cumplen por completo en todo el territorio nacional.

blank
Foto: Presidencia Venezuela
blank
Nosotros hicimos una entrega de material de protección con varias organizaciones a un hospital de Barquisimeto y nos dimos cuenta de que ahí el director creó un mecanismo de protocolización en el hospital muy bueno y solicitamos la información de cuánto personal se ha contagiado y es bajo. Eso es lo que se tenía que hacer en todos los hospitales: dar los equipos de protección, educar al personal y velar por que se cumplan los protocolos”, explicó el médico Jaime Lorenzo.

El especialista agregó que cada vez que un médico o enfermero entra a una sala con pacientes positivos por coronavirus, debe cumplir un protocolo estricto para ponerse el traje de bioseguridad. Un error en ese proceso podría perjudicar la salud del personal sanitario. 

El proyecto de cinco merideños para proteger a los médicos venezolanos
Foto cortesía

Fuera de los centros de salud, el personal sanitario también se mantiene expuesto en medios de transporte y mercados, abastos y farmacias. 

“Las autoridades del Hospital Central de Maracay habilitaron un transporte para el personal de salud. Eso está muy bien porque ellos necesitan llegar a su lugar de trabajo. Pero el problema es que consiguieron pocas unidades y los trabajadores van aglomerados. Estas situaciones nos dicen que no se ha cumplido con la labor de educar a la gente en materia de prevención”, añadió.

Grupo etario

El director de Médicos Unidos de Venezuela aseguró que buena parte del personal de los hospitales pertenecen a un grupo etario más susceptible a los efectos del covid-19 (mayores de 60 años de edad). Lo que los hace más propensos a desarrollar síntomas graves y posteriormente fallecer.

Este personal mayor de 60 años es en su mayoría de médicos, aseveró Lorenzo. Son especialistas titulares y se encargaban de formar a la generación de relevo.

“Otro factor que está afectando a esta población es que muchos de ellos ya presentaban comorbilidades como hipertensión, diabetes, cáncer o trasplantes renales”, añadió el médico.

El representante de Médicos Unidos advirtió que tanto los médicos mayores como los jóvenes se están contagiado y manifestó su preocupación por el alto número de especialistas jóvenes que luchan por su vida. Pues aseguró que ellos representan el futuro de la medicina venezolana.

Retrasos en los reportes de contagios 

Jaime Lorenzo considera que los reportes diarios de contagios por coronavirus tienen un retraso importante. Esto significa que el número total de positivos y muertes por covid-19 es mayor a los registrados por el régimen de Maduro. 

La razón de este retraso se debe a la baja capacidad diagnóstica del país. Hasta el momento solo se confirmó que el laboratorio del Instituto Nacional de Higiene es el único en procesar pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés). Esto a pesar de que el régimen anunció la habilitación de otro en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). 

blank
Actualmente un resultado de una prueba PCR en Caracas tarda entre 15 y 20 días. Si hay un solo laboratorio y se toman muchas más pruebas todos los días que se procesan por orden de llegada, esto hace que haya un retraso en el diagnóstico”, indicó el especialista.

Lorenzo recordó que en 2015 el Instituto Nacional de Higiene informó que contaba con un laboratorio de salud pública en cada estado. Por esto sugirió poner esas instalaciones operativas para agilizar las pruebas. 

El director de Médicos Unidos explicó que muchas muertes no son reportadas por el régimen de Nicolas Maduro hasta que llega el resultado positivo de la PCR. Asegura que muchas de las actas de defunción de pacientes con covid-19 no pueden reflejar esa enfermedad como causa de muerte hasta que los resultados lleguen al centro de salud. 

El registro de Médicos Unidos de Venezuela 

Cuando Médicos Unidos comenzó a registrar las muertes del personal de salud por covid-19, su directiva decidió establecer los criterios médicos que les parecieron pertinentes. Esto a pesar de que estas cifras no coincidían con los reportes del régimen. 

Jaime Lorenzo, director de la ONG, reveló que el registro de fallecidos de la organización se basa en tres criterios. El epidemiológico, el clínico y el de la evolución del paciente. 

El criterio epidemiológico consiste en una serie de preguntas sobre el lugar de procedencia del paciente y los contactos que ha tenido. El criterio clínico se establece a través de preguntas sobre los síntomas. El último criterio llega luego de los resultados de la evaluación médica, que puede estar acompañada de radiografías y tomografías. 

Lorenzo agregó que muchos de los resultados de las PCR llegan luego de que los trabajadores o profesionales de la salud ya fallecieron. Por esto no figuran en el reporte del régimen. 

Médicos
Foto cortesía

“No nos llamen héroes”

Aunque es difícil precisar el porcentaje real de fallecidos, es un hecho que 80 trabajadores de la salud han perdido la vida luchando contra el coronavirus en Venezuela. Actualmente sus compañeros continúan en la primera línea de batalla, pero el vocero de Médicos Unidos asegura que esta guerra no podrán ganarla sin la ayuda de toda la población.

“Pedimos que no nos llamen héroes, porque nosotros no queremos serlo. Queremos que los ciudadanos se conviertan en héroes de la derrota de esta enfermedad. ¿Cómo lo hacen? Es muy fácil, sigan las normas básicas: protección personal, distancia social y lavado de manos continuo para protegerse y a su familia”, insistió.

El médico expresó que con la ayuda de la ciudadanía los contagios podrían disminuir. Esto haría menos riesgoso el trabajo del personal de los hospitales que, hasta ahora, carece de los implementos suficientes para vencer la pandemia. 

Noticias relacionadas